Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Eduardo Punset: "El amor dura un año; lo que perdura es la empatía"

Leer o escuchar a Eduardo Punset es una delicia, no sólo por la calidez de su voz, sino por la forma que tiene de abordar temas tan complejos como el de la razón, los sentimientos, las emociones, la juventud y la vejez. Reflexiones que hace sobre aspectos de la vida que él va desgranando con tacto, con conocimiento y con sabiduría, en su primera novela, 'El sueño de Alicia'. Un libro de obligada lectura en el que nos desvela algunos de los secretos de nuestra mente. Charla en esta entrevista con Rosa Villacastín.

Leer o escuchar a Eduardo Punset es una delicia, no sólo por la calidez de su voz, sino por la forma que tiene de abordar temas tan complejos como el de la razón, los sentimientos, las emociones, la juventud y la vejez. Reflexiones que hace sobre aspectos de la vida que él va desgranando con tacto, con conocimiento y con sabiduría, en su primera novela, 'El sueño de Alicia'. Un libro de obligada lectura en el que nos desvela algunos de los secretos de nuestra mente. Charla en esta entrevista con Rosa Villacastín.

1 de 9
Eduardo Punset, su lado más íntimo

-¿Por qué una novela y no un libro sobre economía o ciencia?
-Porque estamos en un momento en el que la gente se ha dado cuenta de que la razón es tan importante como la intuición. A mí me para gente en la calle llorando para darme las gracias por haberle devuelto la confianza en eso tan sutil que es la intuición. La intuición en el cerebro es tan importante como la razón.

-¿Esos descubrimientos explicarían el éxito de su programa de televisión, 'Redes'?
-Sí, porque, durante todos estos años en televisión, he estado entrevistando a personajes que saben de cosas a las que no les prestamos atención por su complejidad y que son las que nos permiten avanzar en el conocimiento un poco más cada día.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
La entrevista

-¿El corazón manda sobre la razón?
-Ahora se ha descubierto que unas milésimas de segundo antes de que tomemos una decisión, el cerebro ya la ha tomado. La realidad, Rosa, es que no sabemos nada de lo que nos pasa por dentro.

-Hábleme de la felicidad. 
-El 99% de todo lo que pensamos tiene que ver con aquello que nos puede hacer felices, porque ser felices tiene una importancia enorme.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
La entrevista

-¿Por qué la experiencia está tan denostada?
-Uno de los grandes descubrimientos es el valor de la juventud y no tanto el del pasado o el de la experiencia. Ahora se está estudiando mucho sobre los recuerdos, y se ha descubierto que sirven para muy poco a la hora de configurar los trazos firmes de la memoria. Y que para lo único que sirve la memoria es para tener una visión más amplia de nuestra vida.

-¿El amor tiene fecha de caducidad?
-Dura más o menos un año. Lo que dura es la empatía, por eso hoy podemos decir que, gracias a que sabemos eso, la violencia es menor de lo que era en el siglo XX. Los índices de violencia a nivel planetario están disminuyendo y el nivel de empatía está aumentando.

-¿El conocimiento nos permite ser más felices?
-Sí, porque nos hemos dado cuenta de que el conocimiento sin entretenimiento no sirve. Es decir, nos interesa conocer aquello que nos divierte, que nos distrae, ya que difícilmente el conocimiento puede salir de la pura soledad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
La entrevista

-¿Vivir más nos hace más sabios?
-No. Si hay un problema del que no nos hemos ocupado es del de la vejez. ¿Por qué? Porque no hemos sabido percatarnos de que la esperanza de vida aumenta unos dos años y medio cada ocho. Eso es mucho, porque vivimos 20 o 30 años más y nadie se ocupa de ese problema por mucho que haya avanzado la medicina. Yo siempre digo que es mejor una mano amiga que un fármaco. Es algo que está por abordar, porque de cara al futuro va a ser mucho más difícil distribuir el trabajo que la riqueza. Y en cambio es más necesario lo primero que lo segundo.

-Que se lo pregunten a los jóvenes, con un futuro tan incierto.
-Una de las consecuencias que comporta esta crisis es la educativa porque no estamos seguros de que estemos enseñando las competencias que son necesarias para encontrar trabajo.

-¿Qué es lo más grave de todo esto, además del paro?
-La desaparición del estado del bienestar, que de cara al futuro es fácil vislumbrar en países como España.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
La entrevista

-No dibuja un futuro muy halagüeño.
-Comprendo que es difícil de asumir pero es verdad. Ahora se dan soluciones fáciles que desaparecerán porque todo está por hacer. ¿Cómo vamos a pasar de un estado a otro? Sólo con el esfuerzo de todos, sin excepción. Y darse cuenta de que el gran pecado que hemos cometido es habernos olvidado de los jóvenes por no habernos ocupado más de su educación, ni de incorporarles al quehacer cotidiano.

-¿Por qué esa desafección si sabemos que ellos son el futuro?
-No lo sé, pero es una gran verdad.

-¿La religión sigue siendo el opio de los pueblos?
-Una de las cosas que más necesitan una reforma es la religión y su desaparición de los centros de poder.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
La entrevista

-Tiene tres hijas, ¿alguna sigue sus pasos profesionales?
-Elsa. Otra es artista, nació y vive en Francia, y la tercera, Carolina, nació en Washington y se dedica a la política (es concejal de medioambiente en Altea). Yo pertenezco a una generación que ha estado cercana con otras cuestiones que no eran las familiares ni las educativas. Estábamos obcecados en sacar el país adelante, en modernizar sus estructuras. A veces no me creen cuando digo que he ido al cine por primera vez hace menos de un año. Y digo la verdad.

-¿Se arrepiente de no haberles dedicado más tiempo?
-Ya no puedo dar marcha atrás, lo único que puedo hacer ahora es no seguir cometiendo los mismos errores de antaño, pero es muy difícil no cometerlos porque no estamos experimentados.

-¿Qué consejos le da a la que se dedica a la política?
-Ninguno. Va a seguir adelante de todas formas. Pero es una belleza descubrir que hay una parte de los jóvenes que están decididos a que mejoren las cosas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
La entrevista

-Tuvo cáncer, ¿la actitud ante la enfermedad es importante?
-Lo importante es la capacidad que tenemos para incidir sobre los circuitos cerebrales.

-¿Le pesan los años?
-Pesan en el sentido de que debiéramos aceptar lo que implica físicamente, especialmente las mujeres, a las que les cuesta asumir que el cuerpo cambia porque a partir de los 50 hay un movimiento de grasas que se considera “contraproducente”, pero no lo es. Está demostrado que con la edad somos más inteligentes.

 -¿La curiosidad es el mejor fármaco contra la vejez?
-Es vital. Y es la única fuente del conocimiento, porque sin curiosidad no hay búsqueda y no hay felicidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
La foto favorita de Eduardo Punset

"Es de 1964, ante los micrófonos de la BBC de Londres, mi primer trabajo", nos cuenta el divulgador científico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Ficha y firma de Eduardo Punset

Nació: En Barcelona el 9 de septiembre de 1936. Hijo de un médico de Tarragona, realizó el bachillerato a comienzos de los sesenta en Los Ángeles, donde aprendió a hablar inglés y francés. Es padre de tres hijas.

Profesión: Jurista, escritor, economista y divulgador científico, fue ministro de la UCD durante la transición democrática, y más tarde del CDS liderado por Adolfo Suárez. También militó en el PC, donde coincidió con Jorge Semprún.

Trabajo: Desde 1996 dirige y presenta el programa 'Redes', en La 2. Está entre los diez intelectuales más influyentes de Iberoamérica y es presidente de la fundación que lleva su nombre. Ha recibido numerosos premios y acaba de escribir su primera novela, 'El sueño de Alicia' (Ed. Destino), en la que invita a superar la frontera entre la razón y la emoción.

Enfermedad: En 2007 le detectaron un cáncer de pulmón del que está totalmente recuperado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo