Antonio Orozco, orgulloso de su hijo: ''Es un cabrón''

El cantante visitó 'El Hormiguero' y desveló algunos aspectos de su vida personal y profesional.

El pasado martes, 'El Hormiguero' recibió la visita de Antonio Orozco, quien en estos momentos triunfa con la nueva edición de 'La Voz Kids' a la espera de que dé comienzo el próximo mes de septiembre su nueva gira, 'Único. Segunda temporada'.

Fiel a su estilo directo y desenfadado, el cantante habló de su carrera profesional, pero también abordó algunos temas de su vida íntima, como la relación que mantiene con su madre y con su hijo. Además, desveló alguna que otra anécdota, como cuando estuvo a punto de enemistarse con Luis Fonsi… ¡por bocazas!

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Nada más sentarse en la mesa para ser entrevistado, el artista mostró su disgusto. "Estoy un poco mosqueado. Estaba ahí detrás esperando mi turno y en el monitor que tenéis habéis puesto una foto mía que salgo muy desfavorecido… Y es evidente que tengo un atractivo que explotar. Por si fuera poco, luego habéis puesto una de Mario Casas en la que salía muy guapo", se lamentaba entre risas.

"Ay, Pablo, mi hijo es un cabrón", con estas palabras se refería a su único hijo cuando Pablo Motos le preguntó por el pequeño Jan, de 9 años. Tras la broma y al ver que tal vez no debería de haber dicho eso, el intérprete se dispuso a pedir disculpas a la audiencia: "Perdona que es verdad que estamos en horario infantil".

"Voy a corregir: mi hijo es una sorpresa tras otra, es un delirio. Pablo [López] dice que estamos todavía a tiempo de eliminarlo. No le hace mucha ilusión mi música. Pero sí se mete en todo lo que hago. Me dice: yo aquí metería unas trompetas, le metería un crescendo…", señaló para matizar sus palabras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Y es que el programa emitió un vídeo en el que aparecía el pequeño desenvolviéndose a las mil maravillas con una mesa de mezclas, algo que llenó de orgullo a su famoso padrazo. "Mi hijo no se sube por las estanterías de casa porque con esto del mundo digital los libros están desapareciendo. Pero le encanta leer y se pasa todo el día con el iPad arriba y abajo", confesó con una sonrisa en la cara.

Sobre su madre desveló que sigue levantándose a las siete de la mañana para ir a trabajar y así recordarle a su hijo la importancia del esfuerzo para salir adelante. "Mi madre es el mejor espejo en el que me haya podido mirar", sentenció.

"Mi madre quiere ser telonera de mi gira", dijo el artista de manera irónica. "Me están haciendo ofertas serias para llevar a mi madre a televisión. Está en competencia directa con la madre de Pablo López. Lo mismo pueden hacer un dúo televisivo".

Orozco pasó una época en la que tuvo graves problemas económicos, por ello, ha aprendido a darle al dinero la importancia justa. "El dinero va y viene y es lo menos importante. Está feo que yo lo diga, pero a más indiferencia al dinero, más felicidad en la vida. La importancia del éxito en sí mismo es poder elegir y tener muy claro que uno debe ser dueño de uno", remarcó.

De hecho, para no olvidar nunca los momentos de 'vacas flacas', tiene un recordatorio bien presente presidiendo el salón de su casa: un gran cuadro con una tarjeta de crédito en medio. "Todo el mundo pensará que soy gilipollas, pero me la regaló un colega cuando me fui a hacer las Américas cuando estábamos tiesos de dinero. Con esa tarjeta podía entrar en las áreas de descanso no sólo para echarme una siesta, sino para cogerme algún que otro bocadillo. Es una forma de no olvidarse nunca", explicó.

El artífice de 'Estoy hecho de pedacitos de ti' también contó una divertida anécdota relacionada con Luis Fonsi, del que, durante una entrevista, desveló sin querer el sexo de su primera hija, Mikaela López-Cepero.

"Yo había estado con él en Miami y me lo había contado. Al día siguiente viajé a México y durante una entrevista en televisión me preguntaron que qué tal estaba Fonsi. Y yo, sin ninguna maldad, les dije que fenomenal porque claro, esperando una niña". Acto seguido cortaron el programa para irse a publicidad y empezó a notar el nerviosismo en plató. "Había soltado la exclusiva del año y no lo sabía. Le llamé para pedirle perdón y me dijo que no pasaba nada, así que le contesté que no me contara nada importante de su vida nunca más, por si acaso".

Publicidad - Sigue leyendo debajo