Ana Rosa Quintana: "Compraría tiempo para estar con mi familia"

La presentadora celebra 12 años con su programa y nos cuenta cómo lo compagina con su día a día familiar.

image

Tres aniversarios merecían esta entrevista. La periodista acaba de celebrar sus 61; su programa sigue líder después de 12 temporadas y su revista, 'AR', ya lleva 15 años en los kioscos.

Una de las mejores etapas de su vida

Acaba de superar los 3.000 programas del espacio que lleva su nombre en Telecinco y que está en su temporada 13: "Un número que me gusta", nos dice. Su revista 'AR' lleva quince años en el quiosco. Quedamos con Ana Rosa Quintana en la que es, sin duda, una de las mejores etapas de su vida. Su programa está más que consolidado y se mantiene imbatible. Su hijo mayor, Álvaro, fruto de su matrimonio con el también periodista Alfonso Rojo, se casó el verano pasado; es plenamente feliz con su marido, Juan Muñoz, con quien tiene dos hijos mellizos, Juan y Jaime… Como ella misma nos dice, "tienen la misma edad que mi programa. A ellos los he visto crecer y al programa, gracias a Dios, también".

1 de 11
Su risa, una de sus señas de identidad

En este momento de su vida respira "buen rollo" y ganas de vivir. Su risa, contagiosa, domina nuestra conversación, al igual que ocurre cada mañana, en Telecinco, donde esa carcajada sana se ha convertido en una de las señas de identidad –y autenticidad– de su programa: "No sé si es una de las señas de mi identidad… pero sí sé que es de verdad. A mí se me nota todo. Cuando estoy contenta, cansada, triste, todo el mundo lo nota. Tampoco intento fingir". Nos fiamos y, a tenor de lo que vimos en las horas que estuvimos con ella para esta entrevista –sincera, profesional y personal– y fotos exclusivas, Ana Rosa está pletórica. Y con ganas de hablar...

2 de 11
"Leo todas las semanas que me van a quitar el trono"

Empecemos por hablar de tus éxitos. ¿Te dan vértigo?
Doce años, trece temporadas... ¿Vértigo?, no al revés. Lo que me parece es increíble, porque conozco el medio y sé cómo es la tele.

 ¿Hay veces que piensas "y si esto se acaba"?
No lo pienso: sé perfectamente que se va a acabar. Lo que espero es que la decisión la tome yo.

¿Cuántas veces has tenido que leer "fulanita de tal quita el trono a Ana Rosa"
Lo leo todas las semanas. Pero tampoco tiene mayor importancia: al final los datos son eso, datos objetivos; lo otro son interpretaciones.

3 de 11
"Hubo una crisis tremenda con lo del libro"

Hace tiempo dijiste que gran parte de la fórmula del éxito es no tener miedo de rodearse de personas que sean más válidas que uno…
El equipo es fundamental. Y la tele requiere realmente ese trabajo de equipo. Yo no sería nada sin los reporteros, sin los periodistas, sin los directores… Pero tampoco sin los técnicos. Cuando te sientas en el plató y se enciende la cámara estás sola, pero dependes de mucha gente. Dependes de que tu equipo te quiera. Al final es eso.

Sin pensarlo, a bocajarro, dinos uno de tus mejores momentos profesionales y uno de los peores.
Lo que más me ha ayudado en mi vida profesional ha sido Antena 3 Radio. Fue un punto de inflexión. Momentos malos ha habido muchos, pero hubo una crisis tremenda con lo del libro. Si no llego a ser una persona fuerte, psicológicamente hablando, hubiera sido, no sé… quizá –se para un rato a pensar–, si me hubiera rendido, estaría ahora haciendo otra cosa. Pero no me rindo nunca.

4 de 11
"No participaría en un reality por pudor"

La televisión es un medio fascinante, pero que lleva consigo las consecuencias de la popularidad…
Pero eso no es malo, la  popularidad como la puedo tener yo: La gente es cariñosa, te conoce y te ve como una amiga, una vecina; como a alguien de su familia.

Tienes un punto supersticioso con tus amuletos, como tus piedras de cuarzo, tu Virgen…
¡Oye: mi Virgen no es un amuleto! ¿eh? Mi Milagrosa me acompaña desde niña. ¿Mi cuarzo? Pues es superstición buena… Sólo soy supersticiosa de cosas que me dan buena suerte.

Hoy la tele se ha convertido un poco en la vida en directo, sin embargo, te has mantenido al margen…
Es un género nuevo, que me parece muy inteligente. Otra cosa es que tú quieras o no quieras participar de ello. A mí me gustan los realitys, pero yo no participaría, por pudor.

5 de 11
"Los sábados voy a la compra y estoy con mis hijos"

Tu programa es un contenedor por el que pasan desde presidentes de Gobierno a concursantes de 'Gran Hermano'. ¿Alguna vez has pensado que vas a terminar loca con tantos cambios?
No –risas–. Pero en la familia, en el grupo de amigos, ¡también hay de todo! Tenemos de todo alrededor y en mi programa, pues igual. Uno puede leer por la mañana poesía y luego ver una telenovela; o leer Diez Minutos y a Proust.

 ¿Cuál es el político que más te ha costado llevar al programa?
A Felipe González.

 ¿Crees que eres como sales en pantalla?
Yo creo que sí. ¿Acaso en quince mil horas de directo hay alguien que sea capaz de estar manteniendo una impostura?

¿Aceptas un reto de Diez Minutos?
Dime… –voz y cara resignada–

Vamos a mostrar a nuestros lectores la Ana Rosa que no se conoce. ¿Cómo te vistes un sábado por la mañana?
Pues normal –risotada–. Con un zapato que no sea alto, porque suelo salir con mis hijos o irme al campo. Vaqueros, camiseta, una cazadora. No me maquillo. Y hago una vida como todo el mundo: me voy a la compra… Lo normal…

6 de 11
"Juan, mi marido, no cocina, pero es un buen pinche"

¿Te gusta ir a hacer la compra?
Me encanta. Cuando estoy en Madrid los sábados por la mañana voy. Pero vamos la familia, mi marido también viene. Nos tomamos una cervecita, bueno, el ritual… –de nuevo, gran carcajada.

¿Quién cocina mejor, Juan o tú?
Juan no cocina nada… No sabe… Es un buen pinche, eso sí.

Tu ensaladilla rusa es de las cosas más cotizadas en tu casa…
Siempre me piden la receta. Pero hay algo que es la mano… Tú puedes dar los ingredientes, pero depende, por ejemplo, de la mayonesa. Y eso ya te cambia todo.

¿Nos la das?
Sí, es muy fácil. Le pongo muy pocas cosas, no me gusta la ensaladilla con guisantes o muchas cosas: patata, no cortada ni muy pequeña ni deshecha, huevo duro, gambitas y muy poquita zanahoria cortada muy chiquita para que le dé el dulzor, y mayonesa casera. ¡Ya está! No tiene ningún misterio, pero… ¡a mí me sale mejor que a nadie!

7 de 11
"Creo que Juan y yo hacemos un buen equipo"

Juan es un puntal básico en tu vida.
¡Y yo de él también! –nos dice riendo–. Creo que juntos hacemos buen equipo.

Dices que Juan no cocina, pero ¿sois una pareja que os distribuís los trabajos domésticos al margen de que tengáis ayuda?
Él es muy ordenado y yo muy desordenada. Y sí, se ocupa muchísimo de todo. De los niños, de los deberes, del colegio. Nos ocupamos de todo los dos. Pero a Juan le gusta mucho la casa. Hacemos obras todo el rato –estalla en risas–. Cuando terminamos una, ya está pensando en otra.

De las tareas que implica una casa, ¿qué es lo que más te gusta hacer y lo que realmente odias?
La cocina es lo que más me gusta; y lo que más odio es limpiar el polvo. Es más –baja mucho la voz– yo creo que… cuando no hay ayuda en casa, lo soplo de vez en cuando...

La revista 'AR' cumplió a finales de 2016 quince años en los quioscos.

8 de 11
"Mi hijos estudian en inglés y ya tienen mucho más nivel que yo"

¿Eres o has sido una madre estricta o más bien consentidora?
Intento que los niños sean felices, pero también que sean personas conscientes de dónde están, que sean educados y buena gente. Con mucho debate, pero hay que marcarles el camino.

¿Haces los deberes con ellos o te desesperas ante una raíz cuadrada?
La raíz cuadrada yo ya ni sé lo que es: de eso se ocupa Juan, que para eso es ingeniero y le encantan las matemáticas. Yo les ayudo, pero, ellos ya estudian en inglés y ya tienen mucho más nivel que yo. Les ayudo en todo lo que es en español.

 Juan y Jaime aún no están en edad, pero con Álvaro ya lo viviste: ¿cómo llevas cuando empiezan a salir por la noche?
Pues como todas la madres: fatal. Hay una etapa que es que no duermes hasta que los niños tienen dos años por lo menos, y dejan de despertarse por la noche. Luego duermes a piernas suelta. Después empieza otra etapa en la que vuelves a no dormir, porque empiezan a salir. No puedes evitar estar preocupada, y no duermes hasta que no llegan y los ves. Pero tampoco puedes agobiarles. Es una etapa complicada. Luego, cuando ya los ves más hechos, ya te relajas otra vez.

9 de 11
"Me gusta poner mis semilleros, coger mi lechuguita y comérmela"

¿Eres de las que piensas "yo también lo hice"?
¡Pues claro! Pero una cosa es lo que tú has hecho… y precisamente porque lo has hecho, sabes los peligros que tienen ellos.

Más de una vez has hablado de que te encanta tu huerta en la finca de Extremadura, ¿es 'postureo' o de verdad te manchas las manos en la tierra?
Pues sí, me gusta. Evidentemente, ¿todos los días? Pues no, porque estoy aquí haciendo 'unas horitas de televisión'. Pero los fines de semana sí: me gusta plantar, poner mis semilleros, coger mi lechuguita y comérmela.

La tele, quieras o no, exige cuidar tu imagen. ¿Los días que no tienes programa o cuando estás de vacaciones, eres coqueta?
Creo que soy coqueta siempre. Lo que pasa es que es otro tipo de coquetería. A lo mejor ir con la cara lavada también es un ejemplo de coquetería… ¡Y de valor! ­–grandísima carcajada–.

10 de 11
"Intento llevar una dieta sana, pero como de todo"

Al margen de la ropa que usas para temas de trabajo, ¿eres muy 'gastona' para temas tuyos?
No, nada. Soy bastante austera.

¿Estás dispuesta a todo por estar estupenda?
Pues dilo tú: si yo salgo, si como o no como; bebo o no bebo –dice entre grandes risas de nuevo–. Hombre, intento cuidarme, evidentemente, pero no voy a sacrificar mi vida… porque también piensas que no es necesario. Intento llevar una dieta sana, pero como de todo, salgo, me río… tengo 'la curva' ya desde hace un tiempo; lo de 'la línea' ya… No hay que vivir un sacrificio, porque no te amargas tú, sino que amargas a todo el mundo.

 ¿Qué opinas de esas personas que están tan obsesionadas, todo el día operándose?
Pues me parece bien, que cada uno haga lo que quiera. A lo mejor si yo no tuviera un programa de televisión todos los días también me hacía alguna cosita… ¡Es por falta de tiempo!

 ¿Cuál es tu sueño secreto? Eso que te encantaría hacer y no puedes o no te atreves…
Nada. ¿Qué me gustaría tener? Pues compraría tiempo, para mi familia y mis amigos. Para mí, para viajar. Pero poco más, tengo una vida que me gusta.


Texto: Nacho Fresno.
Fotos: Antonio Terrón.
Estilismo: Miguel Ángel Nicolás.
Maquillaje y peluquería: Lola Viraz.
Agradecimientos: Hotel Iberostar Las Letras.

11 de 11
Publicidad - Sigue leyendo debajo