Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

María Teresa Campos cuenta por qué no quiere casarse de nuevo

La presentadora se sincera con Bertín Osborne y le confiesa cómo llegaron Terelu Campos y Rocío Carrasco a televisión.

La ausencia de Edmundo Arrocet, las lágrimas al hablar de Jesús Hermida y la emoción al recordar a su fallecido marido fueron algunos de los momentos más destacados que la presentadora dejó en su paso por 'Mi casa es la tuya'.

1 de 10
Su entrevista más sincera

Poco a poco María Teresa Campos va volviendo a televisión tras el ictus que sufrió el pasado mayo. Su última aparición en la pequeña pantalla ha sido en el programa 'Mi casa es la tuya', donde la presentadora ha hablado sin tapujos de todas las facetas de su vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
La mansión de María Teresa

En esta ocasión, Bertín se trasladó a la casa de su invitada. La entrevista comenzó con la 'pareja' sentada en el sofá que la presentadora tiene junto a la piscina climatizada. Hace dos meses, María Teresa  ganó un recurso ante Hacienda y ya puede decir que la casa es completamente suya. "Yo me conocía, el dinero se me iba, y dije 'meto el dinero en esta casa'. Aquí está el trabajo de mi vida, a ver si saco algo", afirmaba.

La presentadora ha puesto a la venta esta casa, valorada en 4,3 millones de euros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
La muerte de su marido

María Teresa también habló sobre la muerte de su marido, José María Borrego, y padre de sus hijas, Terelu y Carmen. "Lo que pasó fue muy duro y triste. Yo estaba en Madrid y ya no estábamos juntos. Nunca he hablado de ese tema por personas de la familia que no quieren que lo haga. Me tocó la china, a mí y a mis hijas. Él decidió irse, y yo lo pasé muy mal"", se ha sincerado emocionada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
¿Planes de boda?

El gran ausente de la noche fue Edmundo Arrocet, que no estuvo físicamente pero del que si hablaron. Bertín quiso saber si María Teresa  tenía planeado volver a casarse y esta fue su respuesta:"Si tú quieres formar una familia y tener hijos entiendo perfectamente que te cases, pero yo no veo necesario que Edmundo y yo lo hagamos".

Con total sinceridad, María Teresa explicó: "Soy consciente de la edad que tengo y que no me queda mucho, veo ridículo casarme a estas alturas".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Sobre Jesús Hermida

María Teresa comenzó su andadura en televisión de la mano de Jesús Hermida. La presentadora se emocionó al hablar del que fuera su jefe: "De sus enfermedades él nunca ha hablado. Creo que tuvo lo mismo que yo. Le afectó un poco más, espero que Begoña no se enfade porque yo lo diga, y gracias a esa mujer maravillosa que es Begoña, él volvió a hablar. Fue cuando hizo la entrevista del Rey".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
La llegada de Terelu a televisión

También dejó claro al presentador que ella no "enchufó " a su hija Terelu en televisión. "Lo considero injusto. No he sido yo quien decidió darle trabajo a mis hijas", declaró la presentadora, que explicó cómo llegó Terelu a la tele.

"Que Terelu trabajara conmigo lo decidió Hermida. Ella venía conmigo a la radio después de trabajar en Málaga. De Málaga se cansó, quería volver a Madrid y se venía al programa. Un día me puse yo a hacer un serialillo y Jesús me preguntó que qué hacía mi hija en ese momento y la puso a hacer llamadas a artistas invitados para que participaran en el programa. Así empezó Terelu", ha contado la malagueña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Tampoco 'enchufó' a Rocío Carrasco

"Es como lo de Rocío. Todo el mundo se cree que yo he metido a Rocío porque me dijo algo su madre. Jamás. Nunca me dijo nada. La que mete en televisión a Carrasco es Televisión Española con 18 años a presentar un desfile y después le dan un programa en Telecinco con el padre Apeles. La gente decía que lo mejor del programa es la niña", ha especificado María Teresa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
"Soy una privilegiada"

María Teresa también habló del ictus que sufrió el pasado mayo. "Yo casi me había diagnosticado lo que me pasó. No con la palabra ictus, si no 'me va a dar algo en la cabeza'", afirmaba. "Si llega a pasar media hora más, yo estaría en este sofá, pero no hablando contigo. Soy una privilegiada de la vida", le ha confesado a Bertín.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Lo importante de la vida

Lo que sí tiene claro María Teresa Campos es lo que la enfermedad le ha enseñado: "A tomarme las cosas no tan a pecho y que lo importante es vivir".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Deseando regresar a la tele

La presentadora ha explicado que decir adiós a su programa '¡Qué tiempo tan feliz!', le afectó sobre todo "al ánimo". 

"Yo pienso que cometí el error de no decir las cosas antes de que ocurriera eso. No hice lo que tenía que hacer en su momento. Soy muy cobarde, cosa que la gente no sabe", ha aclarado María Teresa, que se deshizo en piropos con su jefe, Paolo Vasile, por el apoyo que ha tenido de él durante su enfermedad.

La malagueña también dejo claro su deseo de volver a la tele: "No veo el momento de salir de estas cuatro paredes, pero tengo que volver con un formato adecuado y en un sitio adecuado".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo