Anna Allen: siguen saliendo a la luz más trapos sucios

Tras descubrirse que sus éxitos en Hollywood y fuera de España eran un montaje, el pasado de la actriz Anna Allen ha comenzado a perseguirla: acusó a un hombre de haberla violado y perdió el juicio; fue portada de la edición española de 'Playboy' y su casera ha hablado de ella para decir que "es una embaucadora profesional".

Tras descubrirse que sus éxitos en Hollywood y fuera de España eran un montaje, el pasado de la actriz Anna Allen ha comenzado a perseguirla: acusó a un hombre de haberla violado y perdió el juicio; fue portada de la edición española de 'Playboy' y su casera ha hablado de ella para decir que "es una embaucadora profesional".

1 de 6
Anna Allen, siguen saliendo a la luz más mentiras

Anna Allen sigue desaparecida. Desde que hace poco más de una semana fuera puesta al descubierto la vida de éxito que la actriz se había inventado gracias a sus fotomontajes a través de las redes sociales, la actriz no ha dado la cara ni ha ofrecido explicación alguna.

Quizá su actitud se deba a que prácticamente cada día continúan saliendo datos de su vida que siguen poniéndola en entredicho, algunos de ellos muy duros.

Entre las cosas nuevas que se han descubierto de la que fuera actriz de 'Cuéntame' se encuentra una acusación de violación, una portada de una revista erótica, o las nuevas declaraciones de la gente que la conocía en su día a día que la tachan de "embaucadora profesional", así como la entrada en escena de su mánager Mar Rodríguez, a quien se acusa de haber llevado a la actriz a inventarse sus éxitos internacionales y su vida de celeb en el extranjero.

2 de 6
Una falsa violación

Una de las últimas cosas que se han descubierto es que Anna acusó a un hombre de violación tras haber mantenido relaciones sexuales en el baño de un bar en 1995.

En aquellas fechas, poco después de haber cumplido 18 años, la actriz se encontró en la carpa de una discoteca de Sant Cugat del Vallés con Manel Ortega, a quien conocía de su localidad de residencia, Cerdanyola, y comenzaron a tontear.

Él estaba de fiesta con su mujer, que estaba embarazada, pero siempre se había sentido atraído por Anna. Esa noche tuvieron sexo rápido en uno de los baños del recinto.

"Empezamos a tontear. Me miró provocadora, muy sexual. Tras varios besos, nos metimos en un baño y lo hicimos... habíamos bebido, fue muy pasional y rápido. Terminamos, yo me fui con mis amigos y ella con su novio", ha contado este hombre que hoy tiene 51 años a LOC.

La acusación
No fue hasta tres años después cuando este episodio volvió a la vida de Manel en forma de denuncia por violación.

La tardanza en poner la denuncia y que algunas de las afirmaciones de Allen careciesen de consistencia, unido a que en este tiempo él había tratado de ponerse en contacto con ella, algo que "no responde a la lógica que quien ha forzado sexualmente a una mujer intente establecer contacto de nuevo con ella" –según reza la sentencia– hicieron que no siguiera adelante la denuncia.

Para Manel fue un calvario, porque el juicio tardó en celebrarse dos años y en ese tiempo se sintió señalado y tuvo que abandonar su pueblo. Fue absuelto en una sentencia de diciembre de 2001.

La actriz, que pedía a su supuesto violador 9 años de cárcel y cinco millones de pesetas, estaba bajo tratamiento psicológico cuando sucedieron los hechos y su terapeuta testificó en el juicio a su favor señalando que los hechos le habían "provocado estrés postraumático".

3 de 6
Chica Playboy

En el juicio por la supuesta violación de Manel Ortega, Anna argumentó que tras los hechos se había encerrado en casa por las secuelas que ésta le había provocado.

Fue cuando la defensa de Manel descubrió que esto era mentira pues había protagonizado una portada de la edición española de la revista erótica Playboy en 1999 que la presentaba como "una sensual playmate española".

En este número Anna Allen aparecía completamente desnuda bajo el pseudónimo de Anuska, si bien en la portada sólo sugería, en el interior de la revista posaba sin ropa.

4 de 6
Mar Rodríguez, su representante, también en el punto de mira

El comportamiento de Anna Allen ha hecho que se hayan vuelto las miradas hacia su representante, Mar Rodríguez, pues supuestamente debía estar al tanto de sus desmanes o haber formado parte de ellos.

Mar, de 31 años y abogada de formación, dirige la carrera de Allen desde hace 6 años y llegó a la vida de la actriz "porque era fan", como ella misma ha contado en las redes sociales para convertirse posteriormente en su representante. Era una sociedad muy peculiar porque sólo era la manager de la intérprete.

Al igual que Anna, Mar está en entredicho puesto que laboralmente estuvo de becaria en el despacho de abogados de Palma de Mallorca Oliver & Asociados y siguió utilizando su cuenta de correo del despacho y la dirección física del mismo como carta de presentación, aunque ya no tenía relación con ellos.

Además, situaba su oficina en una dirección inexistente en el 9255 de Sunset Boulevard,  Suite 58, en Los Ángeles.

Anna y Mar están tan unidas que hasta hace poco convivieron durante varios años en un piso alquilado en la calle San Nicolás de Ibiza. Al igual que su representada, esta joven abogada también permanece desaparecida.

La familia de Mar, en declaraciones a LOC, aseguraba que siempre estaban juntas y que no tienen mucho contacto con ella.

5 de 6
Su antigua casera: ''Es una embaucadora profesional''

Lo que también parece claro es que Anna no iba dejando demasiados amigos por donde pasaba, al menos en su vida fuera de los set de rodajes.

Diana Aller, su casera en Madrid hace años, la ha definido como "una embaucadora profesional". Cuenta que le alquiló un piso por unos 1.000 euros al mes en la zona de Chueca y que ella misma le pidió pagar sólo un mes de fianza en lugar de los dos habituales. Luego "empezó a pagar tarde. Siempre tenía excusas"...

6 de 6
Completamente desaparecida

Anna Allen no sólo ha cerrado sus perfiles sociales para hacer tratar de desaparecer sus mentiras y fotomontajes, aunque muchos de ellos os los hemos mostrado en DIEZ MINUTOS. La actriz se ha 'evaporado' y tiene el teléfono apagado ni tampoco responde a los e-mail. De momento no ha dado explicación a su comportamiento, una historia que ha dado la vuelta al mundo, ahora sí convirtiéndola en una auténtica celebrity, aunque no por su trabajo.

Lo que sí se ha aclarado es su edad, 38 años, puesto que se ha confirmado que nació el 28 de junio de 1977. También habría intentado quitarse algunos años en sus desvaríos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io