Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Kate Hudson y Goldie Hawn, las nuevas estilistas de Danny Fujikawa

La actriz y el músico se fueron de compras por Los Ángeles muy bien acompañados de Goldie Hawn, que ejerció de asesora de imagen en todas las adquisiciones que hizo su yerno.

Gtres

Kate Hudson está disfrutando al máximo de su tercer embarazo. Pasadas las molestias de los tres primeros meses iniciales, la actriz de 39 años ya no oculta su incipiente barriguita y, como ha confesado, está deseando ver la cara de bebé, el primero en común con el músico Danny Fujikawa, con el que sale desde 2017. La actriz que ya tiene dos hijos, Ryder Robinson (14 años) y Bingham (7 años) de dos relaciones anteriores, está encantada con la llegada del retoño, ¡que encima será niña!

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La pareja lleva una vida absolutamente normal y como un matrimonio más, salió a pasear y a realizar algunas compras por Los Ángeles, donde tienen su residencia. Vestidos de manera informal y Kate con el pelo bastante más largo, acudieron a una importante boutique de la ciudad muy bien acompañados. ¿Quién era la tercera en discordia?

Gtres

¡La mismísima Goldie Hawn! La oscarizada actriz de 72 años se unió a la pareja para ayudarles en su ardua jornada de 'shopping'. El objetivo era renovar el vestuario del músico y él se dejó agasajar por su mujer y su suegra.

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Las dos tienen un gusto similar porque eligieron la misma camisa rosa para que Danny se la probara.

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin duda, la camisa blanca debe ser un básico en cualquier armario, porque combina con todo. Y así se lo hizo saber Goldie Hawn a su yerno.

Gtres

Al final, las chicas decidieron que se llevara todas: la blanca, la rosa... y hasta un jersey verde oscuro, el color de moda esta primavera. Y mientras Danny se vestía, ellas aprovecharon para ir pagando sus adquisiciones.

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los tres salieron de la tienda cargados de bolsas y se dirigieron a un local cercano para reponer fuerzas, porque Kate, solo con un café, se quedó con hambre. Y es que el embarazo, además de sentarle de maravilla, le ha despertado un gran voraz.

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo