Suri Cruise, su transformación de niña a guapa adolescente

La hija de Tom Cruise y Katie Holmes está irreconocible. Ya no es aquella niñita de antaño que iba siempre acompañada de alguna muñeca y su pelo recogido en dos coletas o con algún lazo. Ahora es toda una jovencita que ha experimentado un gran cambio físico. ¡Ni su padre la reconocería!

Suri Cruise
Gtres

¡Irreconocible! Así definiríamos el espectacular cambio físico que ha experimentado Suri Cruise en los últimos meses. El 18 de abril cumple 13 años y la hija de Tom Cruise se ha convertido en una preciosa adolescente que intenta llevar una vida de lo más normal posible, teniendo en cuenta quiénes son sus padres. Vive en Nueva York, con su madre, Kate Holmes. Cuando era pequeña, Suri era el vivo retrato de su madre, la actriz Katie Holmes, pero ahora, ¡ni su padre la reconocería! Y más teniendo en cuenta que desde que el actor y la protagonista de 'Dawson crece' se divorciaron en 2012, la relación entre padre e hija es prácticamente inexistente. ¡Qué mayor se ha hecho y cómo ha cambiado! Cualquiera diría que esta estilosa jovencita está a punto de cumplir los 13.

Hace nada Suri Cruise Holmes era una niña pequeña que llevaba coletas y lazos, y ahora ya es toda una adolescente de lo más coqueta y fashion.


Desde pequeña apuntaba maneras. Siempre fue considerada una 'it baby' y los estilismos que lucía la pequeña eran analizados con lupa. Todo lo que se ponía creaba tendencia y la pequeña Suri esa una 'minitop' que tenía a todo el mundo conquistado, empezando por su padre, el actor Tom Cruise.

Siempre con un peluche o un muñeco en la mano, la niña posaba con mucho desparpajo ante las cámaras. Algo a lo que estaba acostumbrada desde que nació y más teniendo como padre al mismísimo Tom Cruise.

Desde 2006 hasta 2012, los Cruise-Holme eran el paradigma de la felicidad, la familia perfecta donde la pequeña Suri era la auténtica reina de la casa. Su madre la llevaba a los rodajes de su padre y la pequeña era una muñequita, una 'miniyo' de Katie que conquistaba a todos con sus travesuras...

Su vida cambió en 2012 cuando sus padres se separaron y ella se mudó a Nueva York junto a su madre y perdió todo el contacto con su padre. Desde entonces, su madre siempre ha luchado porque la niña llevase una vida absolutamente normal, alejada de los focos mediáticos. Y parece que lo ha conseguido.

Madre e hija han rehecho su vida en la Gran Manzana, donde viven de lo más tranquilas y en el anonimato más absoluto. Allí se las ha visto yendo al cole, a las funciones infantiles, a los cumpleaños infantiles, de compras, compartiendo juegos y risas en el parque...

La actriz prácticamente se ha dedicado al cuidado de Suri, reduciendo al máximos sus compromisos profesionales, mientras la niña ha ido creciendo y haciéndose mayor...

Tanto que prácticamente está irreconocible. En sus últimas apariciones públicas, Suri había crecido mucho y casi está tan alta como Katie, juntas parecen dos amigas compartiendo confidencias más que madre e hija. Y mientras Suri se hace una mujercita, ¿dónde está Tom Cruise? Trabajar y trabajar e ignorar a su hija. Lo peor de todo es que cualquier día se cruza con su propia hija por la calle y se preguntará: 'Who's that girl?', que diría Madonna.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo