Kate del Castillo cuenta toda su verdad sobre El Chapo Guzmán en su primera entrevista

La actriz asegura sentirse traicionada por su compañero Sean Penn, después de que el actor negociara con la revista Rolling Stone a sus espaldas.

Kate del Castillo por fin ha contado su versión de los hechos que la llevaron a encontrarse con "El Chapo" Guzmán en octubre del año pasado. Según sus palabras, la reunión tuvo lugar a raíz del mensaje que ella publicó en las redes sociales en el 2012 donde expresó su decepción por los gobernantes y afirmó que confiaba más en el presunto delincuente.

El polémico mensaje en el que instaba al narco a “traficar con el bien” fue el causante de generar una buena impresión al Chapo, quien tiempo después logró ponerse en contacto con ella a través de sus abogados para proponerle que contara su historia en una gran producción cinematográfica, proyecto que entusiasmó a la actriz. Mediante un acta notarial fechada el 9 de enero de 2015, el capo cedió todos los derechos para que ella realizara los trámites necesarios para cumplir su sueño y la dejó en libertad de elegir cómo lo haría, según cuenta Kate a The New Yorker.

Los motivos del narco para entregar toda su confianza a su paisana fueron que consideraba que Del Castillo “es valiente, es extrovertida, siempre dice la verdad, proviene de una destacada familia y es su gran admirador”, explicaron sus representantes legales. Kate habló entonces con el cineasta Fernando Sulichin, quien le presentó a José Ibáñez, y ambos se mostraron muy interesados en participar en el proyecto. En julio de ese año, Guzmán Loera escapó por un túnel de la prisión de alta seguridad y Kate celebró la huida.

Mientras tanto, Sean Penn se enteró de la historia y quiso participar, lo cual les pareció conveniente a los dos productores y a la mexicana por ser una figura destacada en la industria cinematográfica. Penn había negociado con Rolling Stone la autoría de un artículo sobre el encuentro con "El Chapo" pero Kate lo ignoraba, a pesar de que el actor asegura que ya lo habían discutido.

Tras un accidentado vuelo de dos horas desde Guadalajara y un trayecto de siete horas en camionetas, Kate se encontró por fin con Guzmán Loera. Su charla fue sobre generalidades y ella actuó como intérprete para Sean. "El Chapo" se mostraba galante con ella y la escoltó hasta su dormitorio, donde ella temió por su seguridad. La actriz cuenta que hizo acopio de valor y le recordó que era un hombre poderoso que podía hacer mucho bien y él le respondió que tenía un gran corazón. Luego se despidió y le agradeció por haberle dado uno de los mejores días de su vida.

Días después, Sean envió a Kate las 22 preguntas de su entrevista para Joaquín, que ella tradujo y le hizo llegar con la promesa de que pronto iniciaría con la película. En diciembre, "El Chapo" envió sus respuestas en vídeo en un teléfono móvil a Nueva York, a donde Kate viajó para recuperarlo. El discurso del líder del Cártel de Sinaloa fue escueto, evasivo y no muy clarificador. Kate envió el primer borrador del artículo a "El Chapo" y él lo aprobó, pero entonces ella ya sospechaba que los intereses de su colega estadounidense estaban lejos de ayudarla con su película. De hecho, el artículo publicado en Rolling Stone es muy distinto al aprobado por Guzmán Loera e incluye detalles que Kate niega por completo, como el retén militar y los intentos previos del capo por conquistar a la actriz. Destacados intelectuales han criticado con dureza el texto de Penn y él mismo ha reconocido que fracasó en su intento periodístico.

El 8 de enero de este año, cuando el presidente de México anunció que Guzmán Loera había sido reaprehendido y más tarde, cuando la procuradora general de la República informó que el presunto delincuente había sido rastrado por sus comunicaciones con miembros del mundo artístico, Kate quiso morir, en especial cuando se enteró de que su nombre se había filtrado a la prensa. Las autoridades han iniciado investigaciones para esclarecer si es culpable de lavado de dinero y si ha recibido fondos provenientes del narcotráfico, sin que hasta el momento existan acusaciones en su contra, pero de momento no puede viajar a México por recomendación de sus abogados.

“Nunca he recibido dinero del señor Guzmán”, afirma Del Castillo en una entrevista y agrega que espera las indicaciones de sus abogados para acudir a declarar ante las autoridades. Incluso especifica que los gastos que tuvo que hacer para empezar a movilizar el proyecto y para conocer en persona al líder del cártel de Sinaloa corrieron por su cuenta, con un reembolso parcial por parte de Sean Penn, y los consideró parte de la inversión.

"Este proceso puede llevar seis meses más. Confío en que las autoridades busquen lo que tengan que buscar y encontrar que no hay nada indebido. Confiamos en que [Kate] no hizo nada fuera de la ley. Es una cuestión de tiempo", declaró su hermana Verónica a El Diario de México y lamentó que las mismas autoridades obstruyan la justicia, toda vez que parte de la sociedad y la prensa ya juzgaron a su hermana sin que hasta el momento se le haya comprobado ninguna actividad ilícita.

A pesar de reconocer que "El Chapo" es un criminal peligroso, Kate destaca la empatía que siente por él pues optó por el narcotráfico porque no existían otras oportunidades para él en su país natal, así como ella tuvo que buscar otros horizontes ya que sus opciones en México eran limitadas. La actriz siente que se ha desatado una "cacería de brujas" en su contra y esto le duele profundamente, pues ama a su patria. A pesar de que el proyecto de la película sobre Joaquín Guzmán Loera no ha resultado como estaba planeado, Kate está convencida de que vale la pena y persistirá en sus intentos por realizarla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela