Dayana Garroz, de ‘Corazón apasionado’: “Ahora me siento más venezolana que nunca”

Interpretar a una militar del régimen chavista en ‘El Señor de los Cielos’ le ha permitido mostrar la triste realidad de su país, del que se fue hace veinte años, y grabar por primera vez en México.

A sus 40 años, Dayana Garroz siente que por fin ha podido demostrar su crecimiento y calidad como actriz, tras diversos personajes de reparto, en Miami, Venezuela y Colombia. Además, la coronel Ámbar de El Señor de los Cielos le llegó en un momento complicado de su vida con ausencia de proyectos y una ruptura sentimental. La bella venezolana inicia hora una gira teatral por Estados Unidos y ya piensa en la séptima temporada de la narcoserie.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Dar vida a Ámbar ha sido un reto?

Me ha marcado mucho, por un lado porque muestra lo que pasa en mi país y toca mi lado más sentimental, y por otro porque es esa mujer fuerte y de carácter que yo siempre había querido hacer y con escenas de acción que me encantan. Es el papel de mis sueños.

¿Te costó ser alguien con esas ideas?

La gente está muy sensible con el tema y yo temía que se me malinterpretara y pareciera que apoyaba al partido. Pero afortunadamente se ha entendido que estamos mostrando lo que pasa, la impotencia de ver que la gente se muere de hambre.

¿Era odiosa para ti?

Cuando me ponía el uniforme y la boina roja era horrible. Vivo fuera de mi país desde hace veinte años y he estado peleada con mi pueblo porque apoyaban ese sistema. Era muy contradictorio para mí al principio, pero finalmente llevar esa vestimenta y decir frases de ellos me ha ayudado a ese sentimiento de rebeldía. He sido una ciudadana más gritando al mundo lo que está pasando allí y estoy orgullosa porque me siento más venezolana que nunca.

¿Cómo te preparaste para ser una militar y trabajar con armas?

Creo que he estado lista toda mi vida. Hicimos algo de entrenamiento con armas, pero yo siempre he sido muy desinhibida, de las que no piensa y se lanza a todo, porque de niña e tocó jugar con mis primos que eran todos chicos. Tengo más de doscientos puntos por todo el cuerpo, fracturas, cortes… Me encantan las escenas de acción, la tensión y los isparos y nunca quiero que me doblen, porque tengo flexibilidad suficiente después de pasarme la vida haciendo deporte, concretamente, gimnasia olímpica hasta los quince años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Cuál fue la escena más arriesgada?

Hubo varias. Una que grabé en Turquía con Rafael Amaya, donde uno de los chicos me levanta y después de girarme en el aire, caemos al suelo. Ese golpe fue difícil pararlo. Y en la última escena, cuando voy con el cuerpo totalmente fuera de la ventanilla de un camión. Siempre estaba llena de moratones y alguna vez pensé que podía quedarme parapléjica. Me maltraté mucho el cuerpo en esos días.

¿Qué tal con Amaya?

Es un gran compañero y una linda persona. Aunque tuvo que dejar la serie, grabamos bastantes escenas juntos hasta que en México nos intoxicamos con el guano y, al llegar a Estambul, a él le pegó más fuerte por la bajada de defensas. Fue complicado para todos porque es no es fácil hacer una serie sin su protagonista, pero al final todo se recondujo y o afectó a la audiencia.

Después se incorporó Matías Novoa. ¿Cómo te fue con él?

No tuvimos muchas escenas juntos aunque estamos muy relacionados. Se dijo que sustituyó a Rafa, pero en realidad entró como un apoyo para la historia.

Te conocimos de jovencita en Gata Salvaje. ¿Has cambiado mucho?

He tenido un crecimiento absoluto a nivel personal y profesional. Aquel fue mi primer casting y mi primera telenovela y, aunque el personaje era pequeño, me abrió las puertas de la profesión. Todos los trabajos que he hecho me han ayudado a ser mejor actriz, pero El Señor de los Cielos ha sido un gran paso.

¿Ha habido altibajos en este recorrido?

Claro. A veces he pensado en claudicar, pero Ámbar llegó en el momento clave, cuando estaba sin una gran producción y había tenido que volver a la publicidad, además, acababa e separarme de mi pareja. Fue un empujón que me permitió salir y encontrar en México un lugar para echar raíces.

¿Qué planes tienes ahora?

Regresaré a Miami para una gira teatral por Estados Unidos con la obra Estelas del narco y a principios de año estaré de nuevo en México para la nueva temporada de El Señor de los Cielos o para entrar en otra serie con algo parecido.

¿Y en lo sentimental cómo estás?

Soltera, tranquila, viviendo mi vida y esperando a que termine el proceso para dejar que llegue la persona ideal. No he dejado de creer en el amor, pero tampoco tengo prisa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela