Laura Zapata: “Nací para interpretar a villanas”

Dan igual el género o el medio, productores y directores la buscan para ser la mala y a ella, con 62 años, le encanta.

Laura Zapata
Fernando Roi / HEARST

A la espera de nuevos proyectos, esta veterana actriz mexicana disfruta promocionando la segunda parte de la comedia La peor de mis bodas, en la que repite como protagonista Gabriel Soto (Vino el amor). Con 62 años, la profesión aún sorprende a Laura Zapata, pues en la cinta trabaja por primera vez con el conocido galán ya que las novelas no los habían hecho coincidir aún. Hablamos con ella en Perú, donde se rodó la historia.

¿Estaba en tus planes pasar una temporada trabajando en Perú?

No, fue una grata sorpresa, un regalo caído del cielo. He disfrutado mucho todo el tiempo que he pasado aquí.

En la cinta interpretas a la madre de tu compatriota Gabriel Soto. ¿Qué tal os lleváis?

Aunque parezca increíble, no lo conocía, y he descubierto a un joven muy lindo además de guapísimo. El ambiente durante el mes que duró el rodaje no pudo ser mejor y el responsable es sin duda Adolfo Aguilar, el director. No dejaba de reír y eso nos contagiaba. Estoy muy feliz y satisfecha con este trabajo.

Laura Zapata
John Mayta

¿Aunque repitas como villana?

Desde la primera lectura del guión de esta comedia de enredos tan entretenida supe que Leonor estaba hecha para mí y me imaginé cómo iba a hacerla. Mi personaje vive en México y se plantea recuperar a su hijo, que se alejó de ella porque no la soportaba. Por eso va a Perú, donde reside él, y ahí comienzan los líos.

¿Crees que el físico condiciona a la hora de asignar un papel?

No se trata solo de eso, también tiene que ver con la fuerza escénica, no puedes hacer de mala si no la tienes. Hay estrellas de la televisión que parecen buenas actrices, pero no hacen nada sobre un escenario porque carecen de proyección vocal y no se las oye. Yo desde que empecé he interpretado villanas, nací para hacerlo, y me encanta.

¿Te gustaría ser la buena?

¡Noooo! Las villanas llevan el ritmo de la historia, si no existieran todo sería aburrido y plano. Además, son inteligentes, guapas y las que mandan. Las adoro. Verónica Castro, Leticia Calderón, Victoria Ruffo… Has tenido grandes rivales en la pantalla.

Laura Zapata
Televisa

¿Recuerdas alguna anécdota?

Que a todas las he maltratado con ganas (risas)… delante de las cámaras, detrás fuimos excelentes compañeras. Jamás he llevado la ficción a la realidad.

¿Es verdad que el público te ha agredido en alguna ocasión?

Antes, cuando no existían las redes sociales y la gente creía que lo que veía en televisión era verdad. Con Rosa salvaje, una señora me preguntó si era Dulcina. Cuando le dije que sí pensando que iba a felicitarme, empezó a insultarme. También me rayaron el coche, me rajaron las ruedan y escribieron: “Por mala”.

¿Has sufrido con alguna novela?

No, todas me han hecho muy feliz, pero en Pobre niña rica me ocurrió algo que nunca olvidaré. De la noche a la mañana el director dejo de hablarme, me sentía fatal. Al terminar las grabaciones, me explicó que me quería pero que lo había hecho porque necesitaba sacar el odio y el coraje que requería mi personaje.

Fernando Colunga y Laura Zapata
Fernando Colunga y Laura Zapata
Telenovela

Fernando Carrillo, que hizo de tu hijo en Rosalinda, siempre se refiere a ti como su mamá linda.

Es tan cariñoso y tierno… Seguimos siendo amigos y eso que han pasado más de veinte años. Lo quiero mucho y nos vemos siempre que podemos.

Con 62 años, ¿has pensado pasar por el quirófano para retocarte?

Es posible que me opere para prolongar la frescura del rostro, pero en ningún caso me arreglaría en una caricatura de lo que fui. Las personas mayores existen y son necesarias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela