Renato Rossini, de ‘La viuda de Blanco’: “Mi hija Luciana ha sido una bendición”

El actor peruano nos cuenta cómo vive la paternidad “por sorpresa” de una niña de añoy medio, cuando ya tiene un hijo de 18 años

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Renato Rossini, conocido por novelas como María Emilia, querida, La viuda de Blanco o Soledad, llega pletórico al hotel donde hemos quedado en Lima. Y no viene solo: sus dos hijos y la niñera que cuida de la pequeña Luciana, una preciosidad de bebé fruto de su relación con la modelo Katherine Pinto, lo acompañan.

¿Te apetecía ampliar la familia?

No especialmente, pero dentro de mí siempre deseaba tener una niña. Considero que Luciana ha sido una bendición desde que su madre me dijo que estaba embarazada. Me pilló por sorpresa.

Con 45 años, ¿Vives la paternidad de forma diferente?

Estoy en otro momento de mi vida, más maduro, pero eso no influye en este tema. Disfruto al máximo del tiempo que paso con Luciana y Renato.

¿Qué sientes al estar con ellos?

La conexión especial que se tiene con un hijo hace que te olvides con facilidad del mundo. Todo gira alrededor de esa personita y tú. Con Renato estoy también en una etapa muy bonita pues empezamos a compartir confidencias como padre que soy y, a veces, como amigo.

¿Cuándo y cómo le dijiste que iba a tener una hermanita?

Él no es nuevo en esto, ya que su madre tiene dos hijas más de otro matrimonio.

¿Renato vive contigo?

No, y a Luciana la ve menos que a sus otras hermanas porque, además, yo tampoco convivo con mi novia, Katherine.

¿Por qué esta decisión?

Cuando regresé a Lima me metí tan de lleno en la película que no  nos dio tiempo a organizarnos. Un hogar no puede crearse de la noche a la mañana.

¿Cómo conociste a tu novia?

Como pasa muchas veces, por amigos comunes. Nos presentaron y hubo química desde el primer momento y, mira, aquí está el fruto de ella (risas). Le llevo veinte años, pero yo tengo un espíritu joven y no se nota casi la diferencia generacional.

Preséntanos a Katherine.

Estudia comunicación en la universidad, es preciosa y tiene personalidad y frescura.

¿Eres protector con tus hijos?

Pierdo la cabeza por ellos, pero me niego a contarles las alas. Por ejemplo, cuando enseñé a montar en bici a Renato lo dejaba solo, aunque iba a su lado para levantarlo si se caía. No soy obsesivo, ni pienso que se vayan a matar por montar en una moto o hacer surf.

¿Te cuidas más con los años?

Yo creo que sí (risas). Sigo haciendo surf, corro y juego al tenis con mi hijo. Espero compartir también estas aficiones con Luciana. Sé que las niñas son más tranquilas, pero yo deseo que la mía se lance también a probar cosas más radicales.

Tu hijo es ya un adolescente. ¿Te ha presentado a alguna chica?

No, pero me encanta que tenga amigas y salga. Tampoco necesito que esté pegado a mí. Lo único que me dolería es que le hagan daño y le partan el corazón.

Hablemos de trabajo. ¿Cuál consideras que es tu mejor telenovela?

Mi favorita es Las noches de Luciana, de ahí el nombre de mi hija. Fue estupendo convertirme durante un año y medio en un pescador que vive en una isla. Es mi sueño desde niño, tener una casita rodeada por el mar. Además, me quedé enamorado de Colombia, donde se grabó esta historia.

¿Te marcó La viuda de Blanco?

Me incorporé a mitad de las grabaciones pero mi personaje, Fabio Fuster, caló y acabó siendo un protagonista más. La novela fue un éxito, me hizo muy popular y la gente empezó a reconocerme.

¿Y Milagros?

Tuve un papel corto, pero bonito. Sin embargo, me acuerdo más de Soledad, donde interpreté un rol complicado, un drogadicto que acaba muriendo de sida. Además, gracias a esta novela tuve la oportunidad de trabajar con Lupita Ferrer, una enorme profesional. Hacía de mi tía, llamada Victoria Álvarez, a quien termino asesinando. 

¿Volverás a las telenovelas?

Claro, las puertas no están cerradas y los actores no decidimos nuestra carrera. Creo en el destino y me dejo llevar; seguro que me tiene algo preparado.

Algún personaje por interpretar…

He hecho de todo, aunque cada papel tiene matices distintos. En un futuro cercano, me gustaría ponerme detrás de las cámaras y dirigir.

¿Qué proyectos tienes?

Ahora estoy embarcado en la segunda parte de la película Al filo de la ley, que también produzco con mi hermano Óscar. Repetimos el reparto de la primera, aunque no puedo decir todavía el título.

Lee la entrevista completa en la revista Telenovela.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela