Luz Elena González graba ‘Enamorándome de Ramón’: “He aprendido mucho de mi hijo”

El amor, la comunicación y acudir a terapia de pareja ayudó a la actriz y a su marido a comprender mucho mejor la enfermedad neurológica que afecta al pequeño Santiago, de 9 años

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Quince novelas, seis series, varios programas de televisión y dos discos aparecen en el currículum de esta actriz y cantante mexicana que este año, con 42, celebra dos décadas en el mundo de la actuación. Y lo hace con Enamorándome de Ramón, una historia que le entusiasma y donde tiene por marido a Arturo Carmona.

¿Qué destacas de la novela?

Interpreto un papel completamente distinto al de mi trabajo anterior (Antes muerta que Lichita). Roxana está casada y tiene un hijo. Empieza siendo buena pero cambia cuando decide separarse por la rutina en su matrimonio. Y se producen situaciones tensas.

Ahora tu objetivo es hacer llorar en vez de hacer reír...

Me cuesta más, me exige mayor nivel de concentración. Me divierte provocar risas, me dejo llevar y parece que sale solo. Además, no me da vergüena hacer el ridículo.

¿Cómo preparas esas escenas que consideras complicadas?

En una en la que Arturo me daba una noticia terrible, le pedí que me abrazara antes de grabarla. Lo necesitaba para generar las emociones adecuadas.

¿El resultado te satisface?

Sí, he conseguido momentos muy lindos. Me gusta trabajar y explorar todos los personajes, hacerlos lo más reales posible para que el público se enganche a la telenovela porque ese es el objetivo.

¿Te suele costar desprenderte de estos personajes?

No, es más, no debería hacerlo tan rápido porque es un cambio muy brusco. No soy nada dramática, he sido fuerte desde niña. Cuando me caía o me cortaba jugando, no lloraba. Al contrario, me daba la risa.

Tu marido agradecerá esa facilidad para no llevarte el trabajo a casa...

Pobre de él si no fuera así. Adoro mi trabajo pero la Luz Elena que llega a su hogar no es la actriz.

Doce años juntos y ocho de matrimonio. ¿Qué balance haces?

Nos amamos y luchamos cada día por ser felices y por nuestros hijos, pero hemos tenido crisis que hemos superado con terapia de pareja. Ahora hay más comunicación entre nosotros, y sobre todo, amor.

Criar a un hijo con una enfermedad neurológica no debe ser fácil...

Santiago padece déficit de atención debido a una inmadurez en su desarrollo, y la terapia a la que hacía referencia también nos ayudó con él. Fue un proceso difícil pero conseguimos entender esa discapacidad. Nuestro hijo es un ser maravilloso del que hemos aprendido mucho mi marido y yo. Ahora valoramos más todo.

¿Recibe una educación especial?

Sí, porque tenemos los medios pero no todos pueden permitírselo, conozco padres con un hijo con autismo y otro con Asperger. En México solo una escuela se ocupa de estos niños. La gente no sabe cómo tratarlos y con frecuencia sufren acoso, además necesitan sentirse seguros para fortalecer la autoestima. Me gustaría concienciar a la gente porque a veces se comportan de forma grosera y violenta.

Lee la entrevista completa en la revista Telenovela.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela