Maxi Iglesias y Alberto Guerra son los caballeros de la Dama ‘Ingobernable’

Los dos se han hecho grandes amigos en esta ficción sobre el crimen del presidente de México, cuya esposa es la acusada.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Alberto Guerra: “La corrupción forma parte del ADN político”

Vive uno de los grandes momentos de su vida. En enero nació Lúa, fruto de su matrimonio con Zuria Vega (Mar de amor), el 24 de marzo se estrenó en Netflix la serie Ingobernable y se encuentra en Estados Unidos grabando Guerra de ídolos.

¿Feliz con participar en una historia de una plataforma digital?

Son el presente y se suman a la televisión abierta y la de pago. La tecnología te ofrece más opciones, y no hay por qué matar una para llegar a otra.  

¿Qué ventajas tienen?

Gracias a ellas el talento latino llega a cualquier parte, y no solo el nuestro. Se ofrecen productos de todo el mundo y sin censura. 

¿Quién eres en Ingobernable?

Kanek, un tipo que acaba de salir de la cárcel y que contacta con la primera dama de México [Kate del Castillo] por casualidad. La ayudará cuando la acusen de matar a su marido. Es violento pero también cariñoso.

Háblanos de la serie.

El público debe tener presente que es ficción, no un informativo, aunque se tratan temas reales. 

¿Corrupción en todos los niveles?

Realidad, porque la corrupción forma parte del ADN político, en Latinoamérica sobre todo. La serie plantea qué pasaría si empezamos a investigar.

También hay cabida para un inmigrante español (Maxi Iglesias).

Sí, en una época en la que se levantan muros me parece un mensaje muy positivo que una familia modesta acoja a un extranjero.

¿Cómo se trabaja con Kate?

Es una tipaza, de las mujeres más sensibles que he conocido, una compañera muy generosa y gran capitana, si nos comparamos con un equipo de fútbol.

¿Te ha cambiado la llegada de Lúa?

Duermo menos pero estoy disfrutando muchísimo. Mi mayor diversión ahora es mirarla durante horas, ya no espero a terminar de grabar para tomarme unas cervezas con Maxi (risas). 

Maxi Iglesias: “Me gustaría seguir trabajando en España y fuera”

En Dueños del paraíso apenas tuvo escenas con Kate del Castillo, algo que Ingobernable le ha regalado con creces. “La admiro como profesional por las agallas que tiene y como persona porque siempre está pendiente de todos”, asegura Maxi Iglesias. Terminada, de momento, su aventura americana, se prepara para estrenar el 28 de septiembre en Madrid el musical El guardaespaldas. 

Ingobernable puede verse en 190 países. ¿Intimida un poco?

No le doy mucha importancia, trabajo igual aunque solo me vayan a ver en un pueblo pequeño pero mentiría si no dijera que siento una satisfacción enorme.

¿Como ha sido grabar en Tepito? 

Impactante, estuvimos allí dos meses. Es un barrio muy peligroso y cuando llegamos nos aconsejaron que no saliéramos de la zona en la que grabábamos. Un día pedí a nuestro chófer que me acercara y aluciné. No llegamos al centro pero allí se vendía de todo, hasta tigres, lo más legal eran películas. Otro día, mientras grabábamos, se produjo un tiroteo a solo dos calles.

También rodasteis en EE. UU., donde estuviste por Dueños del paraíso. ¿Te ves trabajando allí?

Sí, claro, me he sentido muy a gusto. Incluso por la cuestión del acento. Además, tanto en Estados Unidos como en México no me he encontrado con el comentario de “ese es Maxi, el guapito de…”. He podido hacer algo distinto en vez de ser el galán.

Además llevas una imagen distinta a la que estamos acostumbrados…

Sugerí llevar rastas e ir descuidado y no me pusieron pegas. No siento limitaciones, aunque bienvenidas sean también. Me gustaría seguir trabajando en España y fuera también, me interesan los dos mercados.

¿Y resulta fácil?

No, pero sí muy bonito, es un proceso complicado que te aporta conocimientos sobre cultura, costumbres, lenguaje, modos de trabajar… Gracias a Ingobernable, conocí de la situación política de México. 

¿Cómo fue grabar con Alberto Guerra, tu compañero casi inseparable en la serie?

Somos los mejores amigos, me encanta su forma de entender la profesión, me ayudó mucho y mantuvimos largas charlas.

¿Cómo te preparaste para dar vida a un pirata informático?

Me fijé en un amigo de la infancia que se llama Miguel y es un experto en ese mundo. Cuando leí la descripción de Ovni pensé inmediatamente en él.

Lee las entrevistas completas en la revista Telenovela.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela