Sandra Echeverría, Ana de ‘La querida del Centauro’: “Me apetecía mucho volver a la televisión”

Después de cinco años alejada de las telenovelas para hacer cine en Estaods Unidos y cumplir su sueño de ser madre, la actriz mexicana sorprende con un personaje de ficción

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

A sus 32 años, a Sandra Echeverría le sobran motivos para sonreír tanto en lo personal, donde ha encontrado la estabilidad con Leonardo de Lozanne y el pequeño Andrés, de año y medio, como en lo profesional, ya que graba junto a Ludwika Paleta, Michel Brown y Humberto Zurita, La querida del Centauro. Para su regreso a la pequeña pantalla, la actriz ha preferido alejarse del género romántico y mostrar una nueva faceta.

¿Cómo te has sentido?

Muy contenta de regresar. Llevo cinco años sin hacer televisión ya que estaba más centrada en el cine y esperaba un proyecto que realmente me apasionara; de esos que cuando empiezas a leer el guión dices: “¡Wow! Esto es para mí”. Eso me sucedió con esta producción.

¿Qué fue lo que más te atrajo?

Interpretar a un personaje tan diferente a lo que había hecho. Es una mujer guerrera, fría y con sed desmedida de venganza. Hay mucha acción y adrenalina. Tuve que enfrentarme a mis miedos.

¿Qué hiciste para prepararte?

Estuve entrenando durante varios meses en una escuela con dobles para grabar las escenas que implican persecuciones, tiroteos y volteretas. En la medida de lo posible he intentando hacerlas todas yo porque quería que el resultado fuera lo más real posible y estoy contenta con las felicitaciones del equipo.

¿Recuerdas alguna en especial?

Hay una secuencia donde estoy en una camioneta y debo huir  en mitad de un tiroteo. Entonces, me desabrocho el cinturón de seguridad con una mano y, con el vehículo en marcha, abro la puerta, saco el cuerpo y comienzo a disparar. Quedó espectacular y me siento orgullosa de ella, pero antes de hacerla estaba muy nerviosa.

¿Se ha sorprendido Leonardo, tu marido, al verte en acción?

Al principio siempre me decía que tuviera cuidado y usara a la doble, pero ahora cuando ve alguna escena me pregunta: “¿Cómo hiciste eso?”. Hasta yo misma me he sorprendido porque nunca pensé que sería capaz de hacer ese tipo de cosas y me he convertido en toda una Tomb Raider (risas).

¿Pusiste alguna condición para participar en la ficción?

Sí, poder compaginarla con mi vida familiar. Hablé con la productora para que me dieran flexibilidad con los horarios y no hubo problemas. Por suerte, somos cuatro protagonistas y hay días que no grababa, unos que salía pronto, otros que podía llevarme a mi bebé conmigo…

¿Ahora que eres madre han cambiado tus prioridades?

Por supuesto. Cuando era más joven tenía muchas metas y no paraba hasta conseguirlas, pero eso ha pasado a un segundo plano. Ahora lo único que me preocupa es el bienestar de mi hijo y poder escoger proyectos que me permitan estar el mayor tiempo con él porque no quiero perderme su crecimiento.

¿Cuál es tu momento favorito?

El baño. Siento que es el rato donde más conecto con él, le encanta el agua. Me mira fijamente y nos reímos mucho.

¿Ha sido duro volver al trabajo?

Te sientes triste y culpable porque no estás con tu hijo y lo extrañas mucho, pero por suerte este proyecto ha sido muy flexible. Leonardo y yo nos compaginamos para no descuidar al niño.

Lee la entrevista completa en la revista Telenovela.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela