Los capítulos de la semana de 'Tierra Amarga': Al borde del abismo

Qué va a pasar en 'Tierra Amarga': Tras sufrir un nuevo golpe por parte de Yilmaz, Demir tiene un accidente de coches y queda atrapado en el filo de un acantilado

tras sufrir un golpe por parte de yilmaz, demir tiene un accidente de coches y queda atrapado en el filo de un acantilado

    Behice continua tratando de arrebatarle a Hünkar todo el poder que ha acumulado en Çukurova hasta la fecha. Ahora, la recién llegada intenta hacerse con el control de la asociación de mujeres de la ciudad ganando las elecciones a la presidencia. Por supuesto, la señora Yaman planea hacer todo lo posible para evitarlo y se excusa diciendo que alguien que no nació en la ciudad no está capacitada para ostentar un puesto de semejante calibre.

    Lo que la señora Yaman desconoce, es que su contrincante tiene un as bajo la manga que podría hacerle mucho daño. Gracias a Müjgan, ya sabe que Adnan es hijo de Yilmaz y piensa guardar semejante información hasta que pueda usarla en su propio beneficio. Eso si, no duda en insinuarle a Hünkar que conoce algún que otro secreto que podría perjudicarle. “Todos mentimos en esta vida, algunos más que otros, querida”, le comenta.

    Saniye acoge a Üzüm en su casa

    Por otro lado, Saniye se presenta nuevamente en los lodazales para dar algo de comida y ropa a sus habitantes. Allí se encuentra nuevamente con Üzüm. La pequeña le cuenta que su madre no está muy bien de salud. Cuando Saniye llega a su choza, se percata de que la enferma está realmente mal. No deja de sangrar por la boca al toser y tiene una fiebre muy alta.

    Desesperada por salvarle la vida, llama a Gaffur para que la lleve al hospital de una vez. Este, horas más tarde, regresa al rancho Yaman y le cuenta a su esposa que la progenitora de Üzüm morirá: “Los doctores dijeron que no hay nada que hacer”. Hünkar, que ya está al tanto de todo, siente una profunda lástima por la niña al saber que quedará huérfana.

    Por otro lado, Demir vende sus propiedades de Estambul para conseguir liquidez económica y se sorprende al saber que fue Yilmaz quien las compró. En un ataque de ira coge su coche y conduce rápidamente cuando, debido a un despiste, está a punto de caer por un acantilado. El hombre aguanta horas en su automóvil, en el filo de la pendiente. Cree que morirá, pero, por fortuna, algunos de sus trabajadores aparecen y le salvan la vida.

    Este impactante hecho le hizo pensar en las palabras de Hünkar, quien le aconsejó poner toda la fortuna familiar a nombre de Leyla. “Mi madre tiene razón. Si cuando muera, Züleyha le dice a Yilmaz que Andan es su hijo, parte de mi fortuna pasará a sus manos a través de él”, piensa.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Tierra amarga