Raquel Bollo ‘sonríe’ a la luna llena enseñando el culete

‘‘Da buena suerte’’, decía la colaboradora de ‘Sálvame’, muy discutida por su pasotismo en la casa.

‘‘El culo es una sonrisa y hay que sonreír a la luna’’, dijo una vez María León. Y eso fue lo que propuso Raquel Bollo al resto de sus compañeros al ser noche de luna llena. ‘‘Da buena suerte hacerlo’’, decía la colaboradora de Sálvame. ‘‘¿Cómo puedo enseñar el culo, Súper? ¡Lo tengo que hacer!’’, decía en el Confesionario.

La idea de la Bollo (muy criticada por su escasa actividad en la casa –‘‘Solo está dentro de la cama’’, dijo Ylenia en el Límite: 48 horas) resultó ser del agrado de su compañera Rosa Benito, de Sema y de Liz. Los cuatro hicieron pandilla y estudiaron la posibilidad de que todos ‘‘sonrieran a la luna’’. ‘‘¡Pero yo no quiero que toda España me vea el culo!, –exclamaba Raquel–. Si va a ser un sube y baja…’’. Entonces, a Liz le vino la inspiración e ideó un sistema para que la imagen, difícil de describir, no se convirtiera en el objeto de bromas y memes de las redes sociales. ‘‘Podemos taparnos entre nosotros con las toallas’’.

Los cuatro salieron al jardín y, uno por uno, hicieron el ritual de bajarse los pantalones, lo que se conoce por hacer un calvo. A nadie le importó que en Guadalix estuvieran al borde de los cero grados centígrados. En juego estaba llamar a la suerte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV