Javier Quero, el imitador de Bertín en ‘José Mota presenta’: “Es un personaje agradecido porque tiene muchos tics”

El cómico estrella de la segunda temporada nos cuenta cómo crea las parodias de ‘En la tuya y en la mía’ y cuáles son sus próximos objetivos, como Alberto Chicote.

En la temporada pasada de José Mota presenta, Javier Quero imitó a Rita Barberá, García Ferreras y Juan Salazar, pero han sido sus parodias de Bertín Osborne las que le ha puesto en el foco. También clava a Carlos Herrera, y pronto se atreverá con Alberto Chicote.

¿Cómo surgió lo de Bertín?
José Mota me lo encargó para Nochevieja, pero por falta de tiempo, pasó a la serie. De joven, lo había imitado como cantante.

¿De qué forma lo preparaste?
Como todos: mirando gestos y posturas; frases y muletillas. Me lo llevaba a casa y ¡hablaba a mi mujer y mis hijos como Bertín!

¿Es más difícil que otros?
Al contrario; es agradecido porque tiene muchos tics; los complicados son los planos, como Del Bosque o Ancelotti. No trato de imitar sino de caricaturizar sacándole punta, para hacer reír.

¿Imaginas a tu Bertín con el real?
¡Cuando él quiera o pueda por lo liado que está! Y me alegro, siempre me ha caído bien y compartimos afición por el Madrid; en lo demás, él ganaría al tenis y yo en la cocina (risas).

¿A qué político le tienes ganas?
A Joan Tardà, de Esquerra Republicana; su físico, sus gafas cuadradas de pasta y su mostacho me están llamando a gritos.

¿Desde cuándo estás con Mota?
Me estrené en la Nochevieja de 2014. El primer día iba asustado, pero me felicitó por mi labor en Teletipos [Telemadrid] y dijo que me lo pasara bien y que estaba abierto a recibir sugerencias.

¿Es un jefe duro?
Sobre todo es compañero, con una capacidad de trabajo impresionante, superperfeccionista y que sigue todo el proceso creativo desde el inicio a la postproducción.

¿Cómo llegaste al humor?
Soy payasete desde niño; en el baño de casa me caracterizaba con la bata de mi madre, fabricándome el bigote… luego llegaron las actuaciones en locales hasta que, me dediqué al periodismo.

¿Dónde has ejercido?
En la radio de Las Rozas [Madrid]; en prensa regional, y de ahí pasé a la tele con Pedro Ruiz, que ha sido mi referente en el humor. Recuerdo haber ido a ver su show Mitos y chirigotas sin tener la edad permitida, 16 años.

¿Qué hiciste con él?
El domingol y La noche abierta; seleccionaba los personajes, las actuaciones, buscaba la documentación…

Pero has vuelto al humor.
Federico de Juan y José Ignacio González me llamaron para Teletipos, un diario de Telemadrid, en 2013. Seguimos juntos en 113 Producciones y, cuando abordo una parodia, les pido opinión.

¡Además produces El ojo clínico, de La 2!
La popularidad es flor de un día, así que para poder comer de este oficio, hay que diversificarse.

¿Hacéis muchas cosas?
A nuestra empresa, centrada en el humor, le llegó este divulgativo médico, y decidimos abordarlo. Hemos grabado las 13 entregas.

Presentas la sección El rincón del hipocondríaco. ¿Lo eres?
Mi mujer dice que sí, pero yo no lo creo… ¡Tengo que estar muy malo para ir al médico!

¿Más proyectos?
Uno en radio, y otro en televisión, con Fede y José Ignacio. Y estoy recopilando datos de nuestros humoristas del siglo XX porque me gustaría escribir un libro. Quiero que incluya a grandes desconocidos, como Ramper, el gran caricato [cómico que imita a personajes conocidos] de los años treinta. ¡Me encanta ahondar en la historia del humor en España!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV