Jorge Brazález, ganador de 'Masterchef': "Yo soy así, natural, y también un poco desastre"

Charlamos con Jorge Brazález, ganador de 'Masterchef 5', durante un 'show cooking' organizado por Nueces de California, con motivo de la 14 edición del recetario cardiosaludable 'Menús con corazón', y nos habla de todo: su paso por 'Masterchef', su pasado como futbolista, su relación con Mimi, sus proyectos de futuro…

¿Sigues fiel a unir la cocina con la comida sana?
¿Comida sana? Para mí comida sana es respetar los productos y respetarlos, no solo comer quinoa y aguacate. Soy cocinero, no nutricionista, y los productos de mi cocina son sanos y ricos.

¿Qué tal como cocinero de la tele en Viva la vida?
Es un poco fuerte porque no me estoy enterando mucho de lo que hago, por eso lo hago de manera informal. No soy un cocinero de recetas geniales, sino que le doy al espectador recetas fáciles y cercanas. Es mi manera de llegar a los hogares y claro, el estar en plató con Toñi Moreno, que es como mi tía y un poco desastre como yo, pues todavía mejor. No soy el nuevo Arguiñano de la cocina ni mucho menos; esto no es todo tan perfecto ni con tanta norma. Él es un genio, y yo al público le puedo ofrecer esta postura más desenfadada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Te preocupan las críticas?
No soy mucho de leer lo que dicen de mí. Pero he estado acostumbrado a muchas presión desde mi etapa de futbolista y no lo llevo mal. Al que no le guste que cambie de canal, que hay muchos…

Pero… ¿eres un poco provocador también?
Sí, mi tranquilidad es que ya lo hacía antes de ser famoso. No voy a cambiar mi vida y mis redes sociales por haber ganado Masterchef. Yo siempre he sido así. Tampoco quiero que se me encasille como cocinero. Ahora sí cocino, pero antes jugaba al fútbol y, a lo mejor en el futuro, tengo una tienda de relojes. Sé cocinar, desde luego, y provocador un poco, pero no es algo nuevo. Lo que no me gusta es ponerme metas a largo plazo, voy viendo…

¿Cómo llevas la fama?
Muy bien, sobre todo porque estaba acostumbrado de mi época como futbolista en el América de Cali, en Colombia, que es como el Real Madrid de España. Allí era muy conocido, pero siempre he sido así. Ayer por ejemplo me tomé un bocadillo en un banco del Jardín Botánico, en Madrid, sin camiseta. Y eso no lo voy a dejar de hacerlo nunca. Cuando mi madre me dice que si la barba, que si la camiseta, que si el pantalón roto, las pulseras… Pues bueno, es que así soy yo.

¿Cuando ganaste Masterchef, qué te apetecía hacer?
Lo primero fue atender todas las entrevistas y promociones; no fue el mejor verano de mi vida, desde luego, porque fue muy estresante. Estaba trabajando en Formentera y la gente venía a verme. Soy mucho de hablar y tal, pero me desgasta; que si una foto, que si un video para mi abuela… eso quema mucho y yo soy de estar solo y tranquilo. Mi isla es Formentera, porque allí encuentro mi sitio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Qué tal tu relación con Mimi, tu ex novia?
Cuando rompimos nuestra relación, lo justo era decirlo públicamente, porque también compartimos lo nuestro en las redes sociales. Y decir la verdad siempre es bueno. Ahora estamos bien, muy felices, pero prefiero no hablar mucho del tema. Cada uno con su vida y bien. Nuestros fans opinan lógicamente, pero yo también soy muy claro siempre, no me escondo. Pero sí me sorprende que, a veces, la gente sea un poco obtusa e interpreten cosas que no son. Pero tampoco me preocupa que hayas personas sin criterio.

¿Te pesa ser tan guapo y que estén pendientes de tu físico?
Bueno… es que yo no me considero en el mundo de los guapos, tengo 29 años y nunca he hecho nada importante de moda, como a mis amigos modelos. Como yo, hay muchos. Pero igual la gente busca también una forma de ser natural, que me inculcaron mis padres, y que eso atraiga. Odio las tonterías y las personas somos un conjunto. Ser guapo pues igual es una ventaja, pero si fuera tonto no estaría aquí. Estoy orgulloso de ser como soy.

¿Por qué participaste en Masterchef?
Pues bueno, dejé el fútbol y, en principio, iba a dedicarme con mi padre en Granada a un negocio de seguros y finanzas que tenemos, pero es que no me veía; con traje y tal, lo único que me gustaba era estar con él, pero no era algo que me gustara. Me presenté al concurso, pero se había cerrado al plazo, y entonces tuve que esperar a la siguiente edición. Creo que tengo buena mano para imaginar sabores y esa es mi virtud, saber cómo van a estar las cosas antes de probarlas. Y cuando termino y lo pruebo, veo si está el sabor que yo buscaba. Siempre he comido bien, he probado de todo desde pequeño, y eso me ayuda a llegar a recetas, que no suelen ser complejas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Estás viendo el Celebrity?
Sí, siempre es un espectáculo, pero también me gusta más la edición amateur, y la de niños me hace mucha gracia. Los celebritys molan y es curioso cómo se manejan y lo serio que se lo toma cuando su profesión es otra. La marca Masterchef es muy grande y es un reto muy chulo de ver. A Cayetana la seguí mucho, la conozco de Ibiza, tenemos amigos en común y mola mucho.

¿Planes?
Me he criado con esta frase: “yo no me preocupo, yo me ocupo”. Y la gente está demasiado preocupada por el futuro cuando muchas veces poco podemos hacer… La gente que me lleva lo profesional a veces me mete prisa y tal, y digo ,bueno, tranquilos, cuando llegue veré qué hago y cómo lo hago.

Una curiosidad, ¿por qué dejaste el fútbol?
Es que me fui muy pronto de casa, con 15 años y he estado hasta los 26 jugando, de ciudad en ciudad; luego coincidió que la crisis hizo mucho daño al fútbol, los presidentes eran casi siempre constructores, me han debido mucho dinero. Me fui a Vietnam, luego en Colombia también estuve jugando, pero una vez, perdimos un partido y casi nos matan nuestros propios aficionados… Allí si pierdes un partido o fallas un penalty, ojo; el capitán de mi equipo, por ejemplo, ahora está en silla de ruedas, y el delantero, muerto. Y claro, si te matan por jugar mal, pues no compensa claro. Estaba lejos de los míos y dije, por qué me voy a perder yo cómo crecen mis primos pequeños o la vida de mis padres. Me cansé, di las gracias al fútbol y mira… apareció Masterchef.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV