Raquel Sánchez Silva ('Lo siguiente') presenta su segunda novela, 'El viento no espera'

Raquel Sánchez Silva, de lunes a jueves en La 1 con 'Lo siguiente', ya tiene su segunda novela en el mercado, 'El viento no espera'. Además, estrena en breve la segunda temporada de 'Maestros de la costura'.

La presentadora de Lo siguiente no para. Además de preparar la segunda edición de Maestros de la costura (que veremos en TVE a primeros del 2019), ha añadido la responsabilidad de presenter el programa diario Lo siguiente en TVE. Y como no hay dos sin tres, acaba de publicar su cuarto libro, una novela de intriga emocional que se titula El viento no espera (Planeta).

Has escrito tu cuarto libro y tu segunda novela El viento no espera. ¿Por qué has elegido el viento de Tarifa y sus calles, como centro donde convergen varias historias?
Empecé a ir a Tarifa guiada por el deporte, por el kite surf. Al principio, estaba centrada en la playa, pero empecé a pasear por el pueblo y a conocerlo más de cerca, me encontré con un guía de allí, empecé a recorrer el campo de Gibraltar y a conocer major la magia que tiene el Estrecho. Y curiosamente observé que allí vivía gente que había abandonado su vida anterior, de éxito, desde ejecutivos a publicistas, gente que venía de Alemania y que antes vivía en grandes ciudades y que había recalado en Tarifa… Me pareció un escenario perfecto para la historia que quería escribir.

Allí convergen las historia una mujer embarazada, un vagabundo, una viuda, una camarera, una madre, una famosa actriz…
Es gente que también huye de su vida anterior porque llega a un grado de madurez suficiente para plantearse algo distinto, una segunda oportunidad.

Tu libro habla de mujeres. ¿Te sientes bien en tu propio pellejo o alguna vez has pensado que hubiera sido más fácil ser hombre?
Alguna vez, pensando en la reencarnación, me lo he planteado. Y he llegado a la conclusion de que siempre me reencarnaría en una mujer. Y más ahora. Todo lo que viene para el future, lo quiero vivir como una mujer. Yo siempre me he fijado en mujeres que viajaban, en mujeres que salían, que tomaban decisiones, tanto en la literatura como el cine. Eran esas mujeres las que me llamaban la atención. Cuando escribo, tengo una tendencia a amar profundamente a las mujeres y a ser más crítica con los hombres.

¿Qué opinas de los que aseguran que una mujer es el peor enemigo de otra mujer o de los que aseguran que las mujeres somos más malas que los hombres?
Hay de todo en ambos géneros. Hay gente buena, mala, lista, menos lista, espabilada, rápida, lenta… Nunca me han salido unas cuentas u otras por sexos. En lugar de dividirnos tenemos que ir hacia la cordialidad, el apoyo mutuo, el acercamiento. El futuro dependerá de hombres y mujeres, todos juntos.

Uno de tus personajes, Pilar, es una viuda que ha encontrado el amor, otra es una embarazada, otra, una madre…¿Te has inspirado en tu propia vida?
Yo creo que estoy en todos los personajes. Intento poner un poco de mí, lo que me gusta y lo que no me gusta. Al fin y al cabo, escribes lo que ves, lo que sientes, lo que hueles…, pero nunca construyo un personaje en el que me vea reflejada al cien por cien; me provocaría mucho estrés. No he hablado en el libro de mi maternidad, pero la maternidad es una parte importante dentro de la novela y lo mismo pasa con el amor. Escribir es muy terapéutico y ayuda a poner las cosas sobre el papel, aunque sea tomando distancia para analizarlas.

En tu libro hablas de sentimientos, pero tú eres muy pudorosa para expresarlos cuando te preguntamos los periodistas… Hablas lo justo de tus niños (los gemelos Bruno y Mateo) y nada de Matías (Matías Dumont es su marido).
En el libro expreso emociones, no reflexiones concretas sobre mi vida. No hablo de mis amores o de mis hijos en concreto, pero sí expreso mis sentimientos. Para bien o para mal porque no solo hablo de amor, también de ira, de enfado... Probablemente soy menos pudorosa en el libro y es más fácil conocerme a través de lo que escribo.

¿Qué te evoca mirar al estrecho, al Atlántico, hacia África? ¿Es una metáfora?
La vida es un océano enorme lleno de posibilidades y de repente se convierte en un sitio lleno de trampas que no te permite pasar al otro lado.

¿Tienes algún referente a la hora de escribir o que te ha marcado como lectora?
Me gusta Paul Auster, Philip Roth, también los japoneses como Haruki Murakami. Y españolas como Almudena Grandes.

Tú que eres tan seriéfila, ¿te gustaría llevar tu nueva novela a la pequeña pantalla?
Me encantaría y creo que las series influyen también en mi manera de escribir, el cierre de las tramas, el reparto de capítulos, el ritmo del desenlace. Mi novela es muy visual y también sería una película preciosa porque Tarifa tiene una fuerza y una belleza increíbles.

¿A qué actrices ves como tus protagonistas?
A Adriana Ugarte y el otro día que la entrevisté en Lo siguiente se lo dije. También veo para otro de los personajes a Bárbara Lennie… Sería un lujo ver a buenas actrices españoles a las que admire, interpretando a las protagonistas de mi libro.

Escribir te relaja, pero con Maestros de la costura y Lo siguiente y con los dos gemelos de tres años, ¿de dónde sacas el tiempo?
De enero a marzo, cuando se emitía la primera temporada de Maestros de la costura, ya estaba escribiendo. Ha sido en otoño, con Lo siguiente, cuando he estado enloquecida. Pero vamos, no soy ningún ejemplo para la conciliación porque tengo ayuda en casa y mi familia está totalmente volcada en ayudarme.

Por Maestros de la costura has sido nominada por la Academia de las Ciencias y las Artes de la Televisión al Premio Iris a 'Mejor Presentadora'. ¿Estás contenta del momento que estás viviendo?
Es imposible no estarlo. Y eso que estos tres últimos meses del año he hecho tele 16 horas diarias. Pero había que hacerlo porque ya sabemos cómo es esta profesión; unas veces tienes mucho y otras nada.

¿Qué novedades hay en esta segunda temporada del talent show?
Sigo llevando moda Española en todos los programas. Pero en esta segunda edición visto modelazos tipo alfombra roja, tanto en el plató como en exteriores. Modelos espectaculares, como si estuviese en los Goya. Es raro el día que no llevo un vestido largo, con cola…aunque en el programa número siete, en concreto, luzco un vestido corto de María Escoté.

En la primera edición, el vencedor consiguió el maniquí de oro, que le acreditaba como primer Maestro de la Costura de España. ¿Qué variaciones ves en los concursantes en esta segunda temporada?
Los concursantes parten de una base de costura muy elevada, muy importante en esta segunda tanda. El casting del año pasado se centraba en un nivel de conocimientos más generalizado, pero este año hay gente que ha cosido mucho y muy bien. Según va avanzando el programa y van aprendiendo, acaban diseñando y cosiendo unos vestidos espectaculares. El año pasado era más difícil llegar a ese objetivo.

¿Los concursantes tienen una vida interesante?
Tienen unas historias de vida muy emocionales, que me han impresionado. Eso irá saliendo, como quien hace un buen vestido, a lo largo de todo el programa. Vais a ver un programa muy sentido, que va a sorprender.

¿Los jueces también están más sueltos?
Ya lo creo. Se les nota que ya controlan el programa. ¡Están brillantes!

¿Te gustaría presentar Masterchef? Dicen que os lo han ofrecido a ti y a Roberto Leal.
Todo presentador de este país querría presentar Masterchef. Y quien diga que no, está mintiendo. Primero, es un programa con el que trabajas diez meses al año en prime time, cosa bastante insólita con otro formato. Además es un programa de éxito, ya consolidado…No tiene peros. Y yo, como todo el mundo, ¡claro que querría presentar Masterchef! ¡Me encantaría! Y dicho esto, sólo me queda añadir: Nadie me ha llamado. Hace poco lo comentaba con Roberto Leal, precisamente porque se han barajado nuestros nombres y ambos decíamos lo mismo: Nadie nos ha llamado. (Se especula que una vez que Eva González abandonó Masterchef para presentar La voz, nadie la sustituirá en el programa. Seguirá el jurado, pero sin presentador).

¿Cómo te ves en Lo siguiente. ¿Es duro un programa diario?
Yo estoy ilusionada. Construir un programa diario, igual que cuando presentaba Likes en Movistar, es complicado. Lo siguiente es un programa que llega en una franja complicadísima, pero me siento muy libre en TVE para hablar de todo- tal vez la television pública es la única que se puede permitir hacer un programa de este tipo, en el que quepa gente muy popular y también gente muy interesante, pero menos popular-. Nadie se acuerda como empezó El Intermedio o Zapeando. Nadie se acuerda cómo comenzó Espejo público y lo que sufrió Susanna Griso... Claro que me gustaría hacer un 18 de audiencia, pero para eso se necesita tiempo y mucho trabajo. Yo confío que haciéndolo bien, teniendo paciencia y construyendo programa a programa, iremos ganando. El objetivo es ganar cada día espectadores que disfruten viendo el programa.

¿Qué tal con tus colaboradores?
Estoy encantada. Muchos de ellos ya estaban conmigo en Likes, como Ana Milán y en enero llegará más gente como Santiago Segura, que ya ha participado algún día con nosotros. Lo que queremos es que haya una mesa muy viva y que los invitados tengan la posibilidad de hablar con gente diferente. Y la gente nueva que ha empezado como Juan Sanguino (habla de curiosidades del cine), Carolina Iglesias (mira el archivo de TVE y habla de lo último de OT) y Marta Márquez (que ya estaba en Aquí la Tierra y ahora hace experimentos sociales) o Dani Piquera, son las caras de la televisión del futuro.

Aseguras que un programa de entretenimiento es un oasis en el mundo del periodismo actual.
Es muy difícil contar la verdad ahora mismo con las redes sociales enredando, a no ser que estés en los grandes medios, y aún así...Por eso digo que el entretenimiento es un oasis.

Volviendo al libro, imagino que cuando hacías kite surf ibas mucho al paraíso del surf, Tarifa. Pero ahora te he visto más hacer Zumba…
La verdad es que soy miedosa. Empecé a hacer kite surf, pero lo dejé, aunque en mi casa se practica (se refiere a su pareja). Yo lo que hago es submarinismo, aunque todavía no he practicado en el Estrecho. También juego al tenis, organizo jornadas familiares de senderismo por la sierra de Madrid…Y me gusta mucho bailar; por eso hago Zumba. Pero el deporte no lo hago de cara al espejo sino por sentirme bien.

¿Cómo vas a pasar las Navidades?
Haré un paréntesis pequeñito en el trabajo. En las fiestas navideñas nos dividimos porque tenemos media familia española y media argentina (su pareja, Matías Dumond es argentino). Y nos juntaremos con las dos.

¿Quién cocina estas fiestas?
Yo. Me gusta cocinar, me relaja y es el único momento que tengo para meterme en la cocina cuatro o cinco horas. Suelo hacer cordero asado y varío entre el rodaballo a la sidra u otro pescado al horno. Y como soy extremeña, mucho embutido, mucho jamón, un buen caldo…y alguna sorpresita que innovo. Si no me sale bien, tampoco pasa nada.

¿Árbol o belén?
En mi casa hay árbol.

Pide un deseo para 2019…¡A ver si se cumple!
Que todas las personas a las que quiero estén bien y con fuerza para luchar los unos por los otros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV