Ana Rosa Quintana se despide por vacaciones: "Este programa es mi vida"

Con una media de 600.000 seguidores cada día (19,1 por ciento de share), Ana Rosa Quintana cierra el curso –y van 15– como líder absoluto de las mañanas

Ana Rosa Quintana se va de vacaciones
Guillermo Jimenez HEARST

Con una media de 600.000 seguidores cada día (19,1 por ciento de share), Ana Rosa Quintana cierra el curso –y van 15– como líder absoluto de las mañanas. Se va de vacaciones tranquila, en plena ebullición informativa en el terreno político: “Pero estoy segura que en septiembre aún quedara mucho por resolver”.

Después de tantos años, ¿valoras el éxito igual que en el primero?

La satisfacción es la misma e igual para todo el equipo. Nos sentimos orgullosos y es verdad que encaramos la realidad con otra alegría, pero lo importante es que esos resultados te proporcionan libertad para trabajar. Un buen dato te ayuda a hacer lo que quieres y no te hace dudar. Tampoco miras a ningún lado y apuestas más por lo que haces. Es muy gratificante.

Pero también te puedes acomodar uno y no ver lo que pueda venir.

Ya, por eso hay que escuchar y ver en cada momento qué le interesa al publico, respetar sus gustos, y tener también cierta intuición social. No debemos perder la humildad y saber escuchar lo que preocupa a la gente. Además, el equipo, que está en constante renovación, no deja que te acomodes.

¿Sigues siempre el ritmo que te impone la directora (Àngels Juan)?

Sí, ella lo marca, pero un día le dije algo que le hizo gracia pero es así. Yo tengo un reloj en la barriga que me anuncia cuándo algo deja de interesar o al contrario, hay que darle más tiempo del estipulado. Siento cuando se acaba la entrevista o está a punto de surgir algo bueno. El programa se hace a cada hora.

'Protagonistas Del Año' Exhibition Opening In Madrid
Europa Press EntertainmentGetty Images

Dejaste de ser productora…

Sí, y mi vida ahora es mucho mejor. ¿No ves mi aspecto? Cuando termina el programa puedo organizarme para llegar pronto a casa, no más tarde de las seis, para ayudar mis hijos, que están en una edad [14 años} que necesitan más ayuda en los estudios. He ganado en calidad de vida, y por eso vendí mis acciones. Ahora soy una reinona.

Eres considerada una de las españolas más influyentes.

Ya me gustaría porque yo no lo noto, de verdad. Mira que reivindicamos cosas, opino siempre lo que me da la gana, pero no me hacen caso. Es verdad que el programa puede tener una influencia, pero se confunde mucho con lo de ser conocido… Quizá lo más recordado sea nuestra acción en el 8M y las de otras comunicadoras.

La política ha sido clave esta temporada. ¿Tú eres de las que opinan que no hay que comer con los protagonistas?

Hay que tomar distancia, sí, pero no es verdad que los periodistas no coman con políticos. Yo estoy a favor de irme hasta el infierno para entrevistar a quien sea; no buscamos monjitas de la caridad. Tenemos que tener contacto con todos los estratos para conocer la verdad, y no tengo problemas en encontrarme con quien sea.

¿Nunca te han tentado para meterte en política?

Bueno, alguna insinuación ha habido. Pero sé lo que quiero ser: periodista. Podría ser cualquier cosas menos actriz, azafata y estar en la ventanilla de un banco. Lo bueno de esta profesión es la adrenalina que genera.

¿Qué piensas de la entrevista de TVE con Arnaldo Otegui?

No me ha parecido bien que le recibieran como líder político; debe ser como exmiembro de ETA, exconvicto, o alguien que ha participado en un secuestro… Y eso que creo que los compañeros de la pública lo hicieron bien. Jamás censuraré a nadie por hacer una entrevista, yo se la haría cualquiera. Las críticas van en el sueldo de trabajar en televisión. Si trabajas para un periódico te tratan mejor. Pero me da exactament igual, hago lo que creo que debo hacer como periodista. Me importa lo que opine mi audiencia, pero no lo de aquellos que solo quieren dar lecciones.

'Club Internacional De Prensa' Awards 2019
Carlos R. AlvarezGetty Images

¿Qué es para ti El programa de Ana Rosa?

Es mi vida, y estoy segura de que cada día hacemos mejor periodismo, más libre e independiente, sin ataduras. Puedes estar de acuerdo o no pero hemos conseguido tener cada día la mesa de actualidad más plural donde están representadas todas las sensibilidades. Ahí está el éxito del programa.

¿Te han pillado por sorpresa los resultados de Supervivientes?

¡Claro! Quién iba a pensar que la Pantoja iba a darle así a la coleta. Pero nosotros le dedicamos el mismo espacio de siempre; creo que deberíamos darle más pero la directora se engancha a la política, que ha marcado toda la temporada. Pero atendemos a todos los frentes. En la tele como en la publicidad hay que huir del dramatismo. La audiencia es listísima y entiende por qué abordas todo tio de contenidos. El program es muy visual y no hay que explicar nada. Cuando llega el mometo del reality yo lo agradezco porque es un rato para la risa. En Mediaset cada progama marca su línea editorial, tenemos absoluta libertad.

¿Has celebrado con Máxim Huerta su vuelta a la tele?

Sí, sí, me alegro un montón. Ha sido tratado con mucha injusticia por parte del Gobierno. Otras situaciones similares no han tenido ese final, y Maxim tuvo un pleito como mucha gente porque no estaba de acuerdo con Hacienda y lo perdió, pero no significa que no pagara. Sencillamente no estaba de acuerdo. Y no le habría pasado lo mismo si en vez de ser periodista fuera un astronauta, por ejemplo.

¿Ya estás planificando la temporada 16?

Siempre hay novedades. Ya estamos hablando con alguna incorporación de contertulios, pero ahora el equipo está entretenido con el programa de Joaquín y me tiene abandonada.

¿Qué has dejado en invierno pendiente para hacer en verano?

Ver series: Big Little lies, Years and years… ¡Me encantó La casa de las flores! No puedo ver un solo capítulo, necesito devorar ocho seguidos. También tengo algunos libros pendientes y luego disfrutaré de los amigos, trasnocharé…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV