'GH VIP 7': la gala 1 se llena de reencuentros en un búnker

Arranca la convivencia de 'GH VIP 7' en un búnker y los primeros roces entre los concursantes no han tardado en llegar.

'GH VIP 7' comienza en un búnker

Los concursantes de GH VIP 7 entraron emocionados a la casa, pero no todo iba a ser tan fácil como se esperaban. La casa guardaba un secreto: un búnker donde los 'VIPS' han tenido que trasladarse. Sin camas para todos, sin cocina, sin lavadora, sin agua caliente y con tan solo los aspersores como ducha, los nuevos habitantes tendrán que apañárselas en esta habitación del pánico tras el blindaje de la casa principal.

En el desalojo Gianmarco y Hugo Castejón se quedaron encerrados en el confesionario. Los concursantes tendrán que pasar la noche allí con tan solo un orinal, papel higiénico, esterillas, mantas y barritas energéticas.

Primeras tensiones

La tensión se ha vivido más allá del desalojo al búnker. Muchos de los concursantes se han reencontrado en Gran Hermano VIP 7 con algunos de sus enemigos. Los primeros eran Alba Carrillo y Antonio David. La modelo es íntima amiga de Rocío Carrasco, exmujer de Antonio David, y nada más verle hacía el amago de irse de la casa. Sus formas no le gustaron nada al colaborador de televisión y pronto se enzarzaron en una discusión.

"No te preocupes, que no tienes que hacer edredoning conmigo por contrato", le ha dicho Mila Ximénez al Cejas nada más bajar del coche de producción. Además, la colaboradora de Sálvame ha se ha propuesto no practicar sexo durante el tiempo que permanezca en la casa de Guadalix. "Tanta pasión no me sienta bien", ha confesado. "Yo me sumo a la causa", ha comentado El Cejas. "Claro tu has visto el casting y te has sumado a la causa", ha bromeado la sevillana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV