El Sevilla, tercer expulsado de 'Masterchef Celebrity 4'

El cantante no tuvo su noche. Tras la tensión en la prueba de exteriores, con bronca con Vicky Martín Berrocal incluida, El Sevilla se la jugó en la última ronda con un "arroz Stewart" que no gustó al jurado que le convirtió en el tercer expulsado del talent culinario.

El Sevilla- Masterchef Celebrity

El líder de los Mojinos Escozíos ha abandonado las cocinas de Masterchef Celebrity 4. Miguel 'El Sevilla' se convirtió en el tercer expulsado del talent de La 1 tras jugarse la permanencia con Juan Avellaneda. Pero su 'arroz Stewart' no gustó al jurado que decidió que fuese él quien colgase el delantal.

"Quiero que me deis un aplauso", dijo antes de salir del 'escenario' del programa. Y es que el músico no tuvo su noche. Los problemas comenzaron en la prueba de exteriores, donde acabó enfrentado a Vicky Martín Berrocal ante la atónita mirada de los niños de un colegio que preferían las albóndigas del equipo de la andaluza antes que el pescado del suyo. El Sevilla, en el bando azul, y la diseñadora, en el rojo, se enzarzaron en una pelea en la que ella descalificó el "pescado seco como de hospital" que servía el equipo contrario, y él dijo que sus albóndigas estaban hechas "con mierda de vaca".

Al músico le hervía la sangre con su contrincante: "Tú te estás comportando muy mal, le reprochaba, estás jugando muy sucio", decía. "El Sevilla está cruzado", se defendía ella. "Esta es la bruja del cuento. Ha podido conmigo a base de patadas en las espinillas. Es una mala jugadora", atacaba Miguel. "Yo me siento bien porque yo no he hecho nada. Cada uno tiene que tener su estrategia", se justificaba ella.

Al final, El Sevilla entonó el 'mea culpa' y, entre lágrimas, advertía que "estaba a punto de tirar la toalla".

Pero su noche 'horribilis' tendría el colofón en la última ronda del programa: la prueba de eliminación. El cantante se la jugó con el arroz y falló. "Hacer una elaboración como esta en una prueba de eliminación es bastante kamikaze", dijo Jordi Cruz. Y claro, acabó de patitas en la calle.

image

Después, ya tranquilamente, le confesó a Pepe que colgaba definitivamente el delantal. "Aquí entró un tío que se creía que era cocinillas y va a salir un tío que se da cuenta de que no tenía ni p… idea. Y prometo que no volveré a cocinar nunca más en mi vida". El Sevilla reconoció que le había superado el programa: "Aquí hay mucha tensión, no es solo hacer comer. Si yo fallo el día de los guisos que es cuando más preparado vengo… me quedé sin fuerzas. No siempre se gana, simplemente la cocina no es lo mío".

Además, se atrevió a dar el nombre de su posible ganadora: "Almudena Cid porque es deportista, los últimos siempre han sido deportistas". Y confesó quién había sido la gran sorpresa para él del concurso: "Lo más grato es haber conocido a Tamara. Me parece maravillosa y la gente tiene muchos prejuicios a la hora de pensar lo que son las personas. Le va a venir muy bien el programa para que la gente la conozca".

"Me llevo trabajar en equipo y la amistad que haces con tus compañeros. La cocina es algo muy serio y me ha abierto los ojos para saber que me dedique a otra cosa. Manolete, si no sabes para qué te metes", concluyó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV