La cita más 'vibrante' de 'First Dates'

El programa de Carlos Sobera acogió una cena de alto voltaje. Esther le dio el mando de su vibrador a su acompañante y empezó a "sudar peligrosamente".

image

¿Qué pasa si eres una loca de los juguetes sexuales? Pues que los llevas en el bolso y aprovechas para usarlos siempre que puedes. En un programa de televisión, por ejemplo. Eso le pasó a Esther, una de las protagonistas de First Dates. La chica quedó con Carlos, un chico con novia pero con una mente muy abierta y un gusto similar por los amiguitos a pilas.

image

En un momento de la cita, Esther se encontró en el baño con su amigo Jair que cenaba en la mesa de al lado con Abraham, y le contó que había encontrado a su alma gemela (en cuanto a juguetitos) y que iba a utilizar el artilugio en la mesa. "Me he puesto a hablar del tema sexo, me he venido arriba, me he excitado, me ha hecho tilín y le he comentado a mi amigo que me he traído mi pequeño vibrador y le he dado el mando a distancia para que desde la mesa pueda jugar con las intensidades", decía. El chico en cuestión pulsaba el + sin parar mientras ella se retorcía en la silla. En vista de los movimientos de su cita, Carlos acabó descubriendo el pastel y, encantado de la vida, se sumó a la fiesta.

"Buenas, vengo a entregarte una cosita", dijo el amigo mientras le cedía el control. "¿Viene con instrucciones?", preguntó Carlos, que recibió una explicación rápida del mecanismo: "Hay dos botones, más y menos. Tú le das según quieras". Pero Esther lo tenía claro: "Súbelo, súbelo. Menos nunca". Y eso es lo que hizo él mientras la chica del pelo rosa decía "eso me mola", "así, así es como me gusta" y "estoy empezando a sudar peligrosamente".

Al final, la cita fue todo un éxito y los dos piensan repetir. No sabemos si a la nueva cena estará invitado el vibrador, pero sí Cecilia, la pareja de Carlos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV