Gianmarco y Adara, enamorados

Tienen claros sus sentimientos. Ella lo ha confesado dentro de la casa animada por Joao, y él, ya fuera y ante la madre de Adara.

image

Durante mucho tiempo han insistido en que solo eran amigos y el mejor apoyo uno del otro dentro de la casa, pero en los últimos días su situación ya era insostenible. Las confidencias, las caricias en la cama, las confesiones de Adara sobre sus problemas con Hugo, su pareja y padre de su hijo… Poco ha poco nos han ido dando pistas de que lo suyo iba creciendo y superando a lo que les esperaba fuera y al fin se han sincerado.

El Maestro Joao, el 'celestino' oficial de la pareja, animó a Adara a decirle al italiano lo que sentía. "Qué tontería! Si yo sé la respuesta por qué no se dice, es absurdo", decía.

Después, ya fuera de la casa, ha sido la propia madre de Adara la que ha tomado la iniciativa. Helena, dolida por un comentario de Luca, el hermano de Gianmarco, aseguró que "quiere hacer ver que Adara nos ha estado engañando y no es así. Ellos han vivido una historia en secreto y él tenía que haberle respondido cuando ella le dijo que estaba enamorada". Por eso, ha preguntado directamente a Gianmarco si estaba enamorado de su hija, y ésta fue la respuesta.

Después de confesar, el italiano se ha echado a llorar y su hermano Luca ha arremetido contra Jorge Javier, al que ha acusado de hacerle un "interrogatorio policial". En su opinión, habían obligado a Gianmarco a confesar: "Lo habéis obligado, no podéis machacarle así", decía enfadado.

image

El presentador, que ha intentado justificar la pregunta por la pasión con la que la audiencia ha vivido la historia entre los dos concursantes, se ha puesto serio y ha tenido que frenar a Luca: "Siéntate porque sino tendré que expulsarte del plató", a lo que Gianmarco contestaba: "Si él se va tendré que irme yo también". Jorge Javier, resoplando, concluía: "Luca, qué mal que tu última noche en este programa sea así".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV