Canco Rodríguez, la revelación de ‘Tu cara me suena’: “He superado mis límites… ¡Y encima cobrando!”

Todos coinciden en que es el concursante que más ha evolucionado y el actor se siente muy agradecido. Y tiene más motivos para celebrar, ya que se casa este verano: “Estoy deseando formar una familia”.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Canco Rodríguez fue el ganador moral de la última semifinal de Tu cara me suena y pasó a la final con la gran imitación de Enrique Bunbury. Según Carlos Latre es el concursante que más ha evolucionado a lo largo del programa. Además, el artista habló sobre su próxima boda el próximo mes de agosto en Barcelona con una bailarina llamada Marta a la que asistirán como invitados Helen Lindes y su marido el jugador de baloncesto Rudy Fernández. El actor, que está pasando un gran momento a nivel personal y profesional, rodará El año de la plaga junto a Manuela Vellés y Miriam Giovanelli.

¿Qué sientes al haber llegado a la final?
Haber llegado a la final es una gran alegría para mí, algo maravilloso porque no lo pensé jamás. Estoy muy contento y súper agradecido porque el público ha apoyado que este aquí votándome durante toda la edición. También he comprobado que después de esforzarme y trabajar he recogido mis frutos.

Dicen que eres la gran sorpresa de esta edición…
Me encanta escuchar eso. He superado límites que pensaba que no podría superar jamás… ¡Y encima cobrando! Este programa es como una escuela.

¿A quién ves como ganador?
A Blas Cantó, lo que pasa que el público tiene mucha fuerza y ya sabemos que Rosa tiene un ejército de personas que la aman profundamente y como al final vota el público no se sabe. Yo veo a Blas porque no ha fallado nunca imitación en todas las galas.

¿De qué actuación te sientes más orgulloso?
Son dos que coinciden con dos puntos de inflexión, fueron The Cure y Antonio Orozco, que me hizo creer que podía superar mis propios límites, y por supuesto Enrique Bunbury, que fue quien me ayudó a colarme en la final.

¿De qué actuación te sientes menos orgulloso?
Es difícil. La que menos me gustó fue Juanes porque mientras actuaba yo mismo reconocía que no la estaba haciendo bien. ¡Me comí cuatro cuatros!

¿Qué cualidades envidias o admiras de tus compañeros?
Podría decir cualidades y virtudes de todos. Blas es la perfección, lo tiene todo. Bea, la voz; Lorena, el trabajo y el esfuerzo, es una leona; Rosa, amor, es un corazón con patitas; Juan, la veteranía; David Guapo, el humor, la sorpresa, nunca sabes por dónde te va a salir; Esther, La elegancia y Yolanda Ramos es la mejor de esta edición, ella es magia, libertad.

¿Te hubiera gustado que ganase Yolanda?
Me encantaría. Entiendo que tiene que ganar alguno de los que mejor ha cantado pero si Yolanda hubiera ganado esta edición, España dormiría muy feliz.

¿Qué miembro sientes que te ha dado más caña del jurado?
El jurado me ha tratado muy bien, respecto a las críticas siempre me han dicho cosas muy bonitas. En cuanto a las puntuaciones, Carlos Latre ha sido quien ha sido más duro. Igual porque le tocaba a él. Comenzaron todos a darme notas bajitas y luego comenzaron todos a subirlas. Pero solo fue un día que me dio un cinco. Creo que ha habido un equilibrio respecto a mis actuaciones con la crítica.

¿Algún personaje que te gustaría hacer?
Bunbury fue un regalo que no me esperaba, pero me hubiese encantado hacer un David Bowie y El Langui, es amigo mío y hubiera sido un numerazo. O incluso una actuación con él.

¿Tu momento preferido?
Son muchos pero el día que me dieron los cuatro doces con The Cure. No me lo esperaba para nada. Cuando me veo en la pantalla me veo muy inocente viviendo ese momento y es una experiencia poder volver a tener esa sensación como adulto.

Te casas este verano, ¿cómo será el enlace?
Será una boda bonita, especial, con la familia y amigos, al aire libre. Estoy muy ilusionado. Hay que vivir la vida y cuando las cosas pasan, no dejarlas escapar.

¿Se puede decir que has sentado cabeza?
Sí, pero para mí una boda no es una gran responsabilidad, sino un punto de inflexión en mi vida personal. Es la entrada a otro estado, algo que me da calma y paz.

¿Quieres formar familia?
Sí, lo estoy deseando.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV