Jorge, tras su victoria en ‘Masterchef 5’: “Con Miri me voy a seguir viendo”

Aunque asegura que la convivencia con sus compañeros no siempre ha sido fácil, define su paso por el concurso como “el mejor momento de mi vida”.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Dice que lo que más le ha costado ha sido mantener en secreto (¡desde abril!) que era el ganador de la quinta edición de Masterchef. Jorge Brazelez define su paso por el concurso como la mejor experiencia de su vida y tiene muy claro su objetivo: hacer un programa de televisión como el del chef Jamie Oliver.

La final se grabó en abril. ¿Cómo ha sido revivirlo?
Ha tenido doble encanto: la viví en directo y cuando la emitieron. Ha sido complicado guardar el secreto durante estos meses.

Era la primera vez que había tres finalistas…
Sí, era más fácil llegar pero más complicado ganar.

 

ASÍ FUE LA FINAL DE MASTERCHEF 5

¿En qué te inspiraste para cocinar los platos de la final?
Tenían mucho que ver con mi infancia, con mi familia y con Granada. Eran platos con mucha historia.

En el programa no se ve la convivencia. ¿Cómo ha sido?
Muy intensa y difícil.Yo ya había convivido con mucha gente por mi etapa de concentraciones en el fútbol, y lo he llevado bien, pero allí no te puedes escapar al cine para desconectar. Con Miri me voy a seguir relacionando y de vez en cuando nos vemos, así como con Nathan, que es como mi hermano. También con Ozku y con Joselito. Hemos tenido mucha conexión.

Ahora que hablas de Miri, ¿trabajarías con ella?
No, eso no. Trabajar juntos es difícil, pero seguro que nos veremos muchos años.

¿Te veías posibilidades como ganador?
Sí, estaba dentro de mis planes porque yo estoy acostumbrado a los concentraciones, por mi etapa de futbolista, pero siempre me gusta ganar.

¿Qué vas hacer con los 100.000 euros?
Puede ser que monté un restaurante, pero lo más importante ahora es formarme en Basque Center, y tener el dinero por si decido hacer algo.

¿Ya has decidido que vas a apostar en el futuro por la cocina?
Sí, me gustaría combinar televisión y cocina.

¿Qué te gustaría hacer en televisión?
Un programa de cocina, al estilo de Jamie Oliver, que va viajando y descubriendo la gastronomía del mundo, y que conecta con la naturaleza y la gente.

¿Cómo es la formación dentro del programa? Además de los platos que hacéis en pantalla, ¿tenéis clases de cocina?
Tenemos clases y prácticas en la casa, aunque no hay ni internet ni televisión. Sin clases no sería posible hacer los platos que hacíamos en plató. Hay veces que venía un chef a casa y otras veces íbamos a una academia, pero solo para eso. Nunca nos mezclábamos con la gente.

¿Cuáles han sido los mejores y los peores platos que has hecho?
Pues el gazpacho de chirimoya, que me recordaba a mi abuela y a Granada, que comía muchas chirimoyas. Hice una versión. El que menos, quizá, el postre de la final, que no me salió como quería. No tenía el sabor que yo deseaba.

¿Cómo te has sentido evaluado por los jueces?
Me he sentido bien con ellos. Creo que han sido severos, pero detrás había cariño y ganas de enseñarnos.

¿Y cómo se viven desde dentro los momentos en los que la gente abandonaba el programa?
Con un toque agridulce, porque había gente con la te llevabas bien. Salvo con Silene, con la que no me llevaba bien.

Fuiste uno de los favoritos desde el principio…
Me ha gustado mi forma de actuar y me alegra que la gente no haya tendido nada que decir en el aspecto humano. No quería fallar en este tema.

¿Tenéis libertad para decir lo que queráis del programa?
Sí, podemos decir lo que queramos ante la cámara. Eso me parece muy bien.

¿Qué plato hiciste en el casting?
Hice varios. El primero, un tartar de cigalas con higos y aguacate, sobre una tierra de pistachos. Y allí cocinamos otro plato sobre la marcha, un secreto ibérico, y para entrar una ternera con salsa de dátiles y patata. Desde ese momento siento que he evolucionado mucho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV