De las guerras franco-indias al Watergate: así es ‘Timeless’, ‘El Ministerio del Tiempo’ americano

Abigail Spencer, Matt Lanter y Malcolm Barrett forman la patrulla de la ficción de NBC, que ha sido demanda por la productora de Javier Olivares por plagio.

image
Timeless

A Rodolfo Sancho, Aura Garrido y Nacho Fresneda les ha salido una dura competencia al otro lado del charco: Timeless. La nueva serie de la NBC está creada por Eric Kripke (Sobrenatural) y Shawn Ryan (The Shield), y se estrena en Movistar Series el martes 4 de octubre (solo un día después de su premiere americana). Cuenta la historia de una profesora de historia, un marine y un ingeniero que son contratados por el gobierno para detener a Garcia Flynn, un peligroso criminal que amenaza con modificar la historia de los Estados Unidos tras robar una máquina del tiempo de última generación. Una trama muy similar a la de El Ministerio del Tiempo, cuya tercera temporada ya está confirmada: aquí, 15 claves de los nuevos episodios explicadas por Javier Olivares.

LA PATRULLA AMERICANA
La profesora de historia Lucy Preston (Abigail Spencer), el soldado de las fuerzas especiales Wyatt Logan (Matt Lanter) y el científico Rufus Carlin (Malcolm Barrett) son reclutados por el Gobierno estadounidense para detener a Garcia Flynn –interpretado por Goran Visnjic, el recordado doctor Luka Kovac de Urgencias– un criminal que ha robado una máquina del tiempo para alterar la historia. El primer objetivo de este delincuente es trasladarse a Nueva Jersey, el 6 de mayo de 1937, horas antes de que un incendio acabe con el LZ 129 Hindenburg, la aeronave más grande jamás construida y que había llegado a EE.UU desde la Alemania nazi. Este capítulo piloto está dirigido por Neil Marshall, responsable de la batalla de Agusasnegras de la segunda temporada de Juego de tronos.

En el segundo capítulo viajará unos cuantos años más atrás, al 14 de abril de 1865, cuando el actor John Wilkes Booth, simpatizante de los confederados, acabó en el teatro Ford, en Washington D.C, asesinó al décimosexto presidente americano, Abraham Lincoln. El trío de Timeless, también estará allí para evitar que Flynn modifique la historia de su país.

“Después del desenlace de Sobrenatural, el pasado mayo, necesitaba un proyecto todavía más ilusionante y ambicioso –aclara el también productor Kripke– y elegimos Timeless, una serie que además de divertir pretende instruir a los espectadores”. Pero rodar un hecho histórico por episodio representa muchos desafíos. “Nos estamos moviendo en presupuestos televisivos –explica el creador– y es difícil construir con solo dos meses de antelación decorados para ambientar el teatro Ford, una batalla de la Segunda Guerra Mundial, el casino Sands de Las Vegas, el fuerte El Álamo o el centro de control de Houston, Texas, desde donde se dirigió el Apolo 11 a la Luna”. Grandes momentos de EE.UU. y de la historia del mundo como también lo son los que recoge El Ministerio del Tiempo, de La 1, con la que Timeless tiene mucho, quizá demasiado en común.

La productora Cliffhanger y la distribuidora Onza Distribution han demandado a la NBC y a Sony Pictures Television por plagio. Al parecer, hace dos años y medio, Gonzalo Sagardía, de Onza, se puso en contacto con Sony para ofrecerles el proyecto. Tras enviarles la biblia con descripción de personajes, líneas argumentales, etc, los americanos dejaron de mostrar interés en la serie y rompieron las negociaciones. No se supo más hasta el anuncio del estreno de Timeless.

Ahora, Javier Olivares y su equipo esperan la respuesta de la demanda interpuesta por un despacho de abogados de Los Ángeles.

Unas semanas antes, y tras ver las reacciones de indignación en las redes sociales, el creador de la serie publicó a través de Facebook el siguiente texto:

SOBRE EL MINISTERIO DEL TIEMPO, AHORA QUE HAY OTRO EN LOS EEUU (Y NO ES DARROW).
Desde que se ha visto el parecido evidente entre ‘Timeless’ y ‘El Ministerio del Tiempo’, ya han sido muchos los que lo han refrendado. Medios, fans... hasta llegar a ser un clamor en redes sociales.
Gracias.

Dicho esto, siempre hay los que dicen que ‘EMDT’ plagió a ‘Doctor Who’. Tengo que volver a repetir que ‘Life on Mars’ era una clave más importante que la serie que ahora capitanea Moffat. O Las Puertas de Anubis (en el capítulo de El Empecinado, a Lola -en primera versión- no le sonaba el móvil y lo oía Julián: tarareaba ‘Yesterday’, como en la novela). O El soldado español de veinte siglos. O ‘Time after Time’, ‘Time Bandits’ y ‘En cualquier lugar del tiempo’ (de Matheson). O ‘La patrulla del tiempo’. Viajar por el tiempo en ficción no es algo nuevo. Incluso antes que Wells lo hizo un español (‘Gaspar y Rimbau’) con ‘El Anacronópete’.
Pablo era tan whoviano como lo soy yo. Y probablemente si no hubiera existido ‘Doctor Who’ no existiría ‘EMDT’... pero lo único que remarcamos de esta gran serie fueron su ética, sus referencias pop... Y por detalles que siempre se han dicho. La escaleta del capítulo de los nazis es de una estructura muy Moffat. El homenaje a ‘Torchwood’ de ese mismo capítulo... Pero no viajamos al futuro, ni hay alienígenas... Y quitando algunos capítulos, sus planteamientos son más de serie juvenil que la nuestra.
Para que os quede claro, Pablo, al iniciarse la serie, nos envió un mail a Anaïs Schaaf y a mí a un año de dejarnos, en octubre del 2013. Decía así y así os lo cuento (es un documento privado que nunca he desvelado):

"Por sincronizar relojes, y porque con lo que yo hablaba para expresar un punto de vista, igual os interesa estas notas. Para mí, ‘MdT’ es básicamente entretenimiento (que es lo que yo creo que debe ser cualquier serie en primer lugar). Pero además, creo que va sobre el tiempo que ya pasó, sobre oportunidades perdidas y cómo añoramos no haber actuado de otra manera, de lo que pudo haber sido y no fue. Aunque tenga bastante humor, hay un poso de melancolía y tristeza. Salvan al Empecinado para que luego sea ejecutado, Amelia se hace íntima de García Lorca y todos sabemos lo que le pasó poco después, el hijo de Alonso parte en la Armada Invencible... Es como cuando vemos una película de Esther Williams o Busby Berkeley: todas esas chicas jóvenes y sonrientes, felices, están ya muertas. Podemos ir a visitarlas, pero cuando volvamos a casa, están enterradas.

Es evidente que, independientemente de lo importante que sea para la Historia (con mayúsculas) lo que sucede en un episodio, lo es más el problema de nuestros personajes. Este problema puede ser implícito a la misión (hay que impedir que Lope de Vega muera en la Armada Invencible, y descubren que Alonso tiene un hijo que va a correr la misma suerte) o ser externo (¿por qué debo alterar la Historia para salvar a un judío en la época de los Reyes Católicos, y no puedo hacer nada para impedir el estúpido accidente que me quitó a mi mujer?). En ese sentido, la estructura puede ser un poco como en ‘Life on Mars’, donde el problema de Sam Tyler a veces tenía que ver con el caso de la semana, y a veces era una coda.

A menudo, la consecución de la misión conlleva un sabor amargo: no puedo evitar que el hijo de Alonso embarque a un destino incierto, o cerrar la puerta ilegal de Lola Mendieta en el capítulo de los nazis condena a los refugiados republicanos. Como dice Salvador en el primer capítulo, Alonso y Amelia son las dos Españas, conservadora y moral uno, moderna y progresista otra, con sus virtudes y defectos ambos. Julián es el espectador. Lola Mendieta en principio nos parece una aprovechada, pero según avanza la temporada comprendemos su postura respecto al Ministerio. Y es que este es muy español, gracioso al principio, pero terrible al final. Creo que el Ministerio debe mostrar lados oscuros (como el monopolio de decidir qué se puede cambiar del pasado y qué no, o el que tengan una especie de Guantánamo temporal...Y eso es lo que se me ocurre. Pablo".

El que quiera ver claras nuestras ideas y nuestras referencias de una puta vez, aquí está el dato y el espíritu que mueve esta serie que habla, también de lo mal que trata España a sus héroes. Y, desde luego, a sus series.

Dicho esto, dos cosas:
1. A los que dicen que nosotros tenemos referencias y somos un plagio de otros, decirles que un plagio no se define por una idea sino por un desarrollo de una idea, comparativa de personajes y sus características esenciales... e incluso líneas de diálogo.
2. A los que decían (y dicen) que plagiamos a ‘Doctor Who’ y otras, preguntarles, ahora que ven ‘Timeless’:
- ¿No se van a quejar de por qué no se puede viajar al futuro en la serie USA?
- ¿Serán tan finos en la caza de paradojas?
- ¿Se quejarán del peñazo que les supone el dolor del personaje que ha perdido a su mujer como se quejaban de Julián?
- ¿Criticarán que la protagonista sea una historiadora sabelotodo, como Amelia?
- ¿Darán palmadas de admiración cuando lo que en nuestra serie es un soldado de los Tercios en la USA es un marine de acciones especiales?
- ¿Despotricarán llamando fascistas a los de ‘Timeless’ los mismos que lo hacían con nosotros porque el objetivo es que la Historia no cambie? (Curioso: en el trailer, impiden al prota de color que avise a Lincoln a la entrada del teatro de que lo van a matar).
Porque ahora que sólo se ríen por lo del plagio, podrían aplicar las mismas teorías a ‘Timeless’ que en su día aplicaron con saña a ‘El Ministerio del Tiempo’.

A lo mejor así, se darían cuenta de lo mucho que se parecen.
Y eso es lo que se me ocurre.
PS: Éstas cosas demuestran lo lejos que ha llegado ‘EMDT’. Y lo bien acompañados que estamos por vosotros, ministéricos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV