'Allí abajo': Iñaki y Carmen, más unidos que nunca en la temporada 5

María León, la gran reina de la comedia española vuelve a ser Carmen en la quinta temporada de 'Allí abajo'. Ella misma nos explica cómo cambia su situación en la clínica Hispalis y cómo retoma su relación con Iñaki (Jon Plazaola), pero con sorpresa añadida.

'Alli Abajo' 5th Season Presentation in Madrid
Pablo CuadraGetty Images

La gran reina de la comedia española vuelve a ser Carmen en la quinta temporada de Allí abajo. María León misma nos explica cómo cambia su situación en la clínica Hispalis y cómo retoma su relación con Iñaki (Jon Plazaola), pero con sorpresa añadida.

¿Cómo ha sido volver a Allí abajo?

Un regalo. Este año va a ser divertidísimo por varias cosas: la temporada anterior Iñaki y Carmen seguían siendo protagonistas principales, pero no habían tenido ocasión de contar cómo son ellos como pareja en una relación estable. Ya, al final de la temporada pasada, se dan cuenta de que aún se quieren y que tienen una hija en común y por eso deciden darse una oportunidad después de tres años separados.

Pero cuando todo parece ir sobre ruedas, Iñaki te da una sorpresa…

Así es. Gotzone se ha quedado embarazada de Iñaki y tiene un hijo que se llama Jon. Justo cuando ella ha comprendido que el lugar de Iñaki está en Sevilla, conmigo y con su hijo y ella ha aceptado un trabajo en un restaurante de Londres. Así que empezamos nueva vida, pero con dos hijos en lugar de uno.

'Alli Abajo' 5th Season Presentation in Madrid
Pablo CuadraGetty Images

Carmen e Iñaki se han convertido en una pareja moderna, como muchos casos que se dan hoy en día.

Así es. Ahora son una pareja moderna sin conflictos en su amor después de haber aceptado al hijo que él tuvo con su ex; el conflicto permanente está en todo lo que pasa alrededor suyo. En esta temporada veremos a una pareja que se escucha, se entiende y no se juzga. Carmen e Iñaki harán malabares para mantener su amor y veremos cómo la pareja quiere tener sexo y no puede con dos niños chicos…

Carmen es madre, directora de la clínica Hispalis…Está hecha una jabata que puede con todo.

Y en esta temporada será ella la que se encargue de todo a nivel laboral porque Iñaki se ha ido a vivir a Sevilla, con ella y será l quien se haga cargo de los dos niños. Seguía siendo directora de la clínica Hispalis cuando se descubre que el edificio tiene aluminosis y deben empezar unas obras que Don Benjumea, el propietario, tiene que sufragar y que les llevará a tomar la determinación de incorporar nuevos inversores. Pero su situación cambia drásticamente.

Unos inversores que serán chinos.

Y que modificaran la forma de trabajar e introducirán bastantes cambios porque su visión del negocio es bastante rígida. Le dan la patada a Carmen y la mueven de su sitio, la quitan de jefa y la vuelven a poner de enfermera. Entonces es cuando se ve a Carmen que se erige en verdadera líder de la clínica, defendiendo a sus compañeros y al tiempo velando por el buen funcionamiento de la Hispalis, preocupada por el bienestar de los pacientes.

Este año se desarrolla la trama principal en Sevilla e imagino que se ha rodado poco en Donosti.

Este año se ha rodado menos en el norte. La trama de Iñaki y Carmen se desarrolla casi todo el tiempo en Sevilla; de hecho yo no he rodado nada este año en Donosti; es más, en un pueblo cerca de Sevilla se abre una trama paralela con la incorporación a la serie de Paco Tous, que hace el personaje de Epi, que tendrá que ver con Cristobal, el hijo de don Benito Benjumea, que llega a ese pueblo.

¿Gotzone (Nerea Garmendia) aparece en algún momento?

Aparece y cómo aparece: dispuesta a recuperar a su hijo Jon, pero acabamos haciendo un trio de entendimiento. No hay peleas entre mujeres ni piques, sino entendimiento. Carmen no se pone celosa porque piense que Gotzone la va a quitar a su marido. Somos dos madres que piensan en sus respectivos hijos. Iñaki y Carmen actúan como una pareja que se quiere y que confían el uno en el otro y acogen a Gotzone, que viene un poco perdida. Sí se da algún conflicto entre Gotzone e Iñaki, pero conflictos entre colegas.

¿En algún momento hay poliamor?

Físicamente no, pero si en afectos. Y por eso es más actual que nunca. Esta temporada “Allí Abajo” tiene más ritmo que nunca. Es la primera vez que me siento identificada con el personaje de Carmen como persona porque la veremos viviendo, siendo y defendiendo todo lo que piensa.

Tienes otros proyectos en cartera. Ruedas la segunda parte de La casa de las Flores, en Netflix, donde trabajas con tu hermano Paco.

Voy a convertirme en la hermana de mi “hermana” porque Paco es María José, el marido transexual de Paulina de la Mora (la mexicana Cecilia Suárez). Trabajar en "La casa de las flores" de la mano de Manolo Caro y con mi hermano Paco León me hace sentirme "verdaderamente en familia". Es todo un honor hacer un melodrama y estoy segura de que México me recibirá con sus mejores flores y mejor tequila.

¿Cómo es Purificación, tu personaje?

Muy distinto a todos los que he interpretado hasta ahora porque es muy alejado a mí físicamente y he tenido que disfrazarme y moverme de forma diferente. Purificación es la mala, una chica bastante extraña, muy fea, con gafas…También trabajaré con Eduardo Rosa y Eduardo Casanova, que se suman al reparto protagonizado por la mexicana Verónica Castro.

'Sin Fin' Madrid Photocal
NurPhotoGetty Images

Tienes por estrenar Escapada, junto a Sergi López, de la directora Sarah Hirtt.

En España se estrena en marzo, pero ya se ha estrenado en Bruselas. Es el drama de una familia belga, ambientada en España, concretamente en Cataluña, que narra la relación entre tres hermanos, Gustave, un transportista al borde de la bancarrota, Jules el anarquista militante y Lou, la más joven, soy yo y está perdida entre sus hermanos. En el filme se habla del movimiento okupa que se ha desarrollado en Barcelona y cómo al final se unen por el amor de una nieta, que es precisamente mi hija.

Y el filme Los Japón, de Ávaro Díaz Lorenzo.

Es el nuevo filme del director que hizo Señor, dame paciencia y allí trabajo con Dani Rovira, al que no conocía y ha sido un gustazo trabajar con él. La película habla de aquellos japoneses que llegaron a Sevilla en el siglo XVII y se instalaron en el pueblo Coria del Río. Mi marido (Dani Rovira) se convierte en emperador de Japón, porque es el único heredero. Y por eso viajamos al país. Es una comedia para partirte de risa.

Y repites con Álvaro Díaz Lorenzo en La lista.

En veinte días empezamos a rodar esa comedia-dramática sobre una mujer a la que le diagnostican cáncer de mama. Allí trabajo con Victoria Abril, a la que admiro, con la que coincido en el hospital porque ella está también enferma de cáncer. Las dos y otra enferma (Silvia Alonso) decidimos hacer un viaje de chicas en caravana antes de morir.

Day 7 - Malaga Film Festival 2018
Carlos R. AlvarezGetty Images

Sigues con el pelo ultracorto. ¿Te sientes guapa?

Estoy encantada de llevar el pelo así; me lo cambié hace dos años para la película “Sin fin” y me veo guapa y es comodísimo.

Has sido imagen de “Meetic”. ¿Has ligado alguna vez por internet?

Personalmente no, porque soy una persona famosa y es difícil establecer relaciones por internet, pero tengo muchos amigos que sí y tengo varias parejas de amigos que se han conocido a través de agencias de este tipo. Tengo claro que favoreceré todo tipo de herramientas para llegar al amor sea como sea y con libertad.

¿Eres una mujer que cree en el amor?

En el amor, en los afectos, pero sobre todo en la libertad para que cada uno haga con su vida lo que le dé la gana. Para mí el amor es un motor necesario para vivir, amor de pareja, pero también puedes amar a tus amigos, a tus familiares...pero lo que tengo claro es que la libertad siempre unirá a las personas.

¿Sigues definiéndote como una mujer feliz?

Claro, porque tengo capacidad de amar. Yo me enamoro constantemente: en las redes sociales, en la vida real, de mis personajes, de mis compañeros...El corazón siempre lo tengo ocupado.

Antes de los Goya declarabas que las actrices sois muchas cosas, no solo un traje de lentejuelas y unos tacones. ¿Te declaras feminista?

Sí. Y soy consciente de que lo soy. No soy activista feminista porque considero que tengo mucho que aprender todavía del feminismo, pero, por supuesto que creo en la igualdad.

¿Crees que un piropo es una forma de acoso?

No. A mí, que me digan guapa, me gusta igual que yo lanzo piropos a los chicos. Otra cosa es que un hombre se sienta con el derecho de decírmelo cuando quiera. Y hay piropos y piropos. Acoso es la educación que hemos recibido durante años y años, totalmente en contra del feminismo. Eso es lo que tenemos que cambiar.

Carmina, tu madre, ¿os ha educado en igualdad?

Totalmente, aunque ella a lo mejor no es consciente. Sólo sé que unos hacemos crecer a los otros. Eso es querer a alguien y para eso está la familia.

¿Sigues escuchando la música de Enrique Morente y Manolo Caracol con devoción?

Sí. Me gusta más la música antigua que la actual. En mi forma de ser tengo los dos extremos: parezco casi punk por mi imagen, pero en el fondo soy muy “abuelilla”.

¿Continúas llevando el rosario de tu abuela a los rodajes?

¡Aquí lo llevo! (y me lo enseña). Desde chiquitilla no me lo quito nunca; es un amuleto que me hace conectarme con lo mío, con mi tierra y para no olvidarme quién soy yo. Estoy convencida que así concentro la energía en un punto que me da suerte, antes de comenzar a trabajar. Mi abuela Ana María fue un ángel, una de las personas más mágicas que he conocido. Yo me parezco a ella en lo matriarca que soy.

Sin embargo pareces una mujer impulsiva.

Es verdad, tengo un carácter de “coco y huevo”. Luego pido perdón 33.000 veces, pero me dejo llevar por el impulso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV