Paloma Bloyd, la novia ‘supermodelo’ de Toni Alcántara

Nacida en Chicago y con “el corazón partido” entre España y Estados Unidos, está feliz con su papel de Deborah Stern, al que ha accedido tras una interesante trayectoria que arrancó en un musical de Telemundo e incluye su paso por ‘Supermodelo 2007’, en Cuatro.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En persona sorprende la estatura de Paloma Bloyd, más de 1.80 m con tacones, que habla con Teleprograma.tv el día de su 29 cumpleaños. Debutó en televisión hace casi una década, en la serie Cuestión de sexo (Cuatro), dos años después de participar en esa misma cadena en el reality Supermodelo. A través de esta entrevista descubrimos más pasos de su curiosa carrera, que le lleva ahora a ser Deborah Stern, la novia británica y judía de Toni Alcántara (Pablo Rivero) en Cuéntame.

Por tu apellido, ¿eres también británica como Deborah?
No, nací en Chicago, de donde es mi padre; y, cuando tenía cinco meses, nos mudamos a Gijón, a la tierra de mi familia materna. Más tarde volvimos a los EE.UU., de los 10 
a los 18, cuando 
decidí venir aquí. Así que tengo el corazón partido. 

¿Estás a gusto en la serie?
Imagínate. Cuéntame es parte de la historia de la televisión de 
este país. Además no es habitual poder abordar personajes femeninos fuertes e interesantes como este.

¡Toda una matemática!
Sí, de fuertes valores, moderna para su época, y que no se calla ante nadie. ¡Pondrá en su sitio a un Alcántara por machista! Está muy enamorada de Toni y lo apoyará como si fuera su roca.

¿Pero se adaptará bien a Madrid?
Sí, porque lejos de tener que sacrificarse en lo laboral, evoluciona para mejor. Se encargará de 
informatizar el INEM. 

¿Surgirán conflictos?
Por la vuelta de su ex, Juana [Cristina Alcázar]. Son mujeres seguras de sí mismas y es lógico que surjan los celos.

¿Qué tal con Pablo Rivero?
Tenemos química desde las primeras pruebas de vestuario. Le gusta analizar cada secuencia para potenciarla y orientarme sobre las diversas formas de trabajar de cada director. ¡Todo el equipo me acogió con los brazos abiertos! 

¿Cómo trabajas el acento?
Pactamos que tuviera cierto acento inglés mezclado con el castellano antiguo de los sefardíes, pero 
poco a poco lo irá perdiendo.

¿Y la ropa del 85?
¡Yo no había nacido! Me fascina el ‘mundo hombreras’, los pantalones con goma en el tobillo, y el currazo en peluquería con mi melenón, que me capearon al llegar. 

¿Vienes de familia de actores?
No, mi madre es profesora. Con 3 años yo ya ponía voces raras y bailaba a todas horas. Empecé la carrera de Psicología, pero a los dos meses la cambié por Arte Dramático.

De muy joven te vimos en El internado, pero la primera oportunidad te la dio…
Verónica Forqué; apostó por mí  recién llegada de Chicago y sin experiencia para la obra Adulterios.

¿Cuál fue tu debut en televisión?
Con 17 años, en un musical veraniego en Telemundo. Querían que siguiera pero no era lo mío.

¿Y qué recuerdas de tu paso por Supermodelo 2007?
Fue principalmente un aprendizaje sobre este medio. En lo personal, una experiencia intensa que me hizo madurar.

Destacaste en cine con Perdona si te llamo amor… ¡Y en El barco te vimos de mala!
Sí, al principio. Luego Dulce quiso redimirse pero sus compañeros lo impidieron haciendo que me devorara una plaga de mosquitos. ¡Cuatro horas en maquillaje para ponerme las prótesis de las larvas! 

¿Tienes hobbies?
Pasear a mi perra, la poesía de Ángel González y ver en casa pelis y series, como Stranger Things, Juego de Tronos,  Fleabag…

¿Sigues yendo a EE.UU.?
Sí, a ver a mi padre, porque al no tener nacionalidad española, solo puede estar aquí tres meses.  

¿Cómo ves el ‘fenómeno Trump’?
Que tanta gente vote a un homófobo racista es un caso a estudiar. Espero que su etapa sea corta y 
no haga demasiados estropicios. 

¿Te gustaría trabajar allí?
Me apetece rodar en inglés con mi propio acento, no importa dónde. Lo hice en Borgia [Canal+] pero con acento español por mi personaje, Carlota de Aragón. Me salen voces distintas en función del idioma, imagino que por las vivencias que he tenido con cada uno.

¿Para vivir qué prefieres?
Lo que más me influye en mi felicidad es estar cerca de mi familia, y ahora estoy muy feliz en España.

Cuéntame te pone en el foco mediático. ¿Tu madre, que ha ejercido el periodismo, te ha prevenido?
Sé que los profesionales se deben al medio para el que trabajan, así que sé que tengo que ser prudente y vigilar con quién hablo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV