El truco definitivo para dar de sí unos zapatos estrechos

Si tienes un par de zapatos preciosos pero que no usas porque te quedan estrechos, toma nota.

Si tienes un par de zapatos preciosos pero que no usas porque te quedan estrechos, toma nota.

Este truco sirve para agrandar los zapatos, sobre todo funciona con los que son de piel y te ahorrarás llevarlo a la horma del zapatero.

Para realizarlo sólo necesitas dos bolsas de plástico para congelar (de las que tienen cierre hermético). Llénalas de agua y mete una en cada zapato. Asegúrate de que están bien cerradas para no provocar un desastre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Mete los zapatos en el congelador durante 24 horas: el agua de las bolsas se congelará e irá aumentando su volumen, lo que ensanchará lentamente tus zapatos.

Al día siguiente, cuando saques los zapatos, saca las bolsas con el agua congelada y podrás comprobar cómo han cedido ligeramente y ahora puedes usarlos sin que te hagan daño.

¿Conoces algún truco que quieras compartir con nosotras? Hazlo en nuestro Facebook.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hogar