Trucos fáciles y rápidos para limpiar todas las habitaciones de la casa

Ya sabemos que limpiar la casa es una de las tareas más engorrosas del hogar, pero también de las más necesarias. Te proponemos estos mágicos consejos para eliminar todos los gérmenes.

mujer, hombre, limpiar, casa, hogar, pareja

    A todos nos encanta tener una casa de revista. Da un gusto indescriptible y mucha paz ver todas las estancias ordenadas, desinfectadas y disfrutar de los olores a ventilado y limpio que hacen de nuestra vivienda un verdadero hogar. Pero esto no es posible sin sus correspondientes sesiones de limpieza. De hecho, limpiar genera beneficio físico y mental, quizá no tanto por la tarea en sí, sino por el resultado. Cada uno escoge su modelo en función del gusto o disgusto que le genera o incluso del tiempo disponible. Se puede hacer en tandas breves, en las que vamos resolviendo por partes determinadas zonas de la casa, pero también en las temidas limpiezas generales que ocupan a veces varias jornadas de orden, higiene y revisión de las zonas de almacenaje.

    Sabemos que limpiar la casa es una de las tareas más engorrosas del hogar, pero también de las más necesarias. En esta época en la que todos vamos con prisa a todas partes, casi contrarreloj, para llegar al trabajo, la compra, las relaciones sociales y el ocio personal, valoramos especialmente cualquier consejo que nos permita acortar tiempos en las tareas que, pese a ser obligatorias y útiles, nos dan más pereza.

    Estancia por estancia de toda la casa, existen maneras de optimizar las tareas del hogar para que nuestras sesiones de limpieza y orden sean más breves y eficientes, aligerando la carga de tiempo y esfuerzo que conllevan. Superficies, telas, cajones y otros espacios de almacenamiento... todas las partes de nuestra vivienda son susceptibles de acumular polvo y suciedad, pero también todas ellas admiten más de un truco para limpiar y colocar más y mejor en el menor tiempo posible.

    Por eso hemos optado por recopilar una amplia lista de mágicos trucos para eliminar todos los gérmenes. El objetivo es que, habitación por habitación, recibas algunas claves para ahorrar tiempo y, por qué no, algo de dinero, además de facilitarte la tarea para que limpiar y ordenar tu hogar te produzca algo menos de pereza. Con especial énfasis en la cocina y el baño, pero atendiendo también a los dormitorios y el salón e, incluso, las zonas de paso, repasamos algunos consejos que, incorporados a tu rutina semanal, aligerarán el peso de la limpieza en el hogar. Aquí tenéis una selección de 30 trucos fáciles y rápidos para ordenar y limpiar en profundidad la casa.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    1
    Cocina: deja los fogones para el final

    Empieza siempre desde el lado derecho de los fogones, y muévete en el sentido de las agujas del reloj por la habitación. La zona de la vitrocerámica y la cocina suele ser la parte más sucia de la habitación, por lo que dejarla para el final es la mejor manera de evitar que toda esa grasa se extienda por la habitación. Si acabas de emprender la tarea de construir un hogar o te vas a enfangar en una reforma, además, ten en cuenta que existen maneras de tener una cocina más eficiente, sostenible y fácil de limpiar.

    2
    Desinfecta la pila de fregar

    Es difícil de creer, pero tu cocina tiene muchos más gérmenes que el asiento del váter. Así que tienes que usar un desinfectante o hacer uno propio y, además, tratar de prevenir las molestas manchas de cal. Primero, limpia la pila con agua y jabón, después pasa un paño mojado en vinagre de limpieza, seguido de un poco de agua oxigenada, y deja que se seque al aire libre. (No mezcles el vinagre y el agua oxigenada, debes usar primero uno y después el otro). Si tu fregadero es de acero inoxidable, sácale brillo frotándolo con un poco de aceite mineral y un paño suave. Esto evitará que queden restos de salpicaduras, dejando el fregadero como nuevo.

    3
    Limpia también el lavavajillas

    Una vez a la semana, es recomendable pasar una esponja bañada en agua y bicarbonato por el borde de la máquina para eliminar cualquier resto de comida o de óxido. Para limpiar por dentro, pon un ciclo con el lavavajillas vacío y un producto de limpieza, de esta manera matarás bacterias como el E.coli. "Durante la temporada de resfriados, añade una pequeña cantidad de lejía a uno de los ciclos regulares del lavavajillas para matar todas las bacterias", afirma la experta en Home & Lifestyle Laura Dellutri. Los platos estarán limpios y desinfectados después del ciclo de aclarado. Como truco extra para el buen olor del electrodoméstico, introduce medio limón en ese lavado desinfectante.

    4
    Olvídate de los papeles de cocina para limpiar

    Usa un trapo de microfibra en su lugar. Humedecidos con agua caliente y limón o vinagre de limpieza, te ayudarán a limpiar cualquier superficie, ya sea cristal, azulejos, o metal. Después, solo tienes que volver a meterlos en la lavadora y tenderlos hasta que estén completamente secos.

    5
    Limpia sobre la marcha
    Don Mason

    Este es uno de los consejos más repetidos por los chefs. Mientras se guisa es primordial mantener el orden y la limpieza en la habitación. Para ello, es conveniente recoger en su sitio todo lo que no usas, en armarios con organizadores de cocina que nos faciliten la tarea.

    Además, hay que dejar los utensilios ya empleados en agua caliente, o incluso con algo de jabón, mientras preparamos nuestras elaboraciones. De este modo evitaremos que se resequen los restos de suciedad. También ayuda limpiar cualquier salpicadura producida durante la preparación de los alimentos, así habrá que estar menos tiempo limpiando después. El encargado de recoger la cocina lo agradecerá.

    6
    Usa el microondas para limpiar
    Comstock

    Todos sabemos que las esponjas y los estropajos pueden ser una colonia de gérmenes. Desinfectarlas cada noche escurriéndolas bien y poniéndolas durante un minuto en el microondas es un gesto sencillo que te ayudará a tener una cocina más limpia y segura. Además, eliminará el desagradable olor a sucio.

    7
    Baños: haz que las puertas estén siempre impolutas
    Cloudyaz

    Unas de las marcas de agua más desagradables de ver son las de la mampara de la ducha. Frotar una cucharadita de aceite de limón en el cristal dos veces al mes ayuda a que el agua resbale mejor y no deje marca.

    8
    Las encimeras despejadas
    baño de giorgia en la nueva casa de ivana icardi
    Mediaset

    Por higiene, las encimeras del baño deberían estar lo más despejadas posible. La acumulación de pelos, gérmenes, humedad y polvo hacen que sea mejor mantenerlas sin demasiados objetos, siempre que sea posible. Pero es que, además, esto facilita la limpieza. Cuando vayas a desinfectar la zona vacíala por completo de accesorios tales como cestas o incluso la jabonera y el vaso del cepillo de dientes. Esto te permitirá no olvidarte de ninguna zona.

    9
    Limpia las cortinas de ducha
    Fotosearch

    ¿Sale moho en las cortinas de tu ducha? Pues te recomendamos meterlas en la lavadora junto a unas cuantas toallas. Estas ayudarán a limpiar a fondo toda la suciedad. Después, cuélgalas en su sitio y deja que se sequen perfectamente.

    10
    A por el inodoro
    Westend61

    Apuesta por un limpiador que tenga ácido cítrico, ya que actúa como un desincrustante natural, además de favorecer al mejor olor de la zona de la casa que más lo requiere. Déjalo actuar durante unos minutos y luego tira de la cadena. Puedes pasar la escobilla limpia para asegurarte de que toda la suciedad se va por el desagüe.

    11
    Sin atascos en el desagüe de la ducha
    BanksPhoto

    Lo mejor es realizar un mantenimiento diario. Cada mañana, pasa un montón de papel de baño por la zona y agarra todos los restos de pelo que quedan atascados en esta parte de tu ducha o bañera, así no te preocuparás por futuros atascos. Pese a ello, como cualquier otra cañería, además de pelo puede retener óxido u otros restos. La mejor manera de desprenderlos es echando bicarbonato y un poco de vinagre de limpieza para que la reacción entre ambas sustancias despegue la suciedad.

    12
    Elige productos de limpieza específicos
    decoracion con espejos bano

    La desinfección del baño es, probablemente, la más exhaustiva. Por eso es imprescindible emplear sus propios productos de limpieza. Esto no solo afecta a los líquidos que escojamos, sino también a los trapos, estropajos y guantes que usemos. La elección de los instrumentos y productos específicos para esa zona de la casa ayudarán a mantener la estancia más limpia y a no transferir suciedad y gérmenes por toda la vivienda.

    13
    Usa el baño nocturno de tu hijo como oportunidad para limpiar
    Andy Richter

    Para mamás y papás, hay una manera de optimizar la vigilancia de tu pequeño durante el baño. Mientras chapotea en el agua, puedes aprovechar para ir limpiando los espejos del baño, el polvo, el lavabo y, sobre todo, recogiendo todo el desorden. Cuando haya terminado, dale una pasada a la bañera. ¡Baño listo!

    14
    Elige el cepillo adecuado
    Vico Collective/Alin Dragulin

    Cuando se limpia, hay que hacerlo desde arriba hacia abajo, empezando por encimeras, muebles altos y mesas. De esta manera, cualquier migaja, polvo o suciedad caerá en el suelo mientras limpias el resto de la habitación. Y, lo creas o no, hay una manera más correcta de barrer toda esta suciedad.

    Tienes que elegir el cepillo adecuado para cada zona. Por ejemplo, para el interior de la casa, elige uno con cerdas más finas, que puedan atrapar todas las partículas de suciedad, incluso las más pequeñas. Para el jardín, debes elegir un cepillo más grande con cerdas gruesas, que atrapen la suciedad de una superficie porosa.

    15
    Barrer con técnica
    Jonathon Ross

    Para barrer mejor, agarra el palo de la escoba como si fuera un remo, con una mano en la parte de arriba y la otra hacia la mitad. Lanza el cepillo lejos para abarcar mayor superficie en cada pasada. Siempre empieza por las paredes o el exterior del jardín y barre hacia el centro del espacio, de esta manera no te dejarás ninguna zona sin pasar.

    16
    Cómo cuidar tus cepillos
    David Fischer

    Si tienes un espacio apto para ello, guarda las escobas con las cerdas hacia arriba. No solo será más fácil de encontrar, además, las cerdas se conservarán mejor, sin aplastarse ni abrirse hacia fuera.

    17
    El recogedor adecuado te puede ayudar
    Alessandro Liguori / EyeEm

    Elige un recogedor que recoja bien el polvo. Esto lo conseguirás eligiendo uno que tenga una goma, para evitar que se quede la típica línea de suciedad en el suelo que no hay manera de recoger. Además, para favorecer la mejor postura de la espalda, recomendamos los que tienen palo, pero debes asegurarte de que tiene una altura óptima para no tener que encorvarte.

    18
    Mantén el suelo limpio
    niña gateando por el suelo
    Getty Images

    Es importante en cualquier casa, pero más aún en aquellas con niños pequeños. Los hijos, en sus primeros años de vida, pasan tiempo gateando y jugando en el suelo y eso requiere que hagamos un esfuerzo extra por mantenerlos impecables.

    Aunque hay que prestar atención a toda la casa, los mayores focos de gérmenes están en el baño y la cocina. Por eso recomendamos repasar los suelos de esas dos estancias a diario con la escoba y lo más importante: limpia cualquier líquido que se derrame al momento. Así evitarás que se sequen las manchas haciéndolas más difíciles de eliminar.

    19
    Dormitorios: empieza con la cama
    Robert Daly

    Si tu cama está hecha, tu habitación parece recogida. Cuando te despiertas, estira un poco la colcha para dejar la cama medio hecha, mientras la habitación se ventila. Cuando cierres las ventanas, termina de estirar las sábanas y listo.

    20
    Ordena tus cajones
    Howard Kingsnorth

    Es un clásico. Ordenamos los cajones de las cómodas pero con el paso de las semanas vuelven a ser un desastre y acabamos empleando la parte de arriba como la nueva zona de almacenaje. Para empezar, revisa que lo que guardas sean prendas que te pongas a menudo, o al menos que hayas usado en el último año.

    No olvides hacerte con accesorios organizadores para el dormitorio, pues cajones, armarios y estanterías estarán más recogidos gracias a su uso. Y, recuerda, es primordial hacer el hábito de guardar de nuevo en su sitio la ropa limpia, que solo quede a mano aquella que preparas para el día siguiente o que permite una segunda puesta.

    21
    Mesillas despejadas
    Tom Merton

    En tu mesilla puedes guardar alguna de las cosas para mimarte, como un libro, tu crema hidratante o cualquier cosa que te guste hacer mientras estás tumbada en la cama. También puedes tener un reloj despertador, una lamparilla de noche y un paquete de pañuelos. Demasiadas cosas en tu mesa de noche hará que tu habitación parezca sucia y desordenada.

    22
    Consigue que duren más tus toallas
    Hero Images

    A las toallas no les debes poner suavizante, en su lugar, añade un chorro de vinagre blanco durante el aclarado, o coloca dos pelotas de tenis en la lavadora para quitar la electricidad estática, suavizando así el tejido.

    23
    Cambia a programas en frío

    Casi todo puede ser lavado con agua fría (gesto que no solo repercutirá de manera positiva en tus facturas, sino en tu medio ambiente). Eso sí, hay prendas que se saltan esta pauta. Para limpiar sábanas, toallas y ropa interior, mejor que pongas el agua lo más caliente que puedas, así eliminarás las bacterias.

    24
    Mide los tiempos
    Kristin Duvall

    Un buen truco para que dé menos pereza limpiar es saber cuánto tardamos en hacer la limpieza. Lo creas o no, la mayoría de los quehaceres del hogar no llevan más de 10 minutos si te vas organizando para mantener todo más o menos limpio y en orden en lugar de posponer todo para una limpieza general. ¡Nadie podrá decir que no tiene tiempo de limpiar lo que le toca!

    25
    Aprende a ser multitarea
    Peathegee Inc

    ¿Y por qué no hacer dos cosas a la vez? Mientras hablas por teléfono, prueba a doblar la ropa seca, sacudir cojines y almohadas, colocar las revistas y los libros o limpiar un poco el polvo.

    26
    Atenta a las zonas en las que se acumulan los papeles
    Tom Merton

    Hojas, correo o papeles se suelen acumular en la mesa de la cocina, de la entrada, del salón o el despacho. Una vez lo recojas todo, guarda los papeles que vayas a necesitar o tíralos.

    27
    Ve de esquina a esquina
    Howard Shooter

    Cuando estás limpiando al vapor, empieza por las esquinas y avanza hacia la puerta, con un movimiento lento y repetitivo de fuera hacia dentro. Verás que todo va quedando perfectamente limpio.

    28
    El velcro es tu amigo
    Laurence Dutton

    Una buena manera de ordenar los mandos de los aparatos electrónicos y las consolas de videojuegos es etiquetarlas y colocar un trozo de velcro tanto en el aparato como en el mando. Así, no se volverán a perder.

    29
    Crea una caja de objetos perdidos
    stuartbur

    Debería haber una en todas las casas. Usa una caja antigua en la que colocar todos los objetos que encuentres por casa pero que no sepas de quién son o dónde se guardan. Así, cuando alguno de los habitantes de la casa busque algo, este será el primer lugar donde mirar.

    30
    Orden en menos de 5 minutos
    Bernd Opitz

    Además de las limpiezas en profundidad y las de mantenimiento, hay una forma clave para mantener la casa con aspecto de limpia, y es el orden. A veces cuesta mucho mantenerlo pero hay un truco muy rápido de colocar una habitación para, al menos, quitar los estorbos más visibles.

    Te recomendamos cronometrar 5 minutos e intentar recoger todo lo que esté fuera de lugar. Que cada miembro de la familia elija una habitación y a ver quién termina de recoger más rápido de dejar todo en su sitio. A modo de juego todos colaboraréis en dejar zonas de paso y espacios de uso común despejados.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo