Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Armarios: todo bajo control

¿Tu ropa de primavera lucha por el espacio contra los abrigos de invierno? ¿Tus chaquetas de lana comparten percha con vestidos de verano? El cambio de estación es la excusa perfecta para poner orden en tu armario. Descubre cómo hacerlo.

¿Tu ropa de primavera lucha por el espacio contra los abrigos de invierno? ¿Tus chaquetas de lana comparten percha con vestidos de verano? El cambio de estación es la excusa perfecta para poner orden en tu armario. Descubre cómo hacerlo.

1 de 9
Hacer el cambio de armario, todo un arte

Con la llegada del calor, las prendas de abrigo ceden su puesto de honor a camisetas, vestidos, sandalias y... antes de que nos demos cuenta, biquinis y bañadores. Por esa razón, el cambio de estación se convierte en la época del año perfecta para ordenar nuestro armario, despedirnos de las prendas de invierno y dar la bienvenida como se merece a la ropa de nueva temporada.

Este año, no dejes que tus prendas recién compradas tengan que luchar por un hueco entre tu ropa invernal. Y es que, ¿sabías que según la filosofía Feng Shui, la imagen de un armario desordenado resulta hostil y afecta a nuestra autoestima?

Olvídate de no encontrar nunca lo que estás buscando y despídete de una vez por todas de los calcetines desparejados… Te contamos cómo hacer el cambio de temporada y poner orden en tu armario.

Descubre en El Corte Inglés las mejores propuestas para tener un guardarropa digno de formar parte de un museo de la moda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Abrigos y trajes a cubierto

Después de la temporada de invierno, cuando recojas tus abrigos de la tintorería, cuélgalos correctamente en perchas largas y protégelos del polvo con una funda transpirable.

Funda para traje y para abrigo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Cestas para todo

La ropa debe estar bien doblada para que quepa más, pero cuidado con saturar cajones o cajas, o el resultado serán arrugas imposibles de quitar.  No hay plancha que pueda con ellas.

Cesta de ordenación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
La percha es la clave

Invierte siempre en modelos de calidad para evitar que se deformen tus prendas. A la hora de guardar tus trajes y camisas, recuerda que una funda es la mejor forma de mantener tu ropa a salvo. En cuanto a las camisas, toma nota: cuélgalas siempre con el primer botón abrochado para evitar que se deformen.

Funda para traje.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Pantalones sanos y salvos

Lo recomendable es tener la mayor cantidad de prendas colgadas. Debes ser especialmente cuidadosa en el caso de los pantalones, ya que no soportan tan bien estar doblados durante largos períodos de tiempo.

Funda para pantalón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Todo en caja

Hay diferentes tamaños y materiales. Podemos comprar cajas de madera o cartón y forrarlas en tela o en papel de colores. Podemos además añadir una etiqueta donde se describa qué contiene la caja o a quien pertenece.

También hay cestas, donde objetos pequeños quedan a la vista, y divisores: para contener u ordenar las prendas de pequeño tamaño (ropa interior, corbatas, cinturones,…).

Una solución muy ventajosa son los organizadores interiores de baldas o cajones.  

Caja organizadora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Ante todo, organización

Es importante lavar todas las prendas antes de almacenarlas hasta la próxima temporada, pero los expertos recomiendan el empleo de detergentes suaves para evitar manchas y malos olores.

Los espacios que quedan debajo de las camas son ideales para cajas de plástico estrechas con pequeñas ruedas y un pequeño compartimento para alojar productos antipolillas. 

Funda ahorra espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Mantas a cubierto

Los edredones se doblan para que ocupen el mínimo espacio posible, se meten dentro de bolsas de plástico extrayendo todo el aire y no se debe poner nada encima para que no se aplasten.

No olvides incluir un antipolillas para evitar sorpresas desagradables. Se recomienda añadir una ramita de lavanda o jabón.

Funda para manta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
A simple vista

Otra regla fundamental es que todo esté localizable de un simple vistazo. De ahí que en cuanto a los cajones, mejor poco profundos, evitando amontonar la ropa.  

Cesta de ordenación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hogar