La Reina Letizia recicla uno de sus looks más destacados para hablar de alimentación

La monarca española ha viajado hasta Roma para participar activamente en una ceremonia organizada por la ONU con motivo del Día Mundial de la Alimentación. Para la ocasión, Doña Letizia se ha decantado por lucir un llamativo vestido de Carolina Herrera que ya le pudimos ver hace poco más de un mes.

La Reina Letizia recicla un vestido rojo de Carolina Herrera para participar en la ceremonia de la ONU con motivo del Día Mundial de la Alimentación
Gtres

La Reina Letizia, en calidad de embajadora especial para la Nutrición, se encuentra en estos momentos de viaje oficial por Roma para asistir a la ceremonia, organizada en la sede de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura, con motivo del Día Mundial de la Alimentación. Acompañada del ministro español de Agricultura, Luis Planas, la esposa del jefe de Estado se ha decantado por reciclar un look que ya lució hace un mes durante la primera visita oficial de su hija mayor, la princesa Leonor, al Principado de Asturias.

Gtres

Se trata de un sofisticado vestido entallado, firmado por Carolina Herrera, que destaca por su llamativa y elegante tonalidad en color rojo, uno de los colores predilectos de la monarca y al que recurre siempre que tiene ocasión. Al igual que en aquella ocasión, doña Leticia ha lucido unos zapatos con una banda transparente y en color nude. Sin embargo, ha decidido peinar su cabello en un recogido bajo de corte desenfadado, lo que le confería un aire un tanto bucólico.

El peinado permitía apreciar mejor los pendientes, confeccionados en oro amarillo de 18 quilates y diamantes, los cuales estrenó el pasado viernes 12 de septiembre durante el desfile con motivo del Día de la Hispanidad. Son de la marca Gold&Roses y tiene un precio de 1.565 euros. A su vez, ha llevado un bolso diseñado por su gran amigo Felipe Varela.

Gtres

En su discurso, Letizia ha destacado la necesidad de intervenir sobre el sistema alimentario, “una tarea titánica que compete a todos y alcanza a todos los niveles y ámbitos de la comunidad humana que formamos”. Aunque los datos sobre el sobrepeso y la obesidad son “preocupantes”, la reina tiene fe en que la situación puede cambiar, proponiendo algunos cambios como un mayor compromiso de la industria alimentaria, una mejor educación integral para la salud en las escuelas y mejorar el conocimiento de los consumidores acerca de lo que comen.

Cada acción cuenta. Cada intervención es importante. Cada profesor que enseña a sus alumnos a respetar el entorno. Cada madre que hace el esfuerzo de conseguir alimentos nutritivos y frescos para su familia”, señala la esposa de Felipe VI. "Tenemos la oportunidad de mejorar la vida de más de 800 millones de personas".

Publicidad - Sigue leyendo debajo