La infanta Cristina sufre un ataque de ansiedad tras visitar a Urdangarín en prisión

La hermana del Rey ha salido de la prisión de Brieva completamente destrozada tras comprobar el deterioro de su marido, Iñaki Urdangarín.

Infanta Cristina
Gtres

Aunque ha pasado ya un año desde que Iñaki Urdangarín ingresara en la prisión de Brieva, la Infanta Cristina no parece acostumbrarse a esta situación. Cada vez que la hermana del Rey visita a su marido, sale destrozada. Pero su última visita ha sido, si cabe, más complicada... Su salida no ha sido nada fácil y ha demostrado que atraviesa uno de los peores momentos de su vida. Una vez al mes, el matrimonio disfruta de un 'vis a vis' de tres horas, pero en esta ocasión ha sido más duro de lo habitual, así lo cuentan fuentes cercanas a la familia a 'El Español': "De vuelta a La Zarzuela le pidió al chófer que acelerara porque empezaba a encontrarse fatal. Estaban pasando el puente de Guadarrama así que decidieron llegar hasta El Pardo para que la vieran allí los médicos de la Casa. Al final, se quedó en un susto, un ataque de ansiedad, aunque ella llegó a pensar que se trataba de un infarto".

Según los médicos de El Pardo, estaba sufriendo un ataque de ansiedad. Por suerte todo quedó en un susto, y es que, al parecer, en el tiempo que pasó al lado de Urdangarín le vio tan desmejorado que le ha pasado factura emocional.

image
Gtres

"No sé cuánto ha podido perder porque yo no lo he visto, pero Cristina salió muy preocupada de la prisión", ha declarado la fuente. Además, la Infanta es consciente de lo difícil que está siendo para su marido afrontar la soledad por la que pasa cada día en el módulo donde se encuentra, por lo que este cúmulo de situaciones han acabado deprimiendo a la hermana del Rey.

Cristina se enfrenta, ahora, a uno de sus veranos más complicados, y más después de haber visto, según parece, muy mal a su marido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo