La visita de la Familia Real a Barcelona: los detalles

Leonor protagonizó su primer acto oficial y dio su tercer discurso. Comunicó y emocionó.

Creía que la tendencia animal print iba desinflándose. Pues está más viva que nunca. Miro, busco y sí: está por todas partes. Hay expertos que dicen que no se va a ir nunca. Fue la opción que escogió la Reina para lucir en la jornada “Talento llama al talento”, celebrada en el Palacio de Congresos de Barcelona el 5 de noviembre. Con esta actividad, la Familia Real clausuró su visita de dos días a Cataluña con motivo del 10 aniversario de la Fundación Princesa de Girona.

Familia Real en Barcelona
Gtres

El vestido de Letizia es muy Victoria Beckham, ceñido a la cintura, con su caída y su vuelo, creado para configurar un look súper urbano y actual. La idea es buena. Yo lo veo muy cool. Los Premios Princesa de Girona unen talento joven, tienden puentes entre culturas y generaciones. Dan alas a los sueños. Reconocen el esfuerzo y la ilusión: son modernos y son jóvenes. El estilismo de Doña Letizia también lo era. Combinó el black and white con zapatos rojos de Carolina Herrera, un toque que Victoria adora. Un detalle: la Reina llevó el anillo Karen Hallam en el dedo índice de la mano izquierda (lo lleva siempre en el anular). Con este vestido, Victoria Beckham ingresa en el catálogo de firmas internacionales de la Reina.

Letizia vestido animal print
Gtres

Retomo el hilo de los premios, una celebración que ha supuesto para Leonor, Princesa de Asturias y de Girona, su primer acto oficial en Barcelona y su tercer discurso en público. Vi la ceremonia y me gustó muchísimo la palabra “Referentes” como guión escénico. Me gustaron el discurso de Maria Jammal ("todos somos motor de cambio") y la música de Cinema Paradiso. Eso fue total.
Doña Letizia siguió el guión de años anteriores y optó por un “total black”, con un traje pantalón de Pertegaz que tenía unas sofisticadas aplicaciones de plumas en las mangas. La pluma es tan ligera y tan chic, que el look ya brilló solo. Sin más.

Familia Real en Barcelona
Gtres

Detalle a detalle, repaso los momentos de una ceremonia para recordar. Fuera del Palacio de Congresos, en la calle, había protestas, y dentro se oían aplausos. Tantos, que el Rey, una vez ocupó su sitio, se levantó de nuevo a agradecer la bienvenida.
Habían transcurrido casi dos horas de ceremonia y el conductor, Andrés Salado, director de orquesta y premiado en 2016, solicitó la presencia del Monarca y, por primera vez, de su hija: “Nuestra jovencísima presidenta de honor, la Princesa de Asturias y de Girona”. Llegaba el turno de los discursos. El Rey abrió camino al escenario. Su hija le seguía. Los aplausos les acompañaron hasta el atril, donde se había dispuesto una cajita blanca para que desde ahí Leonor diera lectura a su discurso. Su intervención, de casi tres minutos, fue sobresaliente. Llevaba un vestido rojo vivo, de corte trapecio.

Leonor, en Barcelona
Htres

La Princesa habló en castellano, catalán, árabe e inglés con soltura y solvencia y, sobre todo, con mucha emoción. Comunicó y transmitió. Me quedo con muchas cosas de su tercer discurso: la atención de su madre; la mirada de su padre, que estaba de pie junto a ella; y las sonrisas de Sofía.

Familia Real en Barcelona
Gtres

La princesa tuvo palabras de afecto para Cataluña: “Una tierra que para siempre ocupará un lugar en mi corazón”. Recibió una ovación. Todo el auditorio se puso en pie para agradecerle su discurso, que aún no había concluido. Casi un minuto y medio aplausos. Llegó un momento en que Leonor miró a su padre y con los ojos le preguntó algo así como “¿ya?” Cuando bajó de la cajita, el Monarca le dio un abrazo y un beso. Al llegar a su butaca, la Reina le estrechó la mano. Sus ojos brillaban mucho, estaba muy emocionada.

El momentazo más intenso de la noche se lo llevó Leonor. Acto seguido, el Rey tomó la palabra, que abrió con un espontáneo: “Me lo ha dejado difícil”. Y concluyo con otra cita de su discurso: “La Princesa Leonor está empezando asumir sus obligaciones con ilusión y sentido del deber”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo