Ainhoa Armentia, primeras palabras tras sus fotos con Urdangarin

La amiga del exduque de Palma entraba en el bufete de abogados en el que ambos trabajan a las 9.45 de la mañana. Esto respondía cuando le preguntaban por las polémicas fotografías.

ainhoa armentia, a su llegada al trabajo
Gtres

    Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia intentan continuar con su día a día tras la publicación de las fotografías en las que se les ve caminando de la mano por una playa. Si el pasado 20 de enero, ambos llegaban al bufete de abogados en el que trabajan con apenas unos minutos de diferencia, esta vez el tiempo de entrada entre uno y otro ha sido de más de una hora. "Son cosas que pasan. Vamos a gestionarlo de la mejor manera posible. Es una dificultad que gestionaremos con la máxima tranquilidad y punto, como siempre hemos hecho", dijo el todavía marido de la infanta Cristina en sus primeras declaraciones tras conocerse esta amistad.

    Una actitud muy diferente a la que ha tenido este 21 de enero. Iñaki no ha querido responder a ninguna de las preguntas de los reporteros. Urdangarin seguía con la misma rutina. Llegaba en bici con dos escoltas, uno iba en bici y otro de pie y, más cabizbajo y serio, se ha limitado a dar los buenos días a la prensa.

    iñaki urdangarin, a su llegada al trabajo
    Gtres

    Ainoha Armentia aparecía por el bufete de abogados una hora y media después. A las 9.45 de la mañana, cuando ya nadie de prensa esperaba verla. Lo hacía en una furgoneta privada que la dejaba en la puerta. Y esta vez, aunque ha vuelto a dar la callada por respuesta a las preguntas sobre las fotografías, sí hemos podido escuchar su voz. "No tengo nada que decir", afirmaba antes de entrar al edificio en el que se encuentra el bufete.

    ainhoa armentia, a su llegada al trabajo
    Gtres
    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada