Camila, la gran ausente en la boda de Eugenia de York y Jack Brooksbank

La Duquesa de Cornualles no acudirá a la boda de la joven con el financiero, pero ¿cuál es el motivo de esta ausencia?

image
John Linton

Este próximo viernes 12 de octubre Eugenia de York pasará por el altar para dar el 'Sí, quiero' a su novio, el financiero Jack Brooksbank. Una nueva boda de la familia real británica a la que no podrán asistir todos sus miembros. La ausencia más notable a este día tan especial será la de Camila Parker, duquesa de Cornualles, que no acudirá al enlace. El tío de la novia, Carlos de Inglaterra, acudirá solo ya que su esposa tiene otro compromiso ineludible al que no puede faltar. Sin embargo, lo que es cierto es que la relación entre Sarah Ferguson, la madre de la novia, con la Duquesa de Cornualles y el príncipe de Gales no ni mucho menos ideal. Al parecer, el heredero al trono no ha perdonado a la que fuera su cuñada los escándalos que protagonizó en el pasado. Además, Fergie no olvida a la princesa Diana, por lo que podría sentirse incómoda con la presencia de Camila.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

No obstante, la familia real británica será la viva imagen de la elegancia y el saber estar este viernes. La ceremonia tendrá lugar en la capilla de San Jorge, en el Castillo de Windsor, siendo el undécimo enlace que se celebre allí, a la que acudirán unos 500 invitados, entre los que se encuentran rostros muy conocidos. Robbie Williams, el matrimonio Beckham, Elthon John y su marido David Furnish, Naomi Campbell y Cara Delevingne son algunos de los 'Vips' que pondrán el toque de glamour a la boda real.

View this post on Instagram

Think Jack said something funny!

A post shared by Princess Eugenie (@princesseugenie) on

Dos días de celebración

El secreto mejor guardado es el vestido de la novia. Parece que la hija pequeña de Andrés de Inglaterra y Sarah Ferguson ha confiado este detalle tan importante en la diseñadora británica Stella McCartney, que también fue la elegida por Meghan Markle para confeccionar el vestido que llevó en la fiesta privada que se celebró en Frogmore House tras su boda con Harry de Inglaterra.

Será una boda que durará dos días y que estará llena de sorpresas. El día 12, al caer la noche, invitados se trasladarán al Royal Lodge, la residencia oficial del duque de York, y en la que Sarah Ferguson pasa algunas temporadas. Situado a unos 5 kilómetros del Castillo de Windsor, los invitados vivirán una velada de etiqueta. Y para terminar, los novios y sus invitados disfrutarán una divertida cita recreando una especie de festival de música que se organiza en verano en la campiña inglesa con coches de choque, atracciones de feria, juegos tradicionales, puestos de comida y de cócteles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo