La trascendental decisión de Harry y Meghan sobre su hijo

Los duques de Sussex tiene claro lo que quieren, y lo que no, para su futuro hijo. Por esta razón, siguen los pasos de la princesa Ana de Inglaterra con sus hijos y su primogénito no tendrá título real.

Desde que comenzaron su viaje por Australia, Nueva Zelanda, Fiji y Tonga, no paran de saltar rumores sobre el hijo que esperan los duques de Sussex y que nacerá la primavera de 2019. Si hace unos días conocimos quién podría ser la niñera del pequeño (o pequeña), ahora, y según el diario británico The Times, Harry de Inglaterra y su mujer, Meghan Markle, habrían decidido que su hijo no ostente ningún título real, con el fin de proteger su intimidad. Esta noticia se ha conocido el mismo día que los Duques aterrizaban en Nueva Zelanda, donde visitaron la Casa del Gobierno y saludaron a los representantes de la comunidad maorí con el tradicional Hongi (saludo que se hace presionando la nariz y la frente con la otra persona).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

Según este medio británico, el nieto de Isabel II y su mujer quieren que su hijo "pueda tener una vida relativamente normal". El pequeño no tendrá derechos, pero tampoco tendrá obligaciones.

No es una decisión nueva en la Casa Real Británica. La princesa Ana, hija de Isabel II, y su primer marido, el Capitán Mark Phillips, lo hizo en su día con sus hijos, Peter –primer nieto de la reina de Inglaterra– y Zara.

Mientras que la princesa Ana optó por mantener apartados a sus hijos del foco de los actos de la familia real, las hijas del príncipe Andrés de Inglaterra, Beatriz y Eugenia, sí tienen el tratamiento de princesas. Por otro lado, los hijos del príncipe Eduardo no tienen tratamiento de príncipe ni princesa, pero sí tienen títulos nobiliarios: Luisa es Lady y Jacobo es Vizconde de Severn.

Gtres

Que el bebé de Harry y Meghan no tenga título de príncipe (o princesa), no le impedirá seguir ocupando un puesto en la línea sucesoria. Que es el séptimo, a menos que sus tíos, Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton tengan otro hijo y entonces bajaría al octavo puesto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Según publicó ya el periódico Mirror, a mediados de octubre, el bebé de los duques de Sussex no sería príncipe o princesa al nacer, a menos que la reina Isabel II intercediese (como ya hizo con los hijos de los duques de Cambridge). Esto se debe a las limitaciones sobre títulos impuestas por el rey Jorge V en 1917 podrían impedir que el nuevo miembro de la familia real británica disfrute de los más altos cargos. Sin embargo, la abuela de Harry de Inglaterra no tendrá que pronunciarse ya que los Duques han tomado su decisión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo