Meghan Markle se queda sin su mentora

A este paso la duquesa de Sussex se va a quedar sin ningún miembro en su equipo de confianza. A la escalada de dimisiones presentadas en los últimos meses, se suma el nombre de Samantha Cohen, una joven que la reina Isabel II le había asignado a Meghan Markle como mentora.

Commonwealth Day Service & Reception
Getty ImagesMax Mumby/Indigo

La imagen idílica que se tenía de Meghan Markle no deja de caer como un castillo de naipes. Pese a que la prensa británica se encargó de transmitir una imagen inmaculada de la esposa del príncipe Harry, superando en popularidad y aceptación por parte de los británicos a su cuñada, Kate Middleton, tan solo han bastado unos meses desde su boda con el hijo pequeño del príncipe de Gales para que comiencen a surgir los primeros escándalos en torno a su persona. Al parecer, el fuerte carácter de la duquesa de Sussex y su obsesión enfermiza con controlar cada paso que da está creando una fuerte tensión con los miembros de su equipo personal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Getty Images

La última en dimitir de su cargo ha sido Samantha Cohen, su mentora dentro de la familia real británica. Cuando la exactriz hollywoodiense se prometió con el príncipe Harry, la mismísima reina Isabel II, preocupada porque Markle no supiera amoldarse a su nueva realidad, le asignó a esta joven para integrarse en la vida palaciega. Cohen, de origen australiana, tiene 39 años y trabajaba desde el 2001 como secretaria personal de la soberana de la Mancomunidad de Naciones.

"Al final era demasiado duro. Ha aguantado demasiadas cosas. Meghan le exigía demasiado y aquello acabó en lágrimas. Era una verdadera profesional que ha hecho un trabajo increíble, pero las cosas han acabado mal y lo mejor para todos era que ellas se separaran", asegura al Daily Mail alguien cercano a Casa Real.

Gtres

Una situación que no hace más que agravar los rumores sobre el complicado carácter de Meghan. De hecho, Cohen ocupó el cargo como ayudante de los duques de Sussex después de que presentara su dimisión su predecesora, Lane Fox. Este no es más que un caso más a sumar a la inesperada escalada de dimisiones que está afectando al personal que atiende al flamante matrimonio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Hace tan solo unas semanas saltaba a los medios que Melissa Touabti, la asistente personal de la duquesa de Sussex, renunciaba a su puesto, supuestamente, debido al mal carácter de su ‘jefa’. Según publicó el medio antes citado, apenas seis meses después de que Meghan Markle pasara a ser miembro oficial de la familia real al casarse con el príncipe Harry, la empleada presentaba su dimisión debido al estrés que le supuso tener que lidiar con la exactriz a la hora de tomar decisiones para el enlace real. “Melissa es una persona muy talentosa, jugó un papel fundamental en el éxito de la boda real y todo el personal de Palacio la echará de menos”, aseguró una fuente cercana a la Casa Real.

Getty

La noticia de la dimisión de la asistenta coincidió con la salida al mercado del libro de Robert Johnson 'Carlos a los 70', donde se pone de relieve los roces de la duquesa con su cuñada, Kate Middleton, por su forma de tratar a los trabajadores de la Casa Real. De hecho, se ha especulado con la posibilidad de que los continuos desencuentros entre las cuñadas las habría llevado a barajar la posibilidad de no pasar las Navidades en familia. Una decisión que no ha aprobado Isabel II, quien habría llamado al orden a las mujeres de sus nietos, obligándolas a cumplir con la tradición y pasar las fiestas navideñas en Sandringham House. ¿Tendrá Markle tan mal temperamento como se rumorea?

Publicidad - Sigue leyendo debajo