La princesa Charlene rompe su silencio tras su regreso a Mónaco

Tras ocho meses de convalecencia en Sudáfrica, la esposa del príncipe Alberto se reencuentra con los suyos en el Palacio Grimaldi.

El pasado lunes por la mañana, 8 de noviembre, Charlene de Mónaco se reencontraba por fin con su marido y sus dos hijos después de más de medio año de ausencia. La princesa monegasca llevaba desde el pasado mes de marzo convaleciente en su Sudáfrica natal debido una infección otorrinolaringológica por la que ha tenido que ser operada hasta en tres ocasiones. Recuperada y dispuesta a retomar su agenda oficial, Charlene se ha mostrado muy contenta de poder volver a casa y estar junto a los suyos. “El lunes por la mañana, el príncipe Alberto II, acompañado por la princesa Estefanía, así como por el príncipe heredero Jacques y la princesa Gabriella, dieron la bienvenida a la princesa Charlene en su regreso al Principado de Mónaco. Un reencuentro lleno de alegría y emoción”, señala el anuncio que han publicado a través de la cuenta oficial en Instagram del soberano.

This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

El comunicado viene acompañado de tres fotografías en las que podemos ver a la princesa, visiblemente más delgada, vestida de negro y con una mascarilla con el escudo de los Grimaldi, siendo recibida por sus familiares con un enorme ramo de flores a las puertas del palacio donde residen. A su vez, destaca la presencia del nuevo miembro de la familia: un cachorro de perro crestado de Rodesia. Horas más tarde, la propia Charlene se hizo eco de la noticia a través de sus redes sociales. “Feliz el día de hoy. ¡¡¡Gracias a todos por mantenerme fuerte!!! ❤", dijo la exnadadora.

De esta manera, se cumplen las previsiones del príncipe Alberto, quien hace unas semanas comunicó a la prensa que se esperaba que su esposa regresara al Principado antes del Día Nacional de Mónaco, que es el próximo 19 de noviembre.

Según el diario alemán Bild, Charlene salió el pasado domingo desde el aeropuerto de la ciudad costera de Durban. Viajó en un Dassault Falcon 8X, propiedad del principado de Mónaco y fue despedida por su gran amigo, el rey de los zulúes Misuzulu kaZwelithini. Antes de participar en los festejos por el Día Nacional, la princesa podría acompañar a su marido el próximo sábado a la Exposición Universal de Dubái, lo que supondría la primera aparición pública de la pareja en una visita oficial desde hace más de medio año.

This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

''No estaba enfadada conmigo''

Durante su larga estancia en Sudáfrica, Charlene tan solo recibió una visita de su marido y sus hijos gemelos. En estos meses, debido a lo extraño que se hacía que no hubiera forma de trasladar a la princesa con seguridad desde su país a Mónaco, han cobrado fuerza los rumores de crisis, algo que sobrevuela a la pareja desde que contrajeran matrimonio hace poco más de una década. "No se fue de Mónaco porque estuviera enfadada conmigo o con cualquier otra persona”, explicó el pasado septiembre el soberano en una entrevista concedida a la revista People. “Iba a viajar a Sudáfrica para reevaluar el trabajo de su fundación allí y tomarse un tiempo libre con su hermano y algunos amigos. Se suponía que solo iba a estar allí una semana, un máximo de diez días, pero surgieron complicaciones médicas", sentenció para acallar los rumores.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada