Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Harald, de Príncipe triste a Rey comprometido con la Paz Mundial

Se cumplen 25 años desde que Harald de Noruega accediera al trono, y con motivo de este acontecimiento, os contamos en imágenes cómo ha sido su vida personal, pero también su reinado y el futuro de dicha monarquía de la mano de su hijo Haakon.

Se cumplen 25 años desde que Harald de Noruega accediera al trono, y con motivo de este acontecimiento, os contamos en imágenes cómo ha sido su vida personal, pero también su reinado y el futuro de dicha monarquía de la mano de su hijo Haakon.

1 de 25
Único rey de Noruega nacido en su país

Harald de Noruega es el primer rey nacido en su país. Esta monarquía, que nació en el siglo IX, fue territorio danés durante cuatro siglos; en 1814 formó parte de Suecia y logró su definitiva independencia en 1905. El país de los fiordos fue fundador de la ONU y de la OTAN y entrega el Nobel de la Paz.

El rey Harald único rey nacido en Noruega sucedió a su padre en enero de 1991, cuando falleció su padre, el rey Olaf V.

El 9 de abril de 1940, cuando el príncipe Harald tenía tres años, el ejército del Reich invadió Noruega.

La familia real se refugió en Suecia y meses más tarde embarcó junto a su madre y sus hermanas en el American Legión con destino a Estados Unidos, donde el presidente Roosevelt los acogió como invitados personales.

El príncipe y sus hermanas comenzaron a ir al colegio en Washington. A su regreso a Oslo, el heredero continuó su educación académica en su país y más tarde en Oxford, donde estudió Economía, Historia y Ciencias Políticas. Fue un estudiante mediocre y un destacado deportista. Su formación militar la realizó en la escuela de oficiales de caballería de Trandum y en la Escuela Nacional del Ejército, de donde se diplomó en 1959.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 25
El rey triste

Harald es el único hijo varón de Olaf V de Noruega y Marta de Suecia. Es el menor de dos hermanas, Astrid y Ragnhid. Nació el 21 de febrero de 1937 en el castillo de Skaugum, en Asker. Sucedió a su padre el 17 de enero de 1991, juró la Constitución tres días después y fue consagrado como rey de Noruega, el 23 de junio en la catedral de Trondheim. Este año se cumplen 25 años en el trono.

De joven le llamaban el príncipe triste porque su gran timidez le impedía hasta levantar la mirada.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 25
Su familia no consentía su amor por Sonia

Sonia Haraldsen conoció al príncipe Harald en 1957 y en 1959 ella intentó suicidarse porque el rey Olaf no la quería como novia de su hijo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 25
Harald amenazó con abdicar si no consentian su relación con Sonia

Harald conoció a Sonia Haraldsen en 1957. La joven era hija del propietario de una tienda de ropa donde ella trabajaba de dependienta a la vez que aprendía corte y confección en una escuela profesional.

La pareja mantuvo su amor en secreto durante dos años ya que el rey Olaf no permitía este noviazgo y obligó a su hijo a que rompiera la relación. Se entablaron conversaciones con otras monarquías al objeto de que Harald eligiera entre las princesas solteras.

Cuando todo apuntaba que Sofía de Grecia era la candidata idónea, Sonia intentó suicidarse. Sus padres, conscientes de que emparentar con la monarquía era ilusorio la alejaron de Noruega, pero no contaban con la testarudez del Príncipe que amenazó a su padre con abdicar si no le consentía casarse con la mujer que amaba.

Harald y Sonia tuvieron que esperar casi diez años hasta que el Parlamento noruego y el rey Olaf dieron por fin el consentimiento a su relación sentimental.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 25
Diez años de noviazgo

Tras batallar con su progenitor durante casi diez años y lograr que el Parlamento autorizara su matrimonio, Harald se casó con Sonia Haraldsen el 29 de agosto de 1968 convirtiéndola además, en la primera dama del país, ya que su madre, la reina Marta había fallecido y Olaf V no volvió a casarse. Con motivo del 40 aniversario de su boda, el monarca declaró: ''Soy una persona muy distinta a cuando me casé. Entonces era extremadamente tímido, pero con la ayuda de la reina Sonia he superado ese problema''. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 25
Pronto conquistó a los noruegos

Cuando la pareja se casó en 1968 Sonia se convirtió en la primera dama del país, porque su suegra, la reina Marta de Suecia había fallecido.

Sonia se hizo querer desde el primer momento. Activa y ocupada, asumió numerosas funciones y ensombreció la labor de su marido.

Imagen el la que aparece la princesa Sonia entre su suegro, el rey Olaf V y su marido, el príncipe heredero Harald de Noruega.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 25
Viaje a los fiordos

En 1971 fue madre de la princesa Marta Luisa y en 1973 del príncipe Haakon. La sucesión estaba asegurada.

En la imagen aparece el matrimonio con vestimenta típica durante un viaje oficial recorriendo los fiordos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 25
Bautizo de su primogénita

Bautizo en 1970 de la princesa Marta Luisa de Noruega, que descansa en brazos de su madre. La princesa Sonia está escoltada por su suegro y su marido.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 25
Tras nacer Hakoon se cambió la constitución Noruega

Foto oficial del príncipe Haakon, nacido en 1973. Tres años menor que su hermana Marta Luisa, después de su nacimiento se cambió la Constitución para que en el futuro pudieran reinar las mujeres.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 25
Una familia muy unida

La pareja real con sus hijos Haakon y Marta Luisa, en su casa de Skaugun, residencia oficial de los herederos en Noruega.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 25
Amante del deporte

El príncipe practicaba el esquí, caza y pesca, pero sobre todo, la vela, deporte en el que destacó. Participó en los JJ.OO. de 1964, 1968 y 1972 y se alzó la Copa de Oro en 1968 y el Kielen regata en 1972.

No heredó el carisma ni el don de gentes de su padre. De hecho era tan apocado y tan tímido que en su país se le conocía como el príncipe triste.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 25
En los 90 la monarquía hizo aguas

La luna de miel entre los noruegos y su monarquía comenzó a hacer aguas a finales de los años 90 del siglo pasado. El rey, por su carácter tímido nunca gozó de grandes simpatías y a la reina Sonia le comenzaron a fiscalizar los gastos.

La situación se complicó con el noviazgo del príncipe Haakon con Mette-Marit, una madre soltera de pasado salvaje reconocido por ella misma. Harald, sin embargo apoyó desde el primer momento a su hijo y heredero, pues él había vivido la misma situación.

Harald con traje típico de su país durante un viaje oficial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 25
Participó en los Juegos Olímpicos

El príncipe Harald, con apareos de pesca camina junto a sus compañeros del equipo de vela, que participó en los Juegos Olímpicos de 1964.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 25
Noruega perteneció a la corona de Suecia

En una entrevista concedida al periódico Verdens Gang, el rey manifestó que apoyaba completamente a la que iba a ser su nuera y que las declaraciones de la joven reconociendo los errores de su anterior vida habían aumentado el respeto que sentía por ella.

De izquierda a derecha: Mette-Marit, el príncipe Enrique, la reina Margarita de Dinamarca, Sonia y Harald de Noruega, Carlos Gustavo y Silvia de Suecia y el príncipe Haakon. Noruega perteneció a la corona danesa durante cuatro siglo. A mediados de 1814 pasó a depender de Suecia y obtuvo la independencia en 1905.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 25
Tras un referéndum los noruegos eligieron la monarquia

Harald y Sonia. Noruega voto en referéndum el régimen político que deseaba decantándose por la monarquía. Los reyes han vivido rodeados del cariño de su pueblo hasta finales de los años 90 del siglo pasado, cuando se empezaron a cuestionar los gastos que ocasionaba la corona. La más criticada ha sido la reina Sonia.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 25
Foto familiar en el balcón del Castillo de Oslo

Haakon le hizo abuelo de Ingrid Alexandra y Sverre Magnus, aunque habría que añadir a Marius, el hijo de soltera de Mette-Marit que fue aceptado desde el principio por Harald como un nieto más.

Harald, Sonia, Haakon y Mette-Marit saludan desde el castillo de Oslo. Delante de ellos los hijos de los herederos, Ingrid Alejandra y Sverre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 25
Boda de Marta Luisa

El monarca no fue tan comprensivo con la elección de pareja de su hija Marta Luisa como lo fue con su hijo Haakon. Marta se casó con el escritor Ari Benh ''El compromiso matrimonial no le autoriza a tomar parte en actividades relacionas con la monarquía'', se apresuró a declarar. Además, en 2002 apeó a la princesa del tratamiento de alteza real, se le excluyó de la agenda oficial y le retiró la asignación que venía percibiendo por tal motivo.

El rey Harald en la boda de su primogénita, la princesa Marta Luisa, a quien ha retirado el título de Alteza Real, tras contraer matrimonio con el escritor Ari Behn.

La princesa Marta Luisa le dio otras tres nietas, Maud, Leah Isadora y Emma Tallulah.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
18 de 25
Paseo de sus hijos Hakoon y Marta Luisa

El  príncipe Haakon, con su hermana Marta Luisa y su cuñado Ari Behn.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
19 de 25
Harald y su línea sucesoria

El presente y el futuro: Harald y Haakon llevan de la mano a la princesa Ingrid Alejandra, segunda en la línea de sucesión, gracias al cambió constitucional de 1973, que igualaba el derecho de la mujer al varón en la línea de sucesión a la corona.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
20 de 25
Recepción con doña Sofía y don Juan Carlos

El rey Harald da el brazo a la reina Sofía, en el castillo real de Oslo. Los monarcas noruegos ofrecieron una cena de gala a sus homónimos españoles, en la visita oficial que estos realizaron al país de los fiordos en 2006.

En 1959 se habló del posible compromiso matrimonial de la entonces princesa Sofía de Grecia con el príncipe Harald de Noruega. Esta noticia propició que Sonia Haraldsen la actual esposa del monarca noruega se intentara suicidar.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
21 de 25
Dos entusiastas de la vela

Los reyes Juan Carlos de España y Harald de Noruega durante una visita a una fábrica de cristal, en el país nórdico. Ambos monarcas han sido entusiastas de la vela, deporte que han practicado hasta que la edad les ha impedido competir.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
22 de 25
Presente y futuro de la monarquía Noruega

Los actuales reyes con los futuros monarcas. Harald ha declarado que siente un cariño especial por su nuera Mette-Marit, a quien considera una mujer muy valiente por haber reconocido su "pasado salvaje", ante las cámaras de televisión con motivo de su compromiso con el príncipe Haakon.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
23 de 25
Foto de familia

Los reyes Harald y Sonia, los príncipes Haakon y Mette-Marit, los hijos de la pareja principesca Ingrid Alejandra y Sverre, además de Marius, el retoño que Mette-Marit tuvo de soltera y que ha sido aceptado como un miembro más de la familia real.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
24 de 25
Harald ha sufrido cáncer

La salud del rey comenzó a declinar en diciembre de 2003, cuando se le detectó un cáncer de vejiga, del que fue operado con éxito.

En abril de 2005 sufrió una operación de corazón. Se le implantó un marcapasos y una válvula. En junio de ese mismo año tuvo que volver a ser ingresado en el Rikshospital de Oslo para retirarle el líquido que se le había acumulado en torno al corazón. En los últimos años la salud del rey fue empeorando. Cabeza de la iglesia de las fuerzas armadas, su deseo es que su heredero siga su política, en el sentido de que ''Noruega siga siendo un país mediador de la paz''.

El cansancio y deterioro del rey Harald queda patente en esta imagen tomada en 2014.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
25 de 25
Navergar, una de sus grandes pasiones

Harald en su barco. Navegar ha sido su gran pasión, deporte al que se ha dedicado en cuerpo y alma y donde ha ganado importantes competiciones internacionales.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo