Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Íker Casillas, todo un padrazo con los pequeños Martín y Lucas

El portero del Oporto vive por y para el fútbol y no duda en inculcarles esta pasión a sus hijos, fruto de su unión con Sara Carbonero, con los que ha querido disfrutar de un Día del Padre muy especial.

Además de buen portero, Íker Casillas es todo un padrazo con los pequeños Martín y Lucas. El portero del Oporto F.C. vive por y para el fútbol, una pasión que también quiere inculcar a sus dos pequeños fruto de su unión con Sara Carbonero, que recientemente acaba de cumplir años. Por eso no pierde la oportunidad de llevárselos a un entrenamiento o, incluso, a un partido de la liga portuguesa. De hecho, este fin de semana los jugadores del Oporto quisieron celebrar por adelantando el Día del Padre con sus aficionados y saltaron al terreno de juego, minutos antes de su choque contra el Boavista, con sus respectivos retoños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Gtres

Y ahí estaba Íker con Martín y Lucas, de cuatro y un año. Los pequeños iban ataviados con el uniforme del Oporto F.C. y luciendo el 1 en la espalda, igual que su famoso papá. El de Móstoles estuvo muy pendiente de ellos durante los minutos que los niños estuvieron en el césped. Y es que a falta de mamá Sara, que debía de estar contemplando tan entrañable estampa en algún lugar de la grada del Estadio do Dragão, papá Íker derrochó mimos y atenciones a los niños de sus ojos.

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo