Lucía Rivera: ''Creo que sería mejor llamarme solo Lucía''

La hija de Cayetano Rivera y Blanca Romero tiene pensado quitarse los apellidos de sus padres de cara a su presencia en redes sociales. Con la intención de probar suerte como 'youtuber', la joven piensa que el nombre completo es demasiado largo y ha tomado esta drástica decisión.

Lucía Rivera, hija de Cayetano Rivera y Blanca Romero, quiere quitarse los apellidos de sus padres.
Gtres

En poco más de un año, la hija del torero Cayetano Rivera y la actriz Blanca Romero se ha convertido en un personaje destacado de la prensa del corazón. A sus 19 años, Lucía Rivera comienza a despuntar con fuerza en su faceta como modelo y triunfa a través de las redes sociales, atesorando más de 69.000 seguidores en su cuenta de Instagram. Mientras cada vez más marcas de prestigios solicitan sus servicios, la joven ha decidido tomar una drástica decisión para alejarse de la etiqueta de ‘hija de’, al menos, de cara a su presencia virtual en Internet: quiere prescindir de sus apellidos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Hace un par de semanas, la modelo aterrizaba en Ibiza para acudir a la presentación de un coche del que ha sido nombrada embajadora, lugar que aprovechó para anunciar que quiere hacer desaparecer sus dos apellidos. “Me quiero quitar los apellidos porque con ellos mi nombre es muy largo”, explicaba Lucía antes de aclarar que era una decisión que solo afectaría a sus redes sociales.

“Ni Rivera ni Romero, quiero hacerme ‘youtuber’ y creo que el nombre completo es demasiado largo. Creo que sería mejor llamarme solo Lucía”, explicó la joven en unas declaraciones que ha recogido el portal Look. Una decisión de lo más acertada si lo que quiere es labrarse un nombre dentro del mundo de la imagen alejada de la larga sombra de sus conocidos progenitores, pero ¿cómo sentará a Blanca y Cayetano la noticia?

Gtres

En la presentación del nuevo Citroën E-Mehari, la joven también comentó que mantiene una relación muy cercana con su madre, quien le da consejos a la hora de subirse a una pasarela, y que, por desgracia, a su padre no lo ve tanto como le gustaría. "Mi padre sabe que es un trabajo en el que estoy expuesta, viajar, seguir una dieta... que en otra carrera es distinto. Mi padre es quién peor lo pasa y también mi abuela. Mi padre es más protector, es un mundo que conoce, pero que no está dentro de él", afirmó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tanto ajetreo está afectando, incluso, a su vida personal, y ahora que el pequeño Cayetano ha nacido, asegura que "no le veo mucho, debería verlo más. Mi padre está toreando y yo con mucho trabajo y no tenemos mucho tiempo. No nos vemos lo que a mí me gustaría".

Publicidad - Sigue leyendo debajo