"Ojalá Jorge Valdano tuviera discípulos en el fútbol de la elegancia", por Ángel Antonio Herrera

El 4 de octubre, Jorge Valdano cumple 63 años y, para celebrarlo, Ángel Antonio Herrera hace un recorrido por su trayectoria vital y le dedica un emotivo discurso

Jorge Valdano es famoso porque ha dado la vuelta al mundo del fútbol, desde el oficio de entrenador o mánager, hasta el empleo de futbolista. Desde hace años, ejerce con elocuencia de poeta entre peloteros, cumpliendo de estilista a contracorriente, ahí donde sólo hay charlatanes del gol y chicos que no han leído mucho más que los propios tatuajes tribales y acaso los del rival, cuando se quita la camiseta sudada.
Ahora, nuestro ilustrado, nuestro deportista, cumple 63 años, el 4 de octubre.
Valdano suda siempre la camiseta del hablar bien y paladeado, pero no se le nota el sudor de la camiseta, porque él es de camisa pulcra de marca y sólo galopa por el diccionario, sin moverse del sitio. Estamos hablando de un elegante, que practica la lentitud como lámina, y ni siquiera se sobresalta cuando hace un regate imposible Leo Messi. Los elegantes no se dan en el fútbol, pero a veces sí, y ahí esta él, que alterna la sabiduría de balón con la alegría de diccionario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Jorge Valdano y Estefanía Luyk, en una foto de archivo, con los Bombines de San Isidro
Guillermo Jiménez / HEARST

Ha creado una escuela que sólo le tiene a él por claro discípulo. Su magisterio de elegante no es adornar de bufanda el sobrio traje de tío alto, si no lucir la alhaja exacta del adjetivo, que nunca se ve, pero se nota siempre. En épocas remotas, le reinventaron como pareja de alguna reina de las portadas, y aquel infundio nos sirvió para entreverle como pareja imaginaria, de cualquier maravillosa, madura o no, de las portadas de famosas. Quiero decir que Valdano mola, y es un dandi. Se le nota mucho hasta cuando se calla. Sobre todo, si se calla. En Marta, su mujer, conoció un amor para toda la vida. Tienen dos hijos, Jorge y Naiara. Consiguió una Copa del Mundo, como jugador, en el mismo equipo de Diego Armando Maradona, y en el Real Madrid ha ganado la Liga como futbolista y como entrenador. Acaso es el mejor tertuliano de España, sólo que a él le gusta ir a los foros del fútbol.

Peter Robinson - EMPICS

La rosa

La elegancia de Jorge Valdano empieza por leer a Borges en los vestuarios y acaba por citar a Baudelaire para adornar a Raúl, por ejemplo: “No se puede ser sublime sin interrupción”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
C6

El látigo

Le pone a su discurso atinado un empaque de buen traje azul oscuro, más la bufanda de cachemir, antes como adorno que como abrigo.

Ángel Antonio Herrera, periodista y escritor

Publicidad - Sigue leyendo debajo