Isabel Gemio presenta su libro 'Mi hijo, mi maestro'

La periodista ha presentado en Madrid el libro en el que narra cómo ha sido su vida y la de sus hijos, Gustavo y Diego, desde que al mayor le diagnosticaron distrofia muscular a los 23 meses. Acompañada por ellos y rodeada de amigos, Isabel se ha emocionado al hablar de todo lo que ha luchado por su hijo Gustavo.

ISABEL GEMIO PRESENTA SU LIBRO 'MI HIJO, MI MAESTRO  EN MADRID
GJB

Isabel Gemio cuenta, por primera vez, la historia de amor y dolor que ha vivido al lado de su hijo Gustavo. La presentadora ha publicado 'Mi hijo, mi maestro', un libro en el que narra cómo es su vida al lado de su hijo mayor, que cumple 22 años el próximo 30 de octubre, que padece distrofia muscular de Duchenne. En esta obra, la periodista ofrece un testimonio desgarrador y emocionante de cómo vivió el diagnóstico de Gustavo y cuenta cómo es su vida cotidiana al lado de un chico que, a pesar de estar condenado a una 'quietud de hierro', no pierde la paciencia ni se revela contra el mundo. Isabel no está sola en su relato. En este libro, que se concibe como el homenaje de una madre valiente a un hijo enfermo, también hay voces de otras madres con historias similares y especialistas que ayudan a entender la realidad de los niños que sufren esta enfermedad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Este martes, la periodista ha presentado su libro en el salón de actos de la Biblioteca Nacional. Con él no solo quiere ayudar a su hijo sino al resto de personas que padecen enfermedades poco frecuentes y raras, para así darles visibilidad. Por ello, parte de los beneficios de le venta del libro irán destinados a su fundación para la investigación de enfermedades neuromusculares, distrofias musculares y otras enfermedades raras. Además de contar con el apoyo de sus dos hijos, Gustavo y Diego, también ha contado con la presencia de colegas de profesión como Nieves Herrero y Ana Pastor.

GJB

Isabel cuenta que recibir la noticia de la enfermedad de su hijo cuando apenas tenía 23 meses fue el mayor golpe de su vida: "Dos palabras cambiaron mi vida para siempre: distrofia muscular. Mi hijo tenía una enfermedad rara e incurable. Y mi fama, dinero o contactos no servían absolutamente para nada. Pero la vida seguía y debía esforzarme por vivirla de la mejor forma posible. Gustavo se lo merecía".

GJB
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para ella, Gustavo es "mi héroe, el héroe más real y valiente que conozco". Y confiesa que "su heroicidad es continua las veinticuatro horas del día, sin un receso, sin una tregua. Es la resistencia más pertinaz que existe frente a una grave enfermedad, sabiendo que no hay salida posible, solo la ciencia le da esperanza". Estas sentidas palabras han emocionado a su hijo mayor, que ha soltado alguna lágrima.

GJB
Publicidad - Sigue leyendo debajo