Gustavo González rompe su silencio sobre su detención

El colaborador de 'Sálvame' ha explicado por primera vez cómo fue su detención y cuáles son los delitos de los que se le acusan. El paparazzi no tiene miedo aunque por el momento tiene que esperar ya que el caso se encuentra en fase de instrucción.

Gustavo González sálvame delito
Telecinco

Gustavo González fue detenido el pasado 3 de octubre por la Policía Nacional cuando se encontraba en la Cerdaña con su novia, María Lapiedra. Esta detención se debe a la supuesta implicación del paparazzi en una investigación de asuntos internos. El caso, por el que también tuvo que declarar María el pasado 18 de octubre, se encuentra en fase de instrucción. Esta presunta implicación en una trama en la que un policía le filtraba información de famosos le hizo pasar a Gustavo un viaje que jamás olvidará. El colaborador de 'Sálvame' fue trasladado desde Girona hasta Madrid en un vehículo de la Policía. "No hubo ni grilletes ni manos en alto. Hasta Madrid guardé la calma y estuve hablando con los agentes hasta de fútbol", explica. Este momento fue muy tenso y tuvo que ser él quien calmase a su pareja porque "se puso nerviosa".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tal y como ha contado, es una situación difícil pero "no tengo que demostrar mi inocencia, ellos tienen que demostrar mi culpabilidad". Pero, ¿de qué se le acusa? La Policía considera que existe un delito de revelación de secretos y también de cohecho. Este último ya ha sido retirado, como ha explicado Gustavo. Y añade que sí existe una relación de amistad con el policía pero que jamás ha pagado por información.

Telecinco

No tiene miedo porque sabe que "no he cometido ningún hecho ilícito". Por el momento, no puede desvelar muchos datos pero tiene la conciencia tranquila ya que le "ampara el derecho a informar siempre que sea noticia veraz y contrastada".

Gustavo cuenta que sí acudieron a su casa en dos ocasiones para realizar registros, llevándose "el material que consideraban que podía ser constitutivo de delito". Un botín que considera "ridículo", y del que no quiere hablar más para proteger a su exmujer.

Telecinco

Ha querido dejar claro que en ningún momento ha espiado a sus compañeros: "Mi trabajo no es espiar famosos, es dar noticias". También matiza que respeta profundamente la investigación que se está llevando a cabo, aunque eso no le impedirá en un futuro pedir explicaciones.

Añade que no se lo toma a broma porque es algo grave. Confía plenamente en su inocencia pero es consciente de que "si he cometido un delito, lo asumiré".

Publicidad - Sigue leyendo debajo