Aplazan el juicio contra Lucía Bosé por ausencia de Miguel Bosé

La madre del cantante ha obtenido una nueva fecha para su juicio después de que su hijo no acudiera a declarar. Es acusada por una apropiación indebida de un cuadro de Picasso.

Lucia Bose juicio
Gtres

Miguel Bosé no atraviesa su mejor momento. Después de hacerse pública su separación tras una relación de más de 30 años, el cantante sufre el proceso judicial de su madre, Lucía Bosé, quien hoy ha acudido a sede judicial para la primera sesión de su proceso por apropiación indebida. Aunque la actriz italiana se ha sentado en el banquillo a declarar, la ausencia del cantante ha obligado al juzgado a aplazar la sesión de la vista oral pues su hijo iba a ejercer de testigo.

La actriz es acusada de apropiación indebida al vender en una subasta un dibujo de Picasso que, presuntamente, no era de su propiedad sino de una empleada de su casa. Lucía Bosé vendió el artículo por 198.607 euros, cantidad por la cual la Fiscalía la pide dos años de cárcel y una multa de 20€ diarios durante ocho meses.

Gtres

La relación entre Lucía Bosé y Pablo Ruíz Picasso, amante de los toros, fue muy cercana por lo que la actriz posee una gran colección de obras del artista malagueño en su poder, entre las que podría no estar dicho dibujo. Según la Fiscalía, la obra pertenecía a Remedios, una empleada del hogar en la casa de los Bosé donde trabajó durante 50 años hasta que falleció en 1999. La mujer contaba con todas sus pertenencias en casa de la italiana, incluida presuntamente la obra subastada en 2008. Lo que podría ser clave en el juicio es la dedicatoria del propio Picasso en el dibujo. En la parte posterior está escrita la frase "para Reme" acompañado de la fecha 16-2-63.

Todo ello se dirimirá en un juicio en el que la actriz deberá probar que el cuadro le pertenecía en el momento de la subasta y al que Miguel Bosé debe acudir como testigo. Su ausencia en esta primera sesión ha obligado al juzgado a aplazar la vista oral que comenzaba a ser tensa. Según los testigos, uno de los sobrinos de Remedios que testifica en favor de Lucía ha gritado a sus propias hermanas. Estas hablan de otros dos cuadros de Picasso de su tía que podrían haber corrido la misma suerte. El juicio tiene ahora una nueva fecha en la que se dirimirá quién lleva la razón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo