Eugenia Martínez de Irujo: "La unión de Jesús Aguirre con mi madre fue nefasta para nosotros"

La duquesa de Montoro viajó al Atlántico Norte para protagonizar la última entrega de 'Planeta Calleja'. Jesús Calleja consiguió que Eugenia abriera 'el melón' de su infancia y hablara de los malos momentos que le hizo pasar Jesús Aguirre, segundo marido de la duquesa de Alba.

Eugenia Martínez de Irujo se confiesa con Jesús Calleja en 'Planeta Calleja'
Cuatro

Eugenia Martínez de Irujo se sincera con Jesús Calleja. La duquesa de Montoro, que acaba de cumplir 50 años, y el presentador viajaron hasta el Atlántico Norte para vivir una auténtica aventura. Allí, la hija de la duquesa de Alba abrió su corazón al aventurero y le confesó el infierno que vivió junto a Jesús Aguirre, el que fuera segundo marido de su madre. "Yo dormía siempre con ella, estaba siempre con ella hasta que se enamoró de este individuo algo que fue pésimo para nosotros. Todo cambió cuando se casó con él, con Jesús Aguirre. Para mí ha sido un personaje muy culto, muy preparado, jesuita, cultísimo, todo lo que tú quieras pero cero humano, muy malo. A mí me dijo unas cosas con 11 años que se me quedaron grabadas y todavía las tengo" dijo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuatro

Jesús quiso saber qué pasó en su infancia y Eugenia, aunque algo reticente, se lo contó. "Voy a abrir un melón.. Pues me llamó a su despacho y primero me dijo que si vivíamos en casa era todo gracias a él. Como empezó tan desagradable, yo tenía 11 años y me puse a llorar, se me caían las lágrimas.. Me dijo que entendía que estaba llorando porque mi madre estaba mala de corazón, que jamás ha tenido nada de corazón, y que le quedaba muy poco de vida y que cuando le pasara algo que tuviera en mi conciencia que la culpa era mía y todo delante de su secretaría y del administrador de la casa. Y eso lo tendré clavado aquí toda mi vida. Para mí ha sido una persona, pero no solo para mí, para el resto de mis hermanos, nefasta para nosotros. Todo el mundo le tiene a este hombre como en los altares pero mira me quedo muy bien sacando lo que ha sido en realidad" confesó.

Cuatro

"Fue horrible y duró 25 años. Me enfrenté a él muchas veces pero mi madre siempre le defendió y siempre quiso que le viéramos de otra manera que era imposible verle. Cuando murió, no sé si habrás visto imágenes, ella salió, llorando, diciendo que había sido el hombre y el amor de su vida. Fue algo que yo nunca entendí" añadió aunque quiso aclarar que no había tenido una infancia triste y que había tenido mucha suerte en la vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuatro

Eugenia se emocionó recordando a su madre, Cayetana de Alba, aunque reconoció que, en su infancia, escaseó el cariño. "Mi madre tuvo una educación muy dura, con falta de cariño, encima sin madre. Y luego nos educó igual porque es lo que tú sabes, no sabes reaccionar de otra manera. Hoy en día mi trato con mi hija es completamente diferente, yo la puedo achuchar, decirle a mi hija 1500 veces te quiero. En mi época, para nada. Mi madre nos ha querido mucho, por supuesto, y no nos ha faltado de nada pero luego lo que era una comprensión, cariño, escaseaba mucho. Luego, ya al final, ya veía el trato con mi hija y era mucho más cariñosa" afirmó.

Cuatro

La cercanía que su madre le negaba la encontró Eugenia, que confiesa que de pequeña era un poco rebelde, en su nanny, Margarita, de la que habla maravillas. "Mi madre era anti normas para ella pero no para los demás. También hacíamos mucha vida con la nanny, con la persona que nos crió, Margarita, que era una segunda madre. Era súper buena, me acuerdo mucho de ella. Justo se murió un año después de mamá, en octubre del año siguiente. Luego ella tenía una niña con síndrome de Down que para mí es como mi hermana. Ella vive ahora con mi hermano Cayetano, él es su tutor. La adoramos. Me crié con ella, siempre dormíamos juntas" contó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuatro

La duquesa de Montoro sufrió mucho la pérdida de su madre. "Estuve 8 meses muy mal, me quedé en 37 kilos ... A mí me consuela mucho pensar que está cerca. Lo que más echo de menos es su personalidad porque tenía unos golpes geniales. Me reía con ella. Con la edad, cuanto más mayor eres, te conviertes un poco en niños y tienes que cuidarles tú a ellos" explicó y tuvo buenas palabras para Alfonso Díez, el último esposo de su madre. "Es educado y cariñoso. Claro que al principio nos resultó extraño hasta que lo conocimos. Cuidó e hizo feliz a mi madre" contó.

Cuatro

Eugenia consiguió superar su miedo a las alturas e hizo rápel sin pensar en su vértigo. "Nunca en mi vida habría pensado que podría hacer esto. Es una maravilla, mira para abajo. Qué bonito. Lo más que he hecho en mi vida" dijo y Jesús Calleja, encantado con su invitada, confesó que llevaba cinco años detrás de ella para que hiciera un 'Planeta Calleja' ante las risas de la duquesa de Montoro.

Cuatro


Publicidad - Sigue leyendo debajo