Eugenia Martínez de Irujo y Narcís Rebollo, derroche de amor en Sevilla

Después de celebrar su primer aniversario de bodas, Eugenia y Narcís han puesto rumbo a la capital hispalense para disfrutar del puente de diciembre.

EUGENIA MARTINEZ DE IRUJO Y NARCIS REBOLLO LLEGANDO A SEVILLA
Gtres

El largo puente de la Constitución ha motivado que muchos de nuestros famosos hayan hecho las maletas y se hayan marchado de vacaciones. Entre ellos se encuentra Eugenia Martínez de Irujo, que ha elegido Sevilla como destino turístico para pasar estos primeros días de diciembre. Llegaba a la estación de Santa Justa, de la capital hispalense, en la tarde del miércoles 5 de diciembre, acompañada por su marido, Narcís Rebollo, con quien atraviesa uno de los mejores momentos de su vida después de celebrar su primer aniversario de bodas. Fue el pasado 17 de noviembre cuando la pareja decidió, sin pensarlo, poner el broche de oro a su relación, y todo sigue como el primer día. El empresario musical se deshizo en cariños con la duquesa de Montoro, a la que besó cariñosamente en la mejilla, mientras la abrazaba a la salida del tren.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

La pareja está viviendo una auténtica segunda juventud y lo demostraron entre arrumacos constantes sin importarles quién estuviera mirando, ¡qué derroche de amor! Se deshicieron en arrumacos.

Él parece estar totalmente entregado a su chica, a la que hace unos días también le organizó una gran fiesta sorpresa por su 50 cumpleaños. Y gracias a él, la Duquesa disfruta de uno de los momentos más felices de su vida, pues ha encontrado en Rebollo el amor y la persona que la apoya y que permanece a su lado. Sobre todo ahora que la polémica azota a la aristócrata.

Gtres

Eugenia ha levantado una enorme polémica en estos días por las declaraciones que realizó en el programa de Jesús Calleja sobre Jesús Aguirre, el que fuera segundo esposo de su madre. Por primera vez, habló de lo mucho que sufrió y esto le llevó a decir: "Todo cambió cuando se casó con él, con Jesús Aguirre. Para mí ha sido un personaje muy culto, muy preparado, jesuita, cultísimo, todo lo que tú quieras pero cero humano, muy malo. A mí me dijo unas cosas con 11 años que se me quedaron grabadas y todavía las tengo". Afortunadamente, aquello ya es pasado y ahora afronta el futuro junto a su marido, con el que va a disfrutar de unos días de descanso en su querida Sevilla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo