Marisa Jara viaja a Dubái para recargar pilas

Después de someterse a una complicada operación en la que le extirparon un tumor en el estómago, la sevillana se regaló una escapada para recargar pilas.

Marisa Jara en Dubái
Agencias

Dos meses después de someterse a una complicada operación para extirparle un tumor, Marisa Jara decidió regalarse un viaje de ensueño. La sevillana eligió Dubái como destino, una ciudad donde pudo recargar pilas con un tiempazo que le permitió disfrutar hasta de unos baños en la playa. La modelo se tomó el viaje con mucha calma, aunque tampoco se quiso perder ninguna experiencia: se escapó de excursión al desierto, visitó los famosos zocos para realizar algunas compras navideñas y cogió una embarcación para recorrer Dubai Creek, la ría natural que une Deira y Bur, los barrios más antiguos de la ciudad.

Agencia

Durante su estancia, lució ropa veraniega y no se separó de su móvil. La sevillana parecía querer inmortalizar cada segundo de este viaje que tuvo bastante de terapéutico.

Agencias

Hay que recordar que los últimos meses de Marisa han sido muy difíciles. Llevaba años con muchísimas ganas de convertirse en madre y durante el proceso para conseguirlo, en una de sus revisiones ginecológicas, le descubrieron un tumor en el estómago.

Agencias

Siempre positiva

El pasado 8 de octubre tuvo que ser operada de urgencia, una larga intervención en la que le quitaron parte del colon y del intestino. “No dejes que nada te desanime porque hasta una patada en el culo te empuja hacia delante”, escribió en su Instagram después de recibir el alta.

Agencias

A Marisa le ha quedado una cicatriz en el abdomen, pero es algo que no le preocupa en absoluto. “La cornada de la tripilla es lo de menos”, confesó.

De hecho, durante su viaje a Dubái, Marisa no tuvo ningún reparo en mostrarla. Enfundada en un favorecedor biquini rojo y negro, la modelo “curvy” se aplicó protector solar y dio un largo paseo por la orilla de la playa.

Agencias

Tarde compras

La sevillana aprovechó su viaje para recorrer los preciosos zocos de la ciudad. Seguro que hizo compras de cara a Navidad.

Agencias

Primera revisión

Después del viaje, Marisa acudió al hospital para someterse a un TAC. “Entrando en mi nave espacial. Primera revisión, vamos a ver cómo están mis órganos. Ya os iré contando”, escribió junto a esta foto.

Pendientes de éxito

Seguro que este viaje le ha servido para resetearse. Lo cierto es que antes de partir de viaje, la sevillana ya había vuelto al trabajo y pudimos verla en el desfile organizado por su gran amigo, el diseñador Toni Fernández. Marisa tiene una exitosa línea de complementos, Jade Jara. Sus pendientes, con clara inspiración andaluza, ya han seducido a Paula Echevarría, Cristina Pedroche o Anabel Pantoja entre otras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo